Cómo conseguir la libertad financiera

303

La crisis puede aprovecharse para  emprender un gran cambio a nivel económico y profesional, diciendo adiós a viejos y saturados modelos de negocio para dar paso a nuevos paradigmas económicos y laborales acorde con la realidad en la que vivimos.

Fran Barbero explica que estamos en plena era de la comunicación y del conocimiento y que la globalización ya es una realidad.  Y se pregunta ¿qué opciones laborales quedan ante esta situación?

1. Competir por un “McJob”, puestos de trabajo que por circunstancias no pueden ser exportados. Esta opción obliga al pluriempleo con jornadas de 12 horas para que con un poco de suerte llegar a ser un agotado mileurista.

2. Competir por un empleo público. La realidad de estos empleos es cada vez más inestable y más difícil su acceso. Eso sin contar con la posibilidad de la privatización de estos empleos como medida para recortar el gasto público… Lo que los convertiría en McJobs.

Pretenden seleccionar a 50 personas para enseñarles a reinventarse y poder conseguir la libertad financiera 3. Autoempleo, creación de pymes y micro-pymes. Cada vez son más personas que presionadas por la situación deciden sacar su vena emprendedora y crear su propia empresa. Para ello realizan una fuerte inversión y una vez puesta en marcha solo queda enfrentarse al tsunami de impuestos, pagos, impagos, y un sin fin de obstáculos burocráticos para, al final de un estresante mes de lucha, ser un mileurista con un alto riesgo de infarto.

4. Emigrar a China, India o Japón. Allí encontrarás trabajo de “lo tuyo”, eso si, antes tendrás que lidiar con los tramites pertinentes para poder hacerlo como extranjero y competir con la superpoblación, y adaptarte a los sueldos de allí, para trabajar en una empresa de aquí…

5. Ser un Profesional Libre. Este concepto suele confundirse con el autoempleo o freelance, pero va mucho más allá. Un profesional libre es aquella persona que ha sabido adaptarse a la realidad actual y tiene como único objetivo alcanzar la libertad financiera, buscar modelos de negocio que una vez puestos en marcha funcione en piloto automático generando ingresos pasivos y dejándole suficiente tiempo libre para disfrutar de la vida e idear nuevos modelos de negocio similares.

El Profesional Libre es la evolución del antiguo “inversionista”, que se dedicaba a comprar activos, pero para ello requería de sumas importantes de dinero para poder comprar o invertir.

El Profesional Libre de hoy lo tiene mucho más fácil gracias a la globalización, internet, las nuevas tecnologías y el hecho de estar viviendo la era de la información y el conocimiento. Todo ello le permite acceder a un sin fin de oportunidades para crear modelos de negocio rentables y que además requieren de inversiones mínimas.

La globalización ha llegado para quedarse
Oriente ha adoptado en su seno nuestra herencia de la arcaica era industrial de la que prácticamente y hasta hace muy poco hemos estado basando toda nuestra economía. Ellos están en pleno desarrollo industrial y además tecnológico por lo que esta realidad está siendo un gran paso evolutivo en su economía de cara a un futuro muy próximo.

En cambio en occidente nos toca reciclarnos, estamos comenzando a adaptar nuestros modelos económicos al tratamiento y comercialización de información y conocimiento aplicado. Y los primeros en nutrirse de estos nuevos modelos de negocio son los Profesionales Libres, que no necesitan pertenecer a ninguna organización para facturar al año más que una empresa de 50 empleados. En libros como The World is Flat o The Long Tail explica detalladamente esta realidad.

Aunque no verás a un/a Profesional Libre trabajando para organizaciones o empresas, si que es muy común ver alianzas estratégicas entre varios para formar equipo y crear modelos de negocio más activos y altamente rentables, que una vez puestos en marcha funcionan en piloto automático.

Acceder a la riqueza es fácil si se sabe cómo.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Estudios/Informes/Datos  en nuestra ZONA INFORMACIÓN?  

Artículo anteriorAna Patricia Botín planifica el crecimiento de Santander UK
Artículo siguienteMujeres líderes en Organizaciones Cambiantes