Cómo alcanzar el éxito en un ambiente de trabajo dominado por hombres

373

Normal 0 false false false EN-US X-NONE X-NONE

Susan Tose Spencer es la primera y única mujer gerente general de un equipo de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL). En su nuevo libro,"Artículos básicos en su cartera: descubra sus 12 aptitudes naturales para alcanzar el éxito en un ambiente de trabajo dominado por hombres", ella ofrece consejos para aquellas mujeres que desean tener éxito en industrias dominadas por la presencia masculina. Emprendedores News conversó con ella sobre éste y otros temas vinculados al éxito de las mujeres ejecutivas.

Usted ha sido la única mujer que ha dirigido un equipo de la NFL. ¿Cree que eso está cambiando?

No, a menos que haya padres por ahí que eduquen a sus hijas para que sean mujeres de negocios dispuestas a recibir todo tipo de críticas. Porque las críticas son muy duras todavía. Si uno no se conoce muy bien, es mejor no esté en un sitio así, de lo contrario tendrá que enfrentarse a momentos muy malos.

¿Qué están haciendo las mujeres? Están trabajando de forma diligente y espectacular. Reciben hasta menciones honrosas por eso, pero tal honra de nada les sirve. A menos que estén en el mismo nivel.

¿Cree que las mujeres están todavía discriminadas en el trabajo al ser relegadas en las promociones y penalizadas por pedir un periodo de excedencia para criar los hijos y demás?

Desafortunadamente, sí. No en todas las empresas y sectores industriales: sin embargo, en general, prevalece aún el estereotipo de lo que es una mujer en el ámbito de los negocios: sus habilidades, ingenios, sus deficiencias. El término "liderazgo" nunca sale a relucir cuando se habla de la mujer. Para mí, ese es uno de los mayores problemas. ¿Por qué los hombres creen que las mujeres no pueden ser líderes? Ellas pueden.

Cuando los hombres conversan conmigo sobre las habilidades femeninas, siempre dicen: "Usted cuenta con unas cualidades muy diferenciadas". Entonces yo digo: "¿Diferenciadas? ¿Qué significa eso?" ¿Y sabe lo que me dicen? "Bien, las mujeres son multifuncionales. Ellas consiguen dar pecho al bebé, hacer la cena y hablar por teléfono todo al mismo tiempo". Eso hace que me hierva la sangre, porque es un pésimo ejemplo. Es el típico comentario estereotipado de un hombre de negocios que quiere humillar a la mujer. No puedo estar de acuerdo con eso. Les devuelvo inmediatamente con la misma moneda: "Lo encuentro inaceptable. Ese estereotipo está equivocado. Sí, las mujeres consiguen hacer más de una cosa al mismo tiempo, pero no necesariamente dar pecho al bebé, hacer la cena y limpiar la casa. Hay otras cosas que podemos hacer".

En su opinión, ¿cuáles serían las industrias dominadas por los hombres en que las mujeres tendrían más dificultad de entrar hoy en día y por qué?

Interesante su pregunta. Anoche, en un seminario que presenté, Arthur Miller, respetado historiador y abogado en el área jurídica, dijo que hoy el segmento jurídico está muy nivelado entre hombres y mujeres. Como soy el tipo de personas inquietas, repliqué: "Estoy en desacuerdo con usted".

"¿Pues cómo?", dijo. "¿No coincide con mi punto de vista? Tuve una compañera de la universidad hace 40 años que hoy es jueza de la Corte Suprema".

Respondí: "De acuerdo, ¿pero cuántas son socias de los grandes bufetes de abogados de EEUU?"

"No sé", dijo.

"¡Sólo un 16%! No es una gran cosa considerando que el terreno ya ha sido allanado. Aún estamos demasiado lejos del 50%".

Creo que en toda profesión hay un bastión de predominio masculino. Los hombres son lentos en los cambios que hacen. Creo que es porque se aprovechan de las mujeres, ya que ellas tienden a ser más pasivas, mucho menos agresivas, mucho menos francas respecto a las habilidades que tienen, a aquello que sienten que realizaron.

Si tomamos un estudiante de derecho, cualquiera, y si cogemos también una estudiante, y si ambos fueran por primera vez a una gran empresa, al día siguiente el hombre estará en la puerta del socio senior diciendo: "Mire lo que he hecho hoy. He hecho seis de estos e incluso he montado aquello". Todos los días, están haciendo alarde de sí mismos.

Mientras, ¿qué están haciendo las mujeres? Están trabajando de forma diligente y espectacular. Reciben hasta menciones honrosas por eso, pero tal honra de nada les sirve. A menos que estén en el mismo nivel, recibiendo las mismas informaciones y asegurándose de que el socio senior sepa qué tipo de trabajo están haciendo y cuál es su contribución, jamás serán socias ni nada parecido. Por lo tanto, ése es de hecho el mensaje que tengo para las mujeres: "Aparezcan, dejen que las personas vean que está presente. No tengan miedo. No es ostentación. Tan solo digan ‘Hice eso y aquello’. Eso es vender. Se está vendiendo a sí misma bajo una óptica positiva. Porque si no lo hace, nadie más lo hará".

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Igualdad de género en nuestra ZONA SOCIEDAD?

Artículo anteriorLas mujeres siguen relegadas en el turismo
Artículo siguienteIX Jornadas Internacionales de Benchmarking en Responsabilidad Corporativa