A mayor cualificación, más grande es la desigualdad

251

Normal 0 21 false false false ES-AR X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

Aunque existe cierto equilibrio en la presencia de varones y mujeres, entre los puestos que requieren mayores niveles de cualificación la brecha salarial se sitúa en el 31.8%, nueve puntos por encima de la media nacional que está en un 22%. Además, las carreras de las mujeres son más discontinuas, porque la maternidad es penalizada.

Los datos proviene del estudio ‘Trayectorias laborales de las mujeres que ocupan puestos de alta cualificación’ que presentó la secretaría de Estado de Igualdad, Laura Seara, quien destacó que "la realidad laboral de las mujeres tiene que mejorar, pero es evidente también que en los últimos años podemos hablar de avances difícilmente imaginables hace tan solo una década". La funcionaria destacó que en tiempos de crisis  las políticas de igualdad en el empleo son más necesarias que nunca.

Para las mujeres, las experiencias de empleo son más inestables y discontinuas. Entre los 35 y los 44 años, la maternidad es especialmente penalizada, e incluso, la mera posibilidad de tener hijos afecta a las mujeres.

En la presentación la acompañaron Maribel Martínez, coordinadora de la investigación, y Carmen de Miguel, secretaria general del Consejo Superior de Cámaras, con quien la Secretaría de Estado tiene una línea de colaboración para la elaboración de estudios.

Perfiles similares

Los datos confirman que las características de los hombres y mujeres en puestos de alta cualificación son similares: de entre 35 y 44 años; una familia donde el cónyuge también tiene un empleo remunerado; jornada completa y con un contrato indefinido en una empresa consolidada y de gran tamaño.

Brecha salarial y acuerdos fuera de convenio

La principal diferencia reside en la brecha salarial, situada en el 31.8%, 9 puntos por encima de la media nacional. "A mayor categoría de salarios existen más retribuciones variables que están fuera de los convenios, como objetivos, disponibilidad o reparto de beneficios", explicó Seara.

Maternidad penalizada

El informe también refleja como característica de este sector la alta estabilidad: el 67% de los hombres y el 63% de las mujeres no han abandonado el empleo de alta cualificación desde su acceso a este tipo de puestos de trabajo, pero de nuevo, las diferencias de género son desfavorables a las mujeres porque sus experiencias de empleo son más inestables y discontinuas, con una mayor probabilidad de causar baja, situación que se agudiza en las mujeres de entre 35 y 44 años. En este intervalo de edad se penaliza la maternidad, e incluso, según el informe, la mera posibilidad de tener hijos afecta a las mujeres.

Muestra

En el citado informe se destaca la presencia equilibrada de mujeres en este sector, con un 43%, frente al 57% de hombres. Se analizó una muestra de 32.690 trabajadores y trabajadoras que ocupan puestos de muy alta cualificación, con datos referidos a 2009, y se apoya en la Muestra Continua de Vidas Laborales, una fuente novedosa que permite analizar también aspectos más concretos de las trayectorias profesionales.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Actualidad y economía en nuestra ZONA INTERNACIONAL?

Artículo anteriorLas mujeres siguen relegadas en el turismo
Artículo siguienteIX Jornadas Internacionales de Benchmarking en Responsabilidad Corporativa