Aumenta un 6% el espíritu emprendedor entre las españolas

581

El espíritu emprendedor crece entre las mujeres en España. Así lo revela el Estudio Global de Emprendimiento Amway 2018, que constata el aumento de un 6% del Índice de Espíritu Emprendedor entre las mujeres españolas. El estudio también registra un incremento del 3% en el deseo de las mujeres por emprender, que se sitúa en el 36%.

Un 51% de las españolas prefieren vender productos, mientras que un 59% de ellos optaría por desarrollar su negocio en el ámbito de los servicios.

Aún así, el estudio de Amway, realizado a 48.998 hombres y mujeres de 14 a 99 años procedentes de 44 países, pone de relieve la brecha existente entre mujeres y hombres en España. A pesar de que el espíritu y el deseo por emprender crece más en las mujeres que en los hombres, ellos siguen presentando un mayor espíritu emprendedor (50 puntos frente a 39), y su deseo por emprender sigue siendo mayor (48% frente a 36%). Además, a la hora de emprender, las mujeres (44%) tienen más miedo a fracasar que los hombres (39%).

El 87% opta por la atención offline

El informe AGER 2018 muestra otros datos reveladores sobre las emprendedoras españolas y su tipo de negocio ideal. El 87% de ellas optaría por emprender negocios con atención offline en plena era digital —frente a solo el 13% que se decantaría por servirles de forma online—, una cifra muy superior a la media femenina global (75%). Además, un 75% optaría por emprender dentro de las áreas metropolitanas, una cifra por encima de las mujeres del resto del mundo (65%).

Por otro lado, las mujeres españolas se muestran más comprometidas que los hombres: el 45% de las encuestadas se decantaría por crear negocios de carácter social, mientras que solo el 32% de ellos opta por la misma opción. Esta característica también se observa a nivel global: el 45% de mujeres en el mundo optaría por crear un negocio orientado al beneficio de la sociedad. Asimismo, hay más mujeres (40%) que hombres (36%) dispuestas a emprender por su propia cuenta.

En cuanto a la oferta, un 51% de las españolas prefieren vender productos, mientras que un 59% de ellos optaría por desarrollar su negocio en el ámbito de los servicios. En este sentido, las españolas también se diferencian de las mujeres de otros países: el 53% de las encuestadas a nivel mundial se inclinan por un negocio basado en los servicios.

El estudio AGER también arroja conclusiones relacionadas con el entorno emprendedor: solo el 7% de las españolas cree que el actual estado de la economía es beneficioso para emprender, una cifra ligeramente inferior a los hombres (9%), pero muy por debajo de la media femenina europea (27%) y global (34%). Precisamente, el 27% de las mujeres en España ve la necesidad de recibir más apoyo económico para emprender.