Año Nuevo judío: 5769

218

Este 30 de septiembre arranca el nuevo año 5769 judío.

Aquí las costumbres de año nuevo

Encendido de las velas:

El 29 de septiembre, en víspera de Rosh Hashaná, se encienden las velas y se recitan las bendiciones correspondientes. El 30 (primer día de año nuevo), antes del encendido de las velas, se coloca en la mesa una fruta nueva de estación y, en el momento de recitar la bendición, se tiene presente mentalmente esa nueva fruta.

Shaná Tová

La primera noche de Rosh Hashaná es costumbre desearse mutuamente: Leshná Tová Tikatev Vetejatem, que significa: Para un buen año, que sea inscripto/a y sellado/a.

Durante las comidas

En Rosh Hashaná es costumbre comer alimentos que simbolizan dulzura, bendiciones y abundancia. En la primera noche se moja la Jalá (pan trenzado) en miel, se dicen bendiciones y, luego, se come un trozo de manzana que también se remoja en miel. Otras costumbres incluyen comer la cabeza de un pescado, granadas y zanahorias.

El sonido del Shofar

Éste es el precepto central y más importante de la festividad. Se hace sonar el Shofar en el Beit Hakeneset (Sinagoga) durante los dos días de la festividad (30 de septiembre y 1° de octubre).

Tashlíj

Después del rezo de la tarde, se acostumbra ir a una fuente de agua natural, río o mar y se recita el texto del Tashlíj. El agua simboliza la bondad de Hashem (Dios); los peces representan los ojos del Creador, que siempre se encuentran abiertos velando por Sus creaciones. Esta costumbre tiene como objetivo despertar la Misericordia Divina y simboliza el deshacerse de los pecados. El Tashlíj se realiza los dos días de la festividad (30 de septiembre y 1° de octubre).

Artículo anteriorMujeres Líderes Iberoamericanas
Artículo siguienteLos europeos ya combaten el cambio climático