4 políticas para que las empresas aprovechen el talento femenino

254

Los números hablan por sí solos. Si bien en el último año se ha registrado cierta disminución de las empresas sin mujeres en sus órganos de dirección, pasando de 73% a 70,55% – como dice el estudio de Informa titulado Las mujeres en los consejos de administración y organismos de decisión de las empresas españolas– todavía queda mucho por hacer. Cuáles son las causas y cuáles las políticas que ayudarían a corregir la desigualdad de oportunidades. 

La Ley de Igualdad  cumplirá 4 años el próximo 22 de marzo.  Durante este periodo, la presencia de las mujeres en los consejos de administración y organismos de decisión de las empresas españolas se ha visto incrementada si bien a un ritmo lento. ¿Cuáles son las barreras que lo impiden? Al ya conocido techo de cristal, o suelo pegajoso, se suma el muro de palabras. ¿Cuáles son las políticas necesarias para que la economía española no se pierda del talento de las mujeres?

1.       Falta de modelo de liderazgo femenino

Podemos mencionar aspectos socioculturales,  como el techo de cristal es decir, las barreras culturales que impiden la ascensión de las mujeres a puestos de máxima responsabilidad. No obstante, en la actualidad se manejan otros factores como el techo de cemento o suelo pegajoso, que definen todas las barreras que se autoimponen las propias mujeres (sentimiento de culpa por no asumir las responsabilidades familiares). Unas de las últimas explicaciones se llama muro de palabras, es decir que el lenguaje utilizado por las mujeres es distinto al de los hombres, lo que explicaría que sean menos valoradas.

Otra de las barreras para el acceso de las mujeres a los puestos de alta decisión empresarial se llama "muro de palabras", es decir que el lenguaje utilizado por las mujeres es distinto al de los hombres, lo que explicaría que sean menos valoradas.Varios estudios apuntan también la falta de modelo de liderazgo femenino, lo que explica la creación, estos últimos años, de programas de mentoring y de redes de apoyo a directivas potenciales.

2.       Normas que promueven la igualdad

De manera global, los indicadores de presencia de mujeres en órganos de administración y de directivos han aumentado, seguramente al amparo de la nueva legislación, pero tenemos que recordar que actualmente las normas que promueven la igualdad de géneros, como la LOIMH o el Código Conthe, son recomendaciones y su aplicación es de carácter voluntario.

3.       Cuotas obligatorias

Otros países han optado por la imposición de cuotas, como Noruega, que ha implantado desde 2004 la obligación de igualdad de representación en los consejos de administración de las sociedades públicas y que cotizan en bolsa, o Francia,  que acaba de votar una ley para el establecimiento de cuotas.

4.       Conciliación

A todas estas explicaciones tenemos que sumar la falta de desarrollo de la política familiar en España, que no ayuda a que las mujeres se impliquen en su carrera profesional en la misma medida que lo hacen los hombres. Otra barrera a la conciliación de la vida profesional y familiar de las mujeres son las costumbres de horarios, principalmente el "presencialismo" que caracteriza los puestos de dirección.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Son noticia/Premios/Eventos en nuestra ZONA EMPRESA?