Tendencia: 5 indicadores del avance de las mujeres

222

Un fantasma recorre el mundo: la tendencia que pone en alza a las mujeres. No se basa sólo en la cantidad (se sabe que somos mayoría), sino que además hay cinco indicadores que lo marcan claramente: las mujeres representan el 80% del consumo mundial; ganan en el terreno de lo laboral; arriban cada vez más a los consejos de dirección y se imponen con los liderazgos horizontales; se suman presidentas en el mundo; y los cambios culturales y tecnológicos son aliados de esta tendencia. Será por eso que las empresas que aplican políticas que potencien la igualdad obtienen mayores beneficios.

Además de ser mayoría numérica, las mujeres cobran relevancia por ser quienes deciden las compras. A principios de siglo hasta los anuncios de electrodomésticos se dirigían a los jefes del hogar. En estos días, las agencias de publicidad y los departamentos de marketing de las empresas deben actualizar sus equipos creativos para diseñar comerciales que logren comunicarse con las mujeres de hoy: nada de estereotipos. Son ellas las que realizan en el mundo el 80% de las compras y por lo tanto deben ser el foco de atención para poder expandir las ventas, según un estudio del Grupo Consultor de Boston.

Fuerza de trabajo
Este grupo objetivo cobra cada vez mayor importancia ya que representa el 51% del mercado laboral y según proyecciones para 2015 habrá 1.200 millones de mujeres trabajadoras en el mundo, que desde ya hay que empezar a conquistar con productos adecuados a sus aspiraciones y necesidades. En un mundo donde las empresas fueron creadas por y para hombres, habrá que aprender a aprovechar el talento femenino.

A nivel de trabajadoras, en la base de las estructuras organizativas, es donde más se siguen percibiendo las brechas entre varones y mujeres. En la UE-27 la brecha salarial se sitúa en el 17,4% (2007), con variaciones entre los Estados miembros que oscilan desde el 4,4% de Italia, al 30,3% de Estonia. El Ministerio de Igualdad (ahora transformado en Secretaría de Estado) publicó en 2010 un informe titulado "Brecha Salarial: Realidades y Desafíos" donde obtiene que la diferencia entre hombres y mujeres con un nivel salarial bajo es del 15,7%. En el caso del nivel salarial medio, la brecha salarial es la más reducida, con un 14,9%. Por su parte, la mayor brecha salarial se localiza en los niveles de remuneración más elevados, donde alcanza un 20,3%.

"Pocos países como España han multiplicado por dos la presencia de consejeras. Está claro que aquí el tema es muy sensible. Reconozco que antes era complicado que me recibiera un directivo para tratar estos asuntos, pero ahora es mucho más sencillo. La norma ha creado más interés", señaló Marijo Bos, presidenta de EPWN.

Las barreras para el acceso a la cúspide de las empresas pueden dividirse en internas y externas. Las internas se refieren a los modelos culturales que condicionan la agresividad necesaria para dar la pelea por los puestos, y son las que más mencionan las mujeres que han llegado a la cúspide. Los condicionamientos externos, alguna vez leídos como los techos de cristal (o de concreto) son, por ejemplo, los mecanismos de nombramiento, que muchas veces se dan en ámbitos informales y poco transparentes: como el whisky después de la oficina, o el golf los fines de semana. Pero las empresas se plantean como conservar el talento que representan. 

Mujeres en Consejos: Nuevos liderazgos
Todavía las mujeres no están lo suficientemente representadas en las cúspides de las empresas como para dirigir el proceso de cambios. En los Consejos de Administración de las Sociedades Cotizadas, las mujeres representan tan sólo el 8,1%. Según el informe anual del Gobierno Corporativo, en las empresas IBEX35 el porcentaje llega al 8,7%: se trata de 44 mujeres, frente a los 463 varones. De ellas, sólo el 3% son presidentas de los Consejos de Administración; el 15% son miembros de la Comisión Ejecutiva; el 30% pertenecen a la Comisión de Nombramientos y Retribuciones; el 42% son miembros del Comité de Auditoría y el 36% no forman parte de ninguna comisión delegada.

Si bien los datos no parecen alentadores, la tendencia es alcista. Desde 2008, la presencia de mujeres en España en órganos de gobierno ha aumentado en un 67%, de manera que se aproxima a la media europea de 11,7%, según el último Estudio sobre Mujeres en Consejos de European Professional Women’s Network (EPWN) en colaboración con Russell Reynolds Associates. "Pocos países como España han multiplicado por dos la presencia de consejeras. Está claro que aquí el tema es muy sensible. Reconozco que antes era complicado que me recibiera un directivo para tratar estos asuntos, pero ahora es mucho más sencillo. La norma ha creado más interés", señaló Marijo Bos, presidenta de EPWN.

Presidentas de mundo
De todas formas, si bien la participación en la economía es un dato central para evaluar la tendencia, no puede ser considerado un dato menor la cantidad de mujeres que vienen arribando a las máximas direcciones políticas de los Estados Nacionales. Dilma Rousseff asumirá la presidencia de Brasil el 1º de enero y se convertirá en la 18º presidenta. En 2010, seis mujeres se incorporaron en las jefaturas de sus países:  la finlandesa Mari Kiviniemi;&
nbsp; Iveta Radicova,  primera ministra de Eslaquia; Rosa Otunbayeva, presidenta de Kirguizistán; Julia Gillard, primera ministra Australiana;  Laura Chichilla,  presidenta de Costa Rica; y Kamla Persad-Bissessar, primera ministra de Trinidad y Tobago. Si en cada uno de estos países pudieran dictarse normas que establezcan la paridad en los distintos ámbitos sociales y de la economía, la revolución cultural estaría a la vuelta de la esquina. 

Liderazgo horizontal
La mayoría de las especialistas en género se niegan a hablar de liderazgos femeninos y masculinos (porque esta idea nos sigue dejando entrampadas en un sistema de pensamiento binario), sin embargo ciertas tendencias en el liderazgo pueden favorecer la presencia de mujeres.

"Las empresas con más mujeres directivas obtienen mejores resultados",  dijo Mario Armero, presidente de General Electric en España y Portugal.  "Tenemos que promocionar a las mujeres, darles acceso online a iniciativas que impulsen su carrera y favorecer las medidas de conciliación, porque dirigir es buscar un equilibrio entre lo global y lo local, pero también entre lo laboral y lo personal".

Por un lado, están en boga los liderzgos inclusivos, aquellos que en vez de ejercer su poder indicando qué hacer, tienden a escuchar las propuestas de sus equipos, y suelen ser mejor ejercidos por mujeres. Por otro lado, y en la misma línea, se encuentran los liderazgos multitasking, o la necesidad de encargarse de varias cuestiones a la vez, hacen que las mujeres – culturalmente preparadas para hacerse cargo de varias tareas en simultáneo – sean mejor valoradas.

Además, el hecho de que las mujeres sean quienes deciden las compras, implica la necesidad de contar con talento femenino para comunicarse con las potenciales clientas. La tendencia es imparable, y el liderazgo horizontal juega a favor.

Cambios culturales: Oficios tradicionales
El género femenino se topa con otro inconveniente: la dificultad para conciliar la vida familiar con la laboral. Muchas mujeres no pueden asumir determinados puestos porque implican una disponibilidad casi total. El tema es que en los ámbitos donde se discute sobre conciliación, siempre se cuenta con mayoría femenina, cuando claramente las mujeres están acostumbradas a conciliar. Por suerte, las tareas del hogar van dejando de ser oficios exclusivamente femeninos y los varones cada vez se involucran más en el cuidado de los niños, por ejemplo.

Los permisos de paternidad aumentaron, mientras que los de maternidad han disminuido. El número de padres que accede a este permiso ha crecido un 3,83% respecto al primer semestre de 2009. Que las empresas y los estados se planteen el cuidado de las personas dependientes como un asunto de corresponsabilidad, no solamente importa en términos de igualdad filosófica (de justicia, quiero decir), sino que además se trata de no privarnos como sociedad del talento del 50% de la población activa. Hoy las féminas llenan las aulas universitarias, sacan mejores notas que sus compañeros y demuestran su valía en el mundo empresarial, pero, en un momento determinado, casi todas dejan de escalar. "Las empresas con más mujeres directivas obtienen mejores resultados",  dijo Mario Armero, presidente de General Electric en España y Portugal.  "Tenemos que promocionar a las mujeres, darles acceso online a iniciativas que impulsen su carrera y favorecer las medidas de conciliación, porque dirigir es buscar un equilibrio entre lo global y lo local, pero también entre lo laboral y lo personal", enumeró.

TICs: Teletrabajo
La tendencia al teletrabajo y al trabajo por objetivos favorece a la inclusión de las mujeres. Las brechas tecnológicas se van achicando (casi la mitad de los internautas son mujeres) y ésta es una oportunidad para avanzar. En los premios Madrid Empresa Flexible ganaron Ifema, en la categoría de gran empresa; Kellogg´s, en la de mediana empresa; y ReadSoft, en la de pequeña. ¿Qué hicieron? Trabajan con un sistema de horarios flexibles, otorgan ayudas económicas a l@s emplead@s con personas dependientes a cargo, que incluye un cheque de guardería y seguro médico. ReadSoft ofrece a sus 23 empleados (el 40% mujeres) la opción del teletrabajo, 27 días laborables de vacaciones anuales y una política de luces apagadas que les impide permanecer en la oficina después de las siete de la tarde. En ocasión de la entrega de premio, la jefa comunal Esperanza Aguirre destacó que las empresas que aplican medidas de flexibilidad y conciliación son más competitivas, porque con estas medidas se consigue, entre otras cosas, reducir las bajas laborales, aumentar la estabilidad de las plantillas y potenciar la calidad de los recursos humanos. Es decir, potenciar el acceso igualitario es una cuestión de dinero, de rentabilidad, de talento.  

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Políticas y funcionarias en nuestra ZONA MUJERES?

Artículo anteriorLas mujeres copan Facebook
Artículo siguienteSodexo forma a mujeres vulnerables para el mercado laboral