Si eres mujer, ganas menos

304

La discriminación salarial por razón de género persiste en todas las actividades, en todas las ocupaciones y en todos los territorios. Las trabajadoras siguen percibiendo de media un 26,3% menos de salario que los trabajadores, a pesar de representar el mayor activo en formación en nuestro país. Lo dice la Encuesta de Estructura Salarial (EES) dada a conocer por el INE, en cada nivel salarial el de las mujeres es inferior al de los hombres. El salario bruto anual en el año 2006 para los varones fue de 22.051 euros, frente a 16.245 euros para las mujeres.

En todas las actividades económicas las mujeres perciben un salario inferior al de los varones, y entre estas actividades, la brecha salarial es más amplia donde hay mayor número de trabajadoras que coincide además, con salarios más bajos respecto de otras; como son las actividades sociales, servicios personales, hostelería y comercio.

Lo mismo ocurre con el tipo de ocupación, en todas ellas, las mujeres tienen menos salario que los varones. Como es sabido el tipo de ocupación es el factor más determinante en la cuantía del salario y aquí se percibe mejor cómo las ocupaciones más feminizadas son las que presentan mayores diferencias respecto a la media salarial (el salario medio bruto anual para 2006 fue de 19.680 euros), así encontramos que los menores salarios corresponden a las ocupaciones de Trabajadores no cualificados en servicios, Dependientes de comercio y asimilados, Trabajadores de servicios de restauración y servicios personales, Trabajadores de textil y de la confección, elaboración de alimentos, entre otros.

El resultado del análisis, por tipo de contrato, nos da el mismo resultado negativo para las trabajadoras. Las mujeres son las destinatarias del mayor volumen de contratos de duración determinada y por este motivo, según la EES, las personas con este tipo de contrato tuvieron un salario medio anual inferior en un 32,6%, frente a las que tuvieron un contrato de duración indefinida.

La otra variable analizada por la EES es según las titulaciones de los trabajadores. Este indicador tampoco es favorable a las mujeres en cuanto a la retribución salarial, a pesar de ser ellas las que mayor esfuerzo han realizado en formación; representar el mayor número de personas con titulación media y superior y obtener las mejores cualificaciones académicas en nuestro país. Según la EES, el salario medio de las mujeres fue inferior en más de un 30% al de los hombres en cada nivel de estudios y esto a pesar de que el porcentaje de mujeres trabajadoras con estudios universitarios fue de un 26,8% frente al 17,2% de los hombres.

El informe sobre los salarios pone en evidencia la constante denuncia de CC.OO. del grave problema que supone para la competitividad de nuestro modelo productivo el desaprovechamiento del capital humano que representan las mujeres por su mejor y mayor formación, condenándolas a incorporarse a sectores productivos de bajo valor añadido, con peores salarios e inferiores categorías.

Seguimos denunciando la gravedad del problema que representa la segregación ocupacional por razón de sexo y la necesidad de trabajar por un nuevo modelo productivo, que aproveche más y mejor el potencial humano y de conocimiento que representan las mujeres y superar la persistente discriminación salarial con la incorporación de acciones positivas en los planes de igualdad mediante la negociación colectiva, después de la realización de un diagnóstico de la situación laboral de mujeres y hombres que nos indique cuáles son las principales causas de la brecha salarial en las empresas y en los sectores.

Artículo anteriorAsamblea de Investigadoras
Artículo siguienteTodos contra ´Sara de Alaska´