Sesión: Retos de la UE para superar la crisis

473

Los recientes acuerdos tomados por la Autoridad Bancaria Europea (EBA) para la recapitalización de los cinco bancos españoles más importantes han sido el tema central de la conferencia que el vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, ha ofrecido en la apertura de la segunda jornada del VII Congreso de Directivos CEDE.

El comisario europeo ha manifestado a raíz de las reacciones suscitadas después de que la EBA haya exigido la recapitalización por valor de 26.161 millones de euros que deben realizar el Santander, BBVA, Popular, BFA-Bankia y La Caixa que esa decisión, relacionada con la deuda griega, "no va contra nadie sino a favor de los bancos ya que gracias al acuerdo espero que la calma vuelva de forma gradual".

Joaquín Almunia ha indicado que las medidas tomadas por el EBA "van a restablecer la confianza de los mercados en el sistema bancario sin que la exigencia de mayor ratio de capital influya en la financiación de la economía real. Los acuerdos tomados no van a afectar a la economía real".

"Las medidas tomadas por el EBA van a restablecer la confianza de los mercados en el sistema bancario sin que la exigencia de mayor ratio de capital influya en la financiación de la economía real. Los acuerdos tomados no van a afectar a la economía real"Almunia ha calificado de "significativo" para que los cinco bancos españoles puedan cumplir con las exigencias de recapitalización que "se computen los bonos convertibles" y se ha mostrado optimista a tenor de lo dicho por los responsables de las entidades bancarias afectadas de que puedan superar la prueba.

"Las entidades españolas dicen que cumplirán con el ratio del 9% y que no van a pedir dinero al sector público. Tienen más razón las entidades que los titulares de prensa cuando dicen que pueden cumplir con estos acuerdos con los que todos hemos salido ganando", ha respondido el vicepresidente de la Comisión Europea a una pregunta de Ana Armesto.

Joaquín Almunia ha explicado que una de las lecciones que la Unión Europea debe tomar de la situación de crisis que vive el sector bancario y financiero con motivo de la crisis es que "para abordar de verdad los problemas y para que la unión económica y monetaria sirva de instrumento necesitamos limitar la soberanía nacional para poder tomar más decisiones en común".

Almunia
ha propuesto que el billón de euros puesto a disposición por la Unión Europea para que recurran a él cualquier estado miembro con problemas de recursos "pueda complementarse por aportaciones específicas de otras entidades como pueden ser el FMI o los fondos soberanos chinos".

También ha apuntado la necesidad de que la Unión Europea "tenga más capacidad de toma de decisiones en tiempo real" respecto a los cambios continuos que sufren los mercados financieros para "reforzar la vigilancia, disciplina y coordinación".

En ese sentido, Almunia ha destacado la decisión del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso de "elevar el rango" del comisario de asuntos monetarios, Olli Rehn, para que tenga un mayor poder de decisión.

Joaquín Almunia ha hecho una referencia a la dependencia que las empresas tienen de las entidades bancarias como fuente de financiación y se ha referido a "la necesidad de diversificar las fuentes de financiación para las empresa y no confiar únicamente en los bancos, como sucede en Estados Unidos".

Joaquín Almunia se ha referido a "la necesidad de diversificar las fuentes de financiación para las empresa y no confiar únicamente en los bancos, como sucede en Estados Unidos".La receta del vicepresidente de la Comisión Europea para salir de la crisis pasa por "trabajar bastante más y seguir con las reformas para que la economía recupere el ritmo de crecimiento anterior a 2008" a partir de políticas de "consolidación de los presupuestos" tanto de los países como de las grandes empresas para "volver a un endeudamiento sostenible".

Un análisis en profundidad sobre los retos de la economía española

El Congreso analizará en profundidad algunos de los temas clave de la actualidad económica como la situación del sistema financiero, la estrategia energética, los retos en el campo de la innovación y la apuesta por la internacionalización, ante un auditorio con un millar de directivos de todo el país.

La Confederación Española de Directivos y Ejecutivos, que representa al directivo español con más de 102.000 miembros y 44 entidades confederadas, ha elaborado un programa para este Congreso que cuenta con la intervención de algunos de los líderes más destacados en el ámbito empresarial, económico, político e institucional.

El lema del Congreso "Dirigir para crecer" quiere mostrar la preocupación de los directivos y ejecutivos por encontrar vías de oportunidad para seguir generando crecimiento y, con él, más empleo estable, un reto que constituye sin duda la principal preocupación de la economía española en los próximos años.

Desde su constitución en 1997, CEDE ha crecido de forma constante a través de una intensa actividad de la cual los congresos de directivos constituyen piedra angular, tras celebrarse en Barcelona, Madrid, Valencia, Murcia, Zaragoza, Pamplona y en esta edición, Bilbao. El presidente de CEDE es Isidro Fainé.

También te pueden interesar…

 

¿Ya has visitado Actualidad y economía en nuestra ZONA INTERNACIONAL?

Artículo anteriorCaroline Casey, Kanchi y los Ability Awards de Telefónica
Artículo siguienteLlega el Founder Friday: network para emprendedoras e inversores