Proyecto Milgram, de Lola Blasco

587

El viernes 6 de julio el Centro Dramático Nacionalestrena Proyecto Milgram, de Lola Blasco, en el Teatro Valle-Inclán, con dirección de Julián Fuentes Reta, música de Óscar Villegas e interpretada por Delfín Caset, Pablo Huetos, Isabel Rodes y Rodolfo Sacristán. Proyecto Milgram es el primer espectáculo del Programa “Escritos en la Escena” y permanecerá en cartel hasta el domingo 15 de julio de 2012.

«Escritos en la escena»
plantea un modelo de escritura dramática a pie de escenario: el autor desarrolla su texto en el ámbito escénico, trabajando estrechamente con un director y un grupo de intérpretes durante un plazo de tiempo determinado. Textos dramáticos viables y aptos para ser exhibidos, en la línea de los semimontados, susceptibles de prorrogar su vida y desarrollo en otros ámbitos.

Cada temporada se elegirán, por el procedimiento de convocatoria pública, tres proyectos de escritura a desarrollar durante la temporada.

El Proyecto Milgram, de Lola Blasco fue seleccionado en la primera convocatoria de "Escritos en la escena" y se exhibe durante el mes de julio de 2012 en el Teatro Valle-Inclán.¿Cómo participar?
«Escritos en la escena» está dirigido a los dramaturgos interesados en participar en este procedimiento de creación dramática. Los interesados deben presentar un proyecto de texto teatral que incluya: nombre del proyecto, breve sinopsis, escaleta, número aproximado de personajes, idea general y objetivos del texto a desarrollar, breve apunte sobre el interés personal en este tipo de escritura dramática y breve curriculum y datos de contacto del autor.

Procedimiento
Los proyectos serán estudiados y seleccionados por el Consejo Asesor del Centro Dramático Nacional, junto con el director del CDN.

El autor del proyecto se comprometerá a trabajar sobre él, junto al director y los intérpretes, durante el plazo de tiempo establecido por la Dirección del CDN.

Los intérpretes y el director que colaborarán con el autor serán asignados por la Dirección del CDN. Si el autor es, además, director y quiere desarrollar ambas funciones en este procedimiento, debe señalarlo en su proyecto de escritura para que el comité de selección contemple esa posibilidad.

Proyectos seleccionados en la primera convocatoria

  • Proyecto Milgram, de Lola Blasco
  • La comedia que nunca escribió Mihura, de Carlos Contreras
  • La ceremonia de la confusión, de María Velasco
  • Serena Apocalipsis, de Verónica Fernández

El primero de ellos, Proyecto Milgram, se exhibe en julio de 2012 y los tres restantes durante la próxima temporada 2012-2013.

Proyecto Milgram: Sinopsis
Proyecto Milgram es una obra teatral que investiga sobre los mecanismos de la obediencia a la autoridad. La obra parte de los experimentos llevados a cabo por Stanley Milgram. Dichos experimentos, que comenzaron tres meses después de que Eichmann fuera juzgado en Jerusalén por crímenes contra la humanidad, pretendían demostrar la disposición del ser humano a acatar las órdenes. Milgram, con el pretexto de realizar un experimento sobre el aprendizaje y la memoria, convocó a una serie de participantes de entre 20 y 50 años de edad, con diferentes niveles de educación.

El experimento consistía en una suerte de representación en la que un participante en el rol de profesor, incitado por un investigador, le hacía una serie de preguntas a otro participante en el rol de alumno que tenía que recordar las respuestas dadas por el participante-profesor previamente. Si el participante-alumno se equivocaba, el participante-profesor tenía que infligir un castigo, una descarga eléctrica, con el fin de ayudarle a «recordar». Si el participante en el rol de profesor dudaba al aumentar la potencia de las descargas eléctricas, era instigado a continuar por el científico «en nombre de la ciencia». Para los participantes que harían el papel de alumno y de científico, Milgram contrató actores, pero el rol de profesor lo hicieron aquellas personas que se prestaron para el experimento.

 «Los aspectos legales y filosóficos de la obediencia son de enorme importancia, pero dicen muy poco sobre cómo la mayoría de la gente se comporta en situaciones concretas. Monté un simple experimento en la Universidad de Yale para probar cuánto dolor infligiría un ciudadano corriente a otra persona simplemente porque se lo pedían para un experimento científico. La férrea autoridad se impuso a los fuertes imperativos morales de los sujetos (participantes) de lastimar a otros y, con los gritos de las víctimas sonando en los oídos de los sujetos (participantes), la autoridad subyugaba con mayor frecuencia. La extrema buena voluntad de los adultos de aceptar casi cualquier requerimiento ordenado por la autoridad constituye el principal descubrimiento del estudio». Stanley Milgram, The Perils of Obedience (Los peligros de la obediencia, 1974)

El estudio concluyó con casi el 70 por ciento de las personas que participaron que llegaron hasta «las últimas consecuencias». Años más tarde, se ha seguido repitiendo el experimento y los resultados han sido peores.

Proyecto Milgram tendría como objetivo la escritura y escenificación de este experimento, que a la vez se intercalaría con fragmentos del juicio de Eichmann.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Espectáculos en nuestra ZONA OCIO Y CULTURA?   

Artículo anteriorDebate sobre `Los Derechos intelectuales, Copyright e internet´
Artículo siguienteTaller: Tu imagen habla de ti