Madre después de los 40

352

A partir de los 38 años, la fertilidad de la mujer comienza a decaer en forma apresurada dado que la calidad y cantidad de los óvulos que produce es menor. El embarazo después de los 40 años, se transformó en una problemática actual que generalmente requiere que las mujeres se realicen una Histerosalpingografía, metodología que hoy es virtual y no dolorosa.

Hoy nos encontramos con cambios sociales importantes que llevan a que las parejas tengan hijos a más edad que hace diez años atrás, lo que trae aparejado, muchas veces, dificultades para lograr los embarazos.

Para muchas de estas mujeres se le presentan dificultades para lograr el embarazo, especialmente dada la baja producción de óvulos que se debe a la edad y/o también puede producirse por razones genéticas, cirugías, tratamientos invasivos como la quimioterapia y el cigarrillo (afecta la irrigación del ovario), y el estrés, un factor también a considerar.

Cuando las mujeres no han logrado un embarazo y tienen más de 40 años, es necesario realizar estudios y comprobar el adecuado funcionamiento de trompas y ovarios. “Los exámenes que se utilizan en la evaluación de la pareja con problemas de fertilidad son múltiples y, dentro de los estudios de diagnóstico por imágenes, se realiza siempre una histerosalpingografía en la mujer, para evaluar el útero y las trompas de Falopio. Este estudio antes del nuevo método no invasivo, era molesto y muy doloroso para las mujeres”, comenta Mariano Baronio, médico coordinador del área quirúrgica del CEGyR.

El impacto de la edad además de generar disminución de la calidad ovocitaria, aumenta la posibilidad de tener hijos con enfermedades genéticas como el síndrome de Down, aumenta la tasa de abortos y disminuyen los embarazos.Hoy las mujeres pueden sentirse más tranquilas y aliviadas al tener que atravesar el estudio ya que pueden realizarse la Histerosalpingografía virtual. Un nuevo método no invasivo que ofrece valiosa información en el estudio de la infertilidad y brinda mayor confort a las pacientes. La Histerosalpingografía virtual, que fue desarrollada por primera vez en el mundo por investigadores de Diagnóstico Maipú y del CEGyR, evalúa el útero y las trompas de Falopio ante las dificultades para lograr un embarazo.

“La histerosalpingografía virtual dura apenas segundos y se realiza sin traccionar el cuello del útero lo que brinda mayor confort a las mujeres que se lo realizan. Por otro lado, la radiación que reciben las pacientes es menor (casi la mitad) de la que la que se requiere en el estudio convencional, que se realiza traccionando el útero y moviendo a la paciente para realizar cada RX”
, comentó Patricia Carrascosa, Jefa de Departamento de Investigación de Diagnóstico Maipú.

“Esta nueva herramienta diagnóstica no sólo es útil para la paciente, quien claramente se beneficia por lo rápido y menos doloroso del procedimiento, sino también para el ginecólogo, quien obtiene imágenes que le permiten viajar por la cavidad uterina y las trompas de Falopio casi de forma real”, indicó Baronio.

Es importante recordar que el impacto de la edad además de generar disminución de la calidad ovocitaria, aumenta la posibilidad de tener hijos con enfermedades genéticas como el síndrome de Down, aumenta la tasa de abortos y disminuyen los embarazos. Esto define a este grupo etario como “mujeres de mayor riesgo”.

“Estos resultados son un gran aporte a la ciencia y a la aplicación asistencial ya que se obtiene mucha más información y las pacientes lo viven con confort. Las mujeres que necesitan este estudio comprenderán muy bien lo que significa”, manifestó Carrascosa.

También te pueden interesar…

 

 

 

 

Artículo anteriorII Jornadas sobre Conciliación
Artículo siguienteInger Berggren festeja con Ormex