Libros a la calle: lectura en el transporte público

1030

La Comunidad de Madrid presentó la XVI edición de la campaña anual de fomento de la lectura Libros a calle, que expone  21.000 fragmentos literarios en vagones de Metro de Madrid, autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), autobuses interurbanos, trenes de Cercanías de Madrid, Metro Ligero e intercambiadores.  

El viceconsejero de Cultura y Deportes del Gobierno regional, Javier Hernández, inauguró la campaña con la pegada de la primera lámina en un vagón del Metro Ligero Oeste. Junto a él se encontraban la presidenta de la Asociación de Editores de Madrid, Rosalina Díaz Valcárcel; el vicepresidente de CEDRO, Juan Mollá; el director técnico del Consorcio de Transportes, José Dionisio González; el director de Operación de Metro Ligero Oeste, Juan Ignacio Romero; el consejero delegado de Metro de Madrid, Ignacio González Velayos; y el ayudante técnico de Publicidad de la EMT, Luis Miguel Vega.

Libros a la calle pretende acercar los libros a uno de los entornos cotidianos de los ciudadanos, el transporte público, de tal forma que, durante los trayectos, los viajeros se sientan atraídos por esos pequeños fragmentos literarios.Libros a la calle pretende acercar los libros a uno de los entornos cotidianos de los ciudadanos, el transporte público, de tal forma que, durante los trayectos, los viajeros se sientan atraídos por esos pequeños fragmentos literarios y éstos, a su vez, les acerquen hasta los libros de los que proceden.

La iniciativa, que parte de la Asociación de Editores de Madrid en colaboración con la Comunidad de Madrid, el Centro Español de Derechos Reprográficos (Cedro), el Consorcio de Transportes, Metro, EMT y Renfe Cercanías, se enmarca en el Plan de Fomento de la Lectura puesto en marcha por la Comunidad de Madrid en 2007.

Cada campaña se inicia con el acto de presentación y se mantiene hasta la siguiente edición. Se trata de fragmentos breves, pero atractivos, que permiten ser leídos en un intervalo de dos paradas, para lograr despertar el interés de los viajeros por conocer el final de esa historia, leer otros textos de este autor o recordar textos que ya se conocían. Los textos se distribuyen también en bibliotecas públicas y librerías de la Comunidad de Madrid.

Cada uno de los textos incluye una ilustración acorde con el fragmento y autor reflejados, y uno de los ocho eslóganes escogidos para la campaña. Estos lemas son: Leer es saber; Habla con ellos. Lee; Leer a placer; Ni un día sin poesía; Pregúntale a los libros; Leer para crecer; Tanto lees, tanto vales; y Asómate a los libros.

Nicanor Parra, José Luis Sampedro o Eduardo Punset
Entre los textos seleccionados este año se encuentra la Constitución de las Cortes de Cádiz, 1812, en el bicentenario de su nacimiento; así como Parranda larga, del recientemente galardonado con el Premio Cervantes, Nicanor Parra, y Monte Sinaí, del Premio Nacional de Literatura, José Luis Sampedro.

También están presentes en esta edición: Historia de una maestra, de Josefina Aldecoa; Las hogueras, Concha Alós; Trayectoria poética, de Gabriel Celaya; Los iberos, Juan Eslava; ¿Por qué somos como somos?, de Eduardo Punset; Los incorpóreos 1: El mundo de las sombras, de Ana Ripoll; En los ojos del día, de Tomás Segovia; Autobiografía de Federico Sánchez, de Jorge Semprún; y Marcela en Navidad, de Ana García- Castellano.

La lectura y el transporte público en la Comunidad de Madrid
La elección del transporte como medio para promocionar la lectura responde al hecho de que los madrileños son los españoles que más emplean el transporte público, según la Encuesta sobre Hogares y Medio Ambiente publicada por el Instituto Nacional de Estadística.

Por otro lado, según el estudio Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España 2011, de la Federación de Gremios de Editores de España, el 70,2% de los madrileños lee en su tiempo libre frente al 57,9% de media española. Y, además, los madrileños son los españoles que más leen en el transporte público: el 34,6% de los lectores madrileños lee en el Metro, trenes y autobuses, frente al 16,6% de la media nacional. Es decir, que en la Comunidad de Madrid la tasa de lectura en el transporte público duplica a la media nacional.

Para consolidar estas cifras, el Gobierno regional desarrolla desde 2007 el Plan de Fomento de la Lectura, que está dando impulso, coherencia y continuidad a las iniciativas encaminadas a convertir la lectura y los libros en un hábito bien integrado en la vida cotidiana de los madrileños. 

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Libros y letras en nuestra ZONA OCIO Y CULTURA?

Artículo anterior¡Tenerlo todo! Equilibrio, trabajo y familia II
Artículo siguienteEl 63% de los retuits de Twitter los hacen hombres