¿Las mujeres desertan de las TIC?

156

Que las mujeres sean mayoría en el sector tecnológico ya no parece ser la tendencia según las últimas cifras en las universidades norteamericanas. A tres décadas del boom que predecía que esto sería imparable, se presenta un retroceso en las facultades de informática de EEUU.

La presencia femenina en estas aulas y en los equipos directivos de las empresas tecnológicas está a la baja, sin que los expertos sepan qué ha hecho invertir la tendencia.

Según datos de la Fundación Nacional de Ciencia del curso 2001-2002 al 2004-2005 el porcentaje de graduadas bajó del 28 % al 22 %. Según indica la universidad de Stanford sobre su último curso, sólo seis mujeres consiguieron un título de Bachelor en Informática frente a las 14 de hace dos años, algo de difícil explicación si se tiene en cuenta la familiaridad que existe hoy con la informática a nivel de usuario y el crecimiento de las mujeres en relación con la incorporación a la vida digital.

Los estereotipos inculcados por los progenitores, los maestros y por la misma sociedad, acerca de cuáles son las carreras que una mujer debería estudiar, podrían ser uno de los motivos para la deserción, pero a esta altura ya no parece creíble que sea el único.

Quizás debería investigarse más a qué es lo que pasa con las carreras de las mujeres en las empresas TIC: encontraremos que no son muchas en los altos cargos en las empresas tecnológicas y el panorama no es muy diferente en los cargos medios. Si las mujeres alcanzaron, y en algunos casos superaron, los porcentajes de los hombres en los ingresos a estas carreras llevándose a menudo los mejores promedios, hay que buscar en el escenario laboral la causa de semejante deserción.

En España las caras de Amparo Moraleda hasta hace poco máxima autoridad en IBM, de Rosa García en Microsoft -que ahora le ha pasado el testigo a María Garaña o de Isabel Aguilera en su etapa en Google, han difundido la imagen de que las mujeres tenían un espacio en las TIC. Sin embargo, en los cargos directivos en el sector apenas superan el 10%.

¿Qué fue de ellas 10 años después?

La Universidad Ramon Llull, de Barcelona, se ha propuesto seguir la trayectoria profesional de 100 de sus ex alumnas TIC para encontrar algunas de estas causa y conocer qué oportunidades tienen cuando salen al mercado laboral.

Los resultados nos hablan claro de algunos de los puntos negros que pueden determinar que este sector no crezca entre las futuras profesionales: el 73% de las licenciadas de los últimos 10 años completó su titulación superior con formación en management empresarial y, con habilidades agregadas, más de la mitad han tenido a cargo equipos de personas. Sin embargo, la mitad ha pasado al menos por 3 empresas en pos de un mejor salario y un cargo acorde a sus ambiciones profesionales.

La maternidad y la dependencia de familiares a cargo pareciera tener en el sector una ventaja con respecto a los demás, sin embargo, se reclama el trato discriminatorio a la hora de la retribución. La brecha aquí es de un 8 % -en otros ámbitos sea del 12%- pero en los cargos técnicos donde la paridad sí funciona, la presencia de mujeres decae.

Queda claro que aunque las cosas mejoren en algunos sentidos, hay parámetros que se repiten en todos los sectores, y que aún hoy que alguien cobre una retribución menor por ser mujer, es inadmisible. Los misterios entonces se reducen a cuatro o cinco puntos que pueden explicarse con relativa facilidad, sólo abriendo los ojos y leyendo la realidad tal como se presenta.

Mercedes Wullich para Mujeresycia.com

También te interesan

 

Artículo anteriorSólo un 46% de directivas
Artículo siguienteAguirrezábal deja Leo Burnett