La alquimia de las multitudes

124

La cuarta parte de la población mundial, aproximadamente, es usuaria de Internet. Sin embargo, esta impresionante cifra no es más que un pálido reflejo de las transformaciones que se están produciendo en la actualidad.

Tras iniciarse consultando los sitios web, comprando en línea, buscando el alma gemela o intercambiando correos, los internautas empiezan a participar, a expresarse, a crear grupos. La web es ahora tan sencilla que pueden utilizarla a su gusto, hasta el punto de convertirse en sus protagonistas. A través de los blogs, los usuarios también se expresan directamente en sus sitios web. En YouTube y Dailymotion comparten sus vídeos, y en MySpace o Facebook amplían sus redes sociales. Para entender este fenómeno, que en ocasiones se ha denominado «web 2.0», Francis Pisani y Dominique Piotet recorrieron Silicon Valley para hablar del tema con los mejores expertos. Estimulante y prometedor, este fenómeno no sólo tiene aspectos positivos. Es también un desafío para las instituciones, como indica el entusiasmo que despierta entre las jóvenes generaciones.

Páginas: 300
Precio: 25,00 €

Sobre el autor
Francis Pisani (París, 1942) es bloguero especialista en nuevas tecnologías en LeMonde.fr. Su blog, Transnets.net, que escribe desde San Francisco, es uno de los más influyentes de Francia. Sus crónicas aparecen en los mejores periódicos de Europa y de América Latina. Imparte clases en cursos en la Universidad de California-Berkeley, la Universidad de Stanford, la Universidad IberoAmericana (México), Fundación para un nuevo periodismo iberoamericano (Cartagena de Indias), proyecto de investigación para la Fundación Ford. Colabora de forma regular como consultor sobre periodismo y nuevos medios de comunicación, impacto social de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, globalización y relaciones internacionales. Es columnista de Ciberp@ís, el suplemento de tecnología de El País, y de Reforma en México.

Su blog es: www.francispisani.net

Artículo anteriorSalud, mujer y violencia de género
Artículo siguienteMedida por medida