Jornada en Málaga: ‘Un año de la Reforma Laboral’

512

Acaba de cumplirse un año de la entrada en vigor de la última Reforma Laboral aprobada por el Gobierno. Una norma que se modeló con la intención de hacer frente a la difícil coyuntura del mercado laboral español. Un texto con el que se pretendía dinamizar el mercado de trabajo y poner freno a la sangría de paro que sufría España. Un año después, es momento de analizar cuán efectiva ha sido la reforma en sus primeros pasos y si es suficiente, por sí sola, para cambiar la tendencia
de nuestro mercado de trabajo.

Precisamente hoy ha tenido lugar en Málaga la jornada “Perspectivas laborales tras un año de reformas: hacia la mejora de la competitividad de la empresa española”, organizada por Adecco y la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD). Dicha jornada ha contado con la asistencia de más de 120 directores de RRHH de las principales empresas malagueñas.

La bienvenida ha corrido a cargo del Director de Adecco en Andalucía, Eduardo Contreras y el Director de APD Zona Sur, Felipe Medina Abascal. Tras ellos, Xavier Jean Braulio Thibault, Director General de Empleo del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, ha inaugurado la jornada.

Para Eduardo Contreras, “uno de los aciertos de la Reforma Laboral ha sido el permitir a las ETTs colaborar con los servicios públicos de empleo como agencias privadas de colocación. La colaboración público-privada se hace más necesaria que nunca y aunque los pasos que se están dando son los adecuados, habrá que ver si la velocidad es también la adecuada”. Fruto de esta colaboración público-privada Contreras mostró datos que son ejemplo del éxito y eficacia de esta fórmula pues “gracias a los
servicios de recolocación de nuestra división Lee Hecht Harrison, los desempleados reducen la búsqueda de empleo a 6,1 meses frente a los 15,3 del resto de parados”.

Por su parte, Felipe Medina, ha destacado: “la reforma arrancó con mucha polémica, algunos la veían con mucho calado, otros insuficiente, lo que sí ha supuesto es un cambio importante en la flexibilidad, en el absentismo, para las condiciones de despido, etc. Es una reforma que nos acerca a los países más desarrollados, se hacía necesaria”.

Todos estamos afectados por la crisis, pero España es campeón en desempleo, de ahí la modificación del marco laboral”En términos similares, el Director General de Empleo, Xavier Jean Braulio Thibault, ha declarado que se trata de una reforma “profunda que exige un análisis en el tiempo y un seguimiento por si hubiera que hacer cambios”, si bien ha destacado que no habrá un nuevo reglamento, sí podrían hacerse nuevas modificaciones en función de las necesidades del mercado.

El Director General justificó esta Reforma ante los alarmantes datos de desempleo, afiliación a la Seguridad Social, desempleo juvenil, y demás problemas del mercado español. Esta tesis no ha sido compartida por todos, “hay quienes entienden que esta reforma no era necesaria y que el marco de relaciones laborales en vigor desde hace 30 años era suficiente”, ha declarado Thibault.

Para el Director General de Empleo, “la crisis económica es el primer culpable de la situación y el cómplice necesario era el marco de relaciones laborales. Cuando comparamos los datos de destrucción de empleo de nuestro país con los países de nuestro entorno, el PIB ha caído en ellos igual que en España”. Thibault comparó los datos españoles con países de la Unión Europea como Italia o Francia. En este último, “la caída del PIB es muy similar al caso español y no se ha destruido empleo como aquí.

Todos estamos afectados por la crisis, pero España es campeón en desempleo, de ahí la modificación del marco laboral”.

Según datos aportados por Xavier Jean Braulio Thibault, ante una situación de crisis las empresas españolas recurren al despido en primer lugar y no a herramientas de flexibilidad interna. Dentro de esos despidos, un 58% de las empresas recurre al despido de trabajadores temporales como primera alternativa mientras que el 12% recurre al despido de indefinidos. “Mientras que las empresas del resto de Europa recurren a la flexibilidad (reducciones de jornada, salarios, etc.)”, según ha declarado Thibault.

Para el Director General de Empleo esta situación ha sido así por falta de alternativas. En sus propias palabras: “si la empresa española ha recurrido a la flexibilidad externa y no a la interna, es porque no había opción a ello, el marco regulatorio no lo permitía. A pesar de encontrarse en situación de dificultad, la empresa tenía que seguir aplicando el convenio colectivo. Un convenio que podía estar impugnado pero que tenía que seguir aplicando hasta que se negociara uno nuevo”, haciendo referencia a la ultraactividad indefinida. En este sentido añadió: “A pesar de que el convenio colectivo de empresa muestra una mejor respuesta a las situaciones de crisis, hasta ahora las condiciones que prevalecían eran las del convenio colectivo sectorial”.

En resumen, para Thibault esta ha sido una “reforma necesaria, profunda, de ahí que la aplicación de la misma tenga que ser gradual. No produce efectos por el mero hecho de publicarse en el BOE, necesita un tiempo para provocar un cambio cultural en las empresas”. Cambios que para el Director “ya se están produciendo, por ejemplo, las mesas de negociación de los EREs no tienen nada que ver con las de hace un año: antes esas mesas servían para fijar los días de indemnización por despido, ahora se ponen sobre ellas medidas de flexibilidad como reducción de jornadas, reducciones salariales, etc. El espíritu de la
reforma laboral es que prevalezca la negociación interna”. Por lo que para él: “esta reforma sólo podrá valorarse de forma plena cuando la economía vuelva a crecer y, llegado el caso, en la próxima crisis que nos sobrevenga”.

“Estamos ante una reforma que por si sola no crea empleo, pero que, en la medida en que ha reforzado la flexibilidad interna, sí está contribuyendo ya a frenar la destrucción de puestos de trabajo a través de la reducción de jornada y suspensión de contratos"Thibault cerró su intervención con una valoración final sobre la norma legislativa: “Estamos ante una reforma que por si sola no crea empleo, pero que, en la medida en que ha reforzado la flexibilidad interna, sí está contribuyendo ya a frenar la destrucción de puestos de trabajo a través de la reducción de jornada y suspensión de contratos, la moderación salarial, las inaplicaciones, la revisión "ante tempus" de los convenios colectivos, la prioridad aplicativa del convenio de empresa, etc.”

Representantes de todas las instituciones
Agentes de diferentes sectores de la economía malagueña –empresas, administración y expertos en legislación- se han reunido para analizar el impacto que el nuevo marco jurídico está teniendo en el mercado de trabajo.

Los juristas, representados por Federico Durán, Catedrático de Derecho del Trabajo del despacho Garrigues, Eduardo González Biedma, Socio de Cuatrecasas Gonçalves Pereira Olivencia-Ballester y Miguel Rodríguez, Senior Advisor del Área Laboral de PwC, debatieron sobre aspectos como los modelos de contratación, la negociación colectiva o el panorama de los despidos colectivos tras la eliminación de la autorización laboral.

En palabras de Javier Blasco, director de Asesoría Jurídica del Grupo Adecco y moderador de la mesa de debate: “La reflexión se ha centrado en la eficacia de la reforma laboral en tres variables: conseguir una mayor flexibilidad interna como herramienta que se potencia frente a la extinción contractual como solución recurrente e inevitable en nuestro país; el cambio de paradigma de la negociación colectiva con mayor primacía del convenio de empresa y fin a las rigideces del modelo anterior (ultraactividad) como mecanismo para usar el convenio colectivo para adaptar las relaciones laborales a la situación de la
empresa; y como tercer reto, aquellas herramientas que permitan una adaptación salarial y condiciones de trabajo a las situaciones de crisis”.

Para Blasco, además se ha debatido “sobre los nuevos modelos de contratos, algunos de clara vocación de inserción (jóvenes) y otros que favorecen la empleabilidad de los trabajadores (formativos), dando participación a operadores privados (ETTs) de contrastada eficacia en el mercado de la intermediación y el empleo”.

Manuel Carlos Alba, director del Departamento de Relaciones Laborales de CEA, y Enrique Gil, presidente de la Federación de Comercio de Málaga FECOMA, abordaron su visión del impacto de la Reforma y la competitividad de las empresas. Desde su posición, han incidido en la idea de que el marco laboral existente era muy rígido y de ahí surgió la necesidad de hacer una reforma profunda. Para ellos, “no es momento de valoraciones ideológicas sobre la reforma sino de centrarse en los efectos objetivos que ésta está dejando en el mercado laboral”.

En palabras de Alba: “se puede establecer un símil entre la reforma y la naturaleza. Al igual que es preciso que llueva mucho para llenar un pantano pero unas pocas gotas pueden ser muy beneficiosas para algunos cultivos, de igual manera aunque no haya llovido lo suficiente para que vuelva a crecer el empleo, al menos se han sentado unas bases que están permitiendo a las empresas ser más competitivas, más productivas y más flexibles”.

Por último, Mercedes Rodríguez, expresidenta del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales, Francisco Javier Prados de Reyes, socio del dpto. Laboral de Martínez Echevarría Pérez Ferrero y Alberto Carlos Fernández Sánchez, director de RRHH de CIRSA, plantearon sus posturas explicando las luces y sombras que ha dejado esta reforma laboral. En concreto, se abordó la importancia de lograr el consenso político para poder atajar el problema del desempleo juvenil, la modificación del sistema educativo para adaptarlo a las necesidades del mercado laboral y la necesidad de incrementar la flexibilidad de los jóvenes a la hora de emplearse en relación a factores como el cambio de residencia.

Para finalizar, se han puesto de relieve los mejores datos de absentismo cosechados a lo largo del último año gracias a la última reforma laboral y su incidencia en los resultados empresariales. Estas jornadas se están efectuando por toda España para abrir un espacio público de diálogo que mejore las relaciones laborales y la competitividad de las empresas en este país.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Trabajo y Capital Humano en nuestra ZONA EMPLEO/RECURSOS?  

Artículo anteriorMujer, empresa y emprendimiento femenino
Artículo siguiente¿En desempleo o en transición? Talleres gratuitos para controlar el estrés y el dinero