Hipotiroidismo, una enfermedad común entre mujeres y embarazadas

143

El Hipotiroidismo es una enfermedad mucho más común en mujeres que en hombres y tratar este trastorno es fundamental pues puede causar reducción de la fertilidad y mayor riesgo de enfermedades del corazón.

En embarazadas, aumenta el riesgo de abortos y de prematuridad, así como de que los hijos tengan una disminución en sus capacidades intelectuales. Los expertos destacan la importancia de una alimentación que facilite la cantidad de yodo necesaria para prevenir el hipotiroidismo, mediante la ingesta de sal yodada, leche y pescado marino.

Las consecuencias que un infradiagnóstico de esta patología puede tener para la persona afectada pasan por alteraciones del desarrollo orgánico y psicológico durante el desarrollo fetal e infancia, y en la edad adulta, alteraciones de la memoria, apatía, aumento del colesterol, alteraciones del ritmo cardíaco, alteraciones del ritmo intestinal, etc.

Embarazo e hipotiroidismo
Esta disfunción puede ser tanto por una baja actividad tiroidea (hipotiroidismo), en la que el organismo produce cantidades insuficientes de hormonas tiroideas ralentizando el metabolismo, como una actividad excesiva del tiroides (hipertiroidismo), en la que el organismo produce una cantidad muy grande de hormonas tiroideas, provocando una aceleración del metabolismo.

La falta de yodo puede provocar problemas de tiroides, por lo que es recomendable controlar la ingesta de sal yodada, pescado y leche.Lo ideal sería que las mujeres embarazadas revisaran su tiroides al menos una vez al principio del embarazo. Si ya está recibiendo tratamiento por un trastorno tiroideo y está embarazada, es aconsejable que revise su tiroides cada 6-8 semanas. Esto garantizará que la glándula tiroides funcione de forma normal y que usted y su bebé estén bien.

"En los primeros tres meses de vida, el embrión aún no dispone de una glándula tiroides o ésta no es suficientemente madura, por lo que precisa de la hormona tiroidea de la madre. El grado de las consecuencias de esta deficiencia de yodo vienen dadas en función del grado de carencia de esta sustancia", afirma la doctora  Inés Velasco, del Servicio de Ginecología del Hospital General Básico de Riotinto (Huelva) e investigadora del Grupo de Trabajo de Deficiencia de Yodo y Disfunción Tiroidea de la SEEN.

Por otro lado, algunas madres que acaban de dar a luz y no habían sido diagnosticadas pueden sufrir tiroiditis posparto. Esta es una afección transitoria y en la mayoría de las mujeres se resuelve por sí solo un año después de haber tenido el bebé.

Semana del Tiroides
Esta llamada de atención llega desde La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), que ha celebrado la Semana Internacional del Tiroides, para dar a conocer los trastornos asociados a la glándula tiroides y los síntomas de los mismos a la población general, así como concienciar sobre la importancia de prevenirlos, diagnosticarlos y tratarlos cuanto antes, sobre todo en el embarazo.

Se trata de una iniciativa de divulgación que se lleva a cabo en todo el mundo con el auspicio de la Federación Internacional del Tiroides y de otras sociedades científicas internacionales dedicadas al estudio de esta glándula y que en España, está impulsado por la SEEN con la colaboración de Merck.

* SEEN, Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición

Es una sociedad científica compuesta por Endocrinólogos, Bioquímicos, Biólogos y otros especialistas que trabajan en el campo de la Endocrinología, Nutrición y Metabolismo, para profundizar en su conocimiento y difundirlo.

 

También te pueden interesar…

 

¿Ya has visitado Mujer y Salud/Maternidad en nuestra ZONA VIDA PERSONAL?

 

 

Artículo anteriorEl 60% de las compras online son hechas por mujeres
Artículo siguienteSeis modelos de hombre, en el ocaso de los estereotipos