Flickr, el arte de compartir

139

Si hablamos de compartir, organizar y almacenar fotografías, Flickr es actualmente la web más popular de la Red. Aunque su crecimiento ha sido exponencial debido a la adquisición de la empresa por parte de Yahoo! en marzo de 2005 por 30 millones de dólares, Flickr nació tan solo un año antes, en febrero de 2004 -después de tres meses de incubación-, cuando una pequeña empresa con sede en Vancouver (Canadá) llamada Ludicorp e integrada por el matrimonio de Caterina Fake y Stewart Butterfield decidió lanzar esta novedosa herramienta.

Los bloggers encontraron en Flickr una herramienta de primerísimo orden para organizar las imágenes gracias también a un sistema de tags o etiquetas para clasificarlas

Flickr, que en un principio representaba únicamente un chat con posibilidad de intercambiar fotos en tiempo real (a través de un servicio ya inexistente llamado FlickrLive) fue evolucionando hacia un sistema de archivo digital o album digital orientado al usuario individual. La respuesta por parte de la red fue masiva. Los bloggers encontraron en Flickr una herramienta de primerísimo orden para organizar las imágenes gracias también a un sistema de tags o etiquetas para clasificarlas; aparte de poder buscar imágenes por fecha y por licencias Creative Commons. Flickr evolucionó posteriormente a una versión Pro, de pago; sin embargo, la versión básica, como en su origen, sigue siendo gratuita.

Caterina Fake, fundadora de Flickr (junto a su marido), blogger desde 1998, conferenciante, escritora y artista, nos desentraña algunos de los misterios de esta poderosa herramienta social.

¿Cuál fue la motivación principal para desarrollar Flickr?
Nosotros empezamos la empresa con objeto de crear un juego multiplayer masivo llamado, Game Neverending. Cuando el desarrollo del backend (parte interna de la web) estuvo 6 meses por detrás del desarrollo del frontend (parte visible por los usuarios) hicimos muchos proyectos colaterales. ¡Uno de ellos fue Flickr! Intentamos construir ambos en paralelo pero éramos una empresa demasiado pequeña y solo estábamos seis personas por aquel tiempo. Así que llegado un determinado punto nos vimos en la necesidad de parar el desarrollo del juego.

¿Tiene algún significado el nombre de Flickr?

Queríamos un nombre que transmitiera luz y movimiento. Estoy contenta porque no elegimos un nombre que incluyera la palabra "Foto" o "Photo" en el mismo -hay demasiados sitios web con nombres parecidos. También queríamos tener espacio para crecer y evolucionar.

Flickr forma parte de lo que ha venido a denominarse web social. Sistemas como Myspace o Youtube han "calado" en los usuarios de una forma muy palpable como otras aplicaciones no lo han conseguido. El punto común entre todas ellas es la interactividad de los usuarios. ¿Es esta la llave de la web 2.0?
Lo más importante en esos sitios es su sociabilidad, haciendo más fácil la conexión con otras personas. Las comunidades tienen que ser cuidadosamente construidas y atendidas, y es importante que las páginas web creen sociedades reales en internet.

¿Cuál es concretamente la clave del éxito de Flickr?
Es difícil decir qué detalle fue, cuando probablemente fueron cientos de cosas diferentes. Pero una de las cosas que ayudó a su difusión fue que la mayoría de las fotografías eran públicas. Se trataba de una nueva idea para un sitio donde compartir imágenes -con anterioridad todas las páginas web que tenían como servicio compartir fotos eran todas privadas. Esta idea surgió de bloguear.

En declaraciones realizadas hablas de "cultura de la generosidad" como pieza indispensable en la red. ¿Puedes hablarnos de ello?
Internet siempre ha tenido personas que han subido recetas, fotos de sus gatos, documentos que han escrito toda clase de estupendas informaciones con las que contribuyen al mundo por ninguna otra razón salvo su generosidad, y el deseo de conectarse con otras personas. Creo que esto se vio oscurecido durante el periodo de la burbuja de las puntocom en internet, y lo que estamos viendo en estos momentos – con la Web 2.0- es una vuelta a las raíces de la red.

Flickr es el ejemplo de haber dado en la diana con un producto de cara al público y en ser adquirida por una gran empresa; pero no ha sido la única. ¿Es este el futuro de la red? ¿Las empresas pequeñas solo podrán sobrevivir/triunfar en la red si las grandes compañías ponen sus ojos en ellas?
Es difícil de decir. Creo que siempre habrá compañías que empiecen siendo pequeñas y se hagan grandes y más grandes antes que ser adquiridas por otras. Solo es cuestión de tiempo antes de que veamos la próxima.

Artículo anteriorEl ciberfeminismo social
Artículo siguienteComprender los medios