Empresas TIC fomentan presencia de mujeres

341

Viviane Reding, comisaria europea de Sociedad de la Información, presidió la firma por varias compañías líderes del sector de las telecomunicaciones, de un código para interesar a las mujeres en los estudios de las TIC y potenciar su presencia en empresas tecnológicas.

Son Alcatel-Lucent, IMEC, Orange-France Telecom, Microsoft y Motorola, y la iniciativa responde a un llamamiento que hizo la Comisión en 2007 para que las empresas dedicadas a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) "atrajesen" a más mujeres con conocimientos en el área.

Las firmantes comprometen a hacer los puestos de trabajo con un perfil tecnológico "más atractivos para las mujeres y a hacer un mejor uso y promover el potencial femenino" en el sector.
Reding señaló que las buenas prácticas recogidas en el código "deben ser completadas con sólidos objetivos", y como ejemplo propuso aumentar la presencia de mujeres en los cuadros directivos de esas empresas. Agregó que hoy "sólo el 7 por ciento de los miembros de las direcciones de las 116 principales compañías de TIC son mujeres", y exigió que esa cifra se duplicara para 2015.

La Comisión Europea considera que, en el contexto de la actual crisis financiera y económica mundial, los empleos en los sectores de las TIC son fuentes fiables de crecimiento y cruciales para la recuperación económica y que su competitividad (UE) dependerá de su capacidad para "atraer y retener trabajadores cualificados dentro de los cuales debe incluirse a las mujeres".

Los números del sector

La Comisión calcula que la UE necesitará unos 300.000 ingenieros cualificados más para 2010, e incide en que sólo uno de cada cinco especialistas en computadoras será mujer. Según sus datos, el sector afronta una escasez de 41.800 profesionales en España, 87.000 en Alemania, 18.300 en Polonia, 10.100 en Bélgica, 4.300 en Francia y 2.800 en Italia.

La UE propone impulsar foros y redes que ofrezcan ayuda y consejos a las mujeres a la hora de buscar un trabajo en este campo. Entre otras iniciativas, el código de buenas prácticas contempla medidas como la creación de laboratorios o clubes para fomentar el conocimiento de estas tecnologías entre las estudiantes, o programas tutoriales para que las mujeres en baja de maternidad conozcan los últimos avances tecnológicos. La Comisión asegura que hará un "estrecho seguimiento" de la aplicación de este código por parte de las empresas que lo suscriban, y que emitirá una evaluación al cabo de un año.

También te interesan…