Empleo: ¿Optimismo o pesimismo?

101

No todos es negro en el panorama laboral aunque si tomamos como referencia los resultados de la encuesta elaborada por InvesMarket para elEconomista. ´Casi un 60% de los hogares de este país cree que el desempleo va a seguir creciendo y por bastate tiempo todavía. Pero si la cosa no pintase aun mal y el pesimismo se hiciese más patente todavía, solamente un 5% de los encuestados creen que las cosas van a mejorar de aquí a los próximos 12 meses. El riesgo en este caso, sería la profecía autocumplida.

El miedo a perder el puesto de trabajo se ha hecho más y más patente en los últimos meses, toda vez que las cifras nos indican que ya casi no quedan empleados temporales que echar de las empresas, con lo que pronto el desempleo llegará a los trabajadores indefinidos, cosa que hace unos meses era impensable. Y es que el mercado laboral se ha vuelto muy caro en el sentido de que la oferta de mano de obra supera con creces a la demanda de fuerza de trabajo.

Ser optimista ante el mercado laboral actual, es difícil, lo se, pero ¿realmente te encuentras mejor personalmente pensando
de esa manera?
Muchas veces os he comentado el hecho de que ser pesimista y sobre todo cuando estás buscando empleo es algo muy contraproducente para esta actividad, pero suele pasar muchas veces lo que el refrán español define tan bien: “Un pesimista es un optimista informado”.

Y es que el desánimo parece cundir y como una especie de virus, esto es enormemente contagioso y por lo tanto muy peligroso. Ahora, si una empresa necesitaba contratar a alguien, ante el recelo de que la cosa empeore por un lado, y a la posibilidad de encontrar a alguien válido más adelante ante el aumento desmesurado del desempleo por otro, hacen que el mercado laboral se vea envuelto en un continuo estancamiento y se produce el efecto de que es la pescadilla que se muerde la cola.

Y no quiere decir que lo que la gente piense no sea verdad; lo que ocurre es que es enormemente contraproducente el hecho de pensar de esa manera, aunque se por otra parte algo muy realista.

Perder un puesto de trabajo es algo que hoy en día es áltamente peligroso y de difícil superación, pero no puede hacer que el ánimo decaiga porque sino si que la cosa no va a tener vuelta atrás. Ser optimista ante el mercado laboral actual, es difícil, lo se, pero ¿realmente te encuentras mejor personalmente pensando de esa manera?

La verdad es que no. El ser realista muchas veces está reñido con ser optimista, pero eso es algo que debemos de intentar de superar.

De hecho una cosa está calra en esta vida, y es el hecho de que la realidad a fin de cuentas es lo que nosotros hacemos o queremos hacer. Por lo tanto, si queremos que las cosas mejoren, deberá de empezar por nosotros ese espíritu.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Estudios/Informes/Datos en nuestra ZONA INFORMACIÓN?