Desigualdad de género, empleo y diferencia salarial

359

Eurostat, la oficina estadística de la Unión Europea, ha publicado la Encuesta sobre la estructura de los salarios que  aporta información detallada sobre la distribución de los ingresos en la UE. Las mujeres siguen ganando menos que los hombres y aún están en minoría en los puestos políticos decisorios y de dirección. Además componen el grueso de la población desempleada y se ocupan en la mayoría de los trabajos a tiempo parcial o no remunerados. 

Los contratos con remuneración baja representaban el 17,0 % en 2010 en la UE de los 27, habiendo diferencias entre los Estados miembros. Los porcentajes más altos se registraron en Letonia (27,8 %), Lituania (27,2 %), Rumanía (25,6 %), Polonia (24,2 %) y Estonia (23,8 %), y los más bajos en Suecia (2,5 %), Finlandia (5,9 %), Francia (6,1 %), Bélgica (6,4 %) y Dinamarca (7,7 %).

La encuesta desveló que las mujeres son las que con mayor frecuencia firman contratos con baja remuneración, concretamente el 21 % de las empleadas en comparación con el 13,3 % de los empleados. También se observó una diferencia considerable entre mujeres y hombres en cuanto al nivel educativo y el tipo de contrato. No cabe duda de que la formación influye de manera determinante en el empleo. Cuanto menor sea esta, mayor será la probabilidad de recibir un contrato de remuneración baja. En la encuesta se apunta a que el 29,0 % de los trabajadores con un nivel educativo bajo tenían un empleo de ingresos bajos, mientras que los porcentajes entre los trabajadores con un nivel de estudios medio o alto era de 19,3 % y 5,8 % respectivamente. Más de la mitad de los trabajadores con un nivel educativo bajo en Alemania (54,6 %) y Eslovaquia (51,5 %) tenían ingresos bajos y en Rumanía algo menos de la mitad (49,4 %).

El tipo de contrato también influye en estas cifras. En 2010, en la UE de los 27, el 31,3 % de los trabajadores con un contrato de duración limitada recibían una remuneración baja, mientras que en el caso de aquellos con un contrato indefinido dicho porcentaje era del 15,7 %. En todos los Estados miembros, excepto Estonia y Chipre, se reproduce esta situación. La mayor proporción de trabajadores con remuneración baja y contrato temporal se dieron en Países Bajos (47,9 %), Polonia (42,5 %), Alemania (38,0 %), Bulgaria (36,9 %), Hungría y Reino Unido (ambos con 36,4 %).

La Comisión Europea trata ahora de cambiar esta situación mediante una serie de iniciativas. El Paquete de empleo juvenil garantiza que todos los jóvenes reciban una oferta de empleo o de formación de calidad en un plazo de cuatro meses tras haber terminado sus estudios o haberse quedado en paro. Europa 2020, la estrategia de crecimiento de la UE, incluye además un plan destinado a capacidades y empleos nuevos que tratará de formar en las capacidades más adecuadas para los trabajos del futuro y modernizar la legislación europea en materia de empleo.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Igualdad de género en nuestra ZONA SOCIEDAD?       

 

Artículo anteriorInforme: Cerrando la brecha de género
Artículo siguiente1,6 millones de beneficiados por los proyectos sociales