Corrupción: Las mujeres en la democracia participativa

200

La corrupción, vista desde una dimensión de género y de derechos, visibiliza cuánto y cómo –diferencialmente–, impactan los actos de corrupción en la vida y los derechos de las mujeres. El libro “Género y Corrupción – Las mujeres en la democracia participativa” es parte de un proyecto de la Fundación Mujeres en Igualdad, de UNDEF y UNIFEM y de sus autoras/es a la causa de los derechos humanos de las mujeres.

A través de un rango diverso de artículos y de miradas, esta publicación ofrece las principales claves para acercarnos a la corrupción con perspectiva de género y de derechos. También demuestra el carácter multidimensional e internacional de la cuestión y permite vislumbrar el rol activo que juegan las mujeres y sus organizaciones en desmantelar los andamiajes que la sostienen y la impunidad con la que opera.

Esta publicación demuestra el carácter multidimensional e internacional de la corrupción y permite vislumbrar el rol activo que juegan las mujeres y sus organizaciones en desmantelar los andamiajes que la sostienen y la impunidad con la que opera. “La gravedad y la persistencia de las violaciones de derechos humanos y, en particular, de derechos de las mujeres, que la corrupción alimenta – la trata con fines de explotación sexual o laboral, por citar un ejemplo dramático –, hace que resulte esencial intensificar nuestras reflexiones y acciones en la temática”, dijo la doctora Soledad García Muñoz, Coordinadora de la Oficina Regional Suramérica del IIDH, Instituto Interamericano de Derechos Humanos

La presentación del libro “Genero y Corrupción – Las mujeres en la democracia participativa”, que Fundación Mujeres en Igualdad realizó en el marco del proyecto “Mujeres por la equidad y la transparencia”, financiado por UNDEF/UNIFEM. Se presentará el miércoles 29 de septiembre a las 11 hs. en la Legislatura de la CABA, Salón Pte. Perón.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Libros y letras en nuestra ZONA OCIO Y CULTURA?

Artículo anteriorLa fragancia femenina para disfrutar del atardecer
Artículo siguienteHombres y mujeres: diferentes en la red