Conciliación sí o sí

250

El 94% de las mujeres empresarias realizan trabajo doméstico en sus hogares  y más del 80% convive con personas dependientes, por lo que las medidas de conciliación de vida familiar y personal resultan cruciales a la hora de la promoción profesional de la mujer.

Además, la conciliación repercute positivamente en las relaciones laborales, aumenta el rendimiento y la satisfacción de los trabajadores y, con ello, la productividad de la empresa.

Estas son algunas de las conclusiones del estudio que la Asociación de Organizaciones de Empresarias del Mediterráneo (AFAEMME) ha realizado en el marco del proyecto Aplicación de Políticas de Género en Puestos de Toma de Decisión en PYMES.

Los problemas de conciliación son los principales obstáculos para que las mujeres accedan a los puestos de toma de decisión.Este proyecto se llevó a cabo en las comunidades autónomas de Aragón, Cantabria, Comunidad Valenciana, Islas Baleares y Murcia, con el fin de analizar los principales obstáculos que impiden que más mujeres accedan a puestos de toma de decisión en las PYMES, así como también las medidas que más lo facilitarían.

Entre los principales obstáculos se encuentran precisamente los problemas de conciliación de la vida familiar y laboral y, en menor medida, la existencia de estereotipos de género. El estudio revela que en ningún caso se trata de un problema de falta de ambición.

Sin embargo, a este respecto sí es clave el papel adoptado por la propia empresa, pues de su voluntad depende que la mujer llegue o no a un puesto determinado.

Así, según este proyecto, las medidas que facilitan mucho el acceso y/o mantenimiento de la mujer en puestos de toma de decisión son:

. Conceder una bonificación a la empresa en el periodo inmediatamente anterior a la baja maternal (momento en el que se solapan dos personas en el mismo puesto de trabajo), e inmediatamente posterior a la reincorporación de la trabajadora (cuando debe readaptarse al trabajo).

. Establecer un eventual permiso compartido de maternidad/paternidad de 4 y 2 meses respectivamente.

. Permitir a la empresa cubrir el puesto desocupado por una baja maternal o paternal con un trabajador de la propia empresa que se haría cargo temporalmente de las tareas correspondientes.

Teniendo todo esto en cuenta, parece claro que son principalmente los problemas de conciliación de la vida familiar y laboral los que dificultan el acceso de las mujeres a estos puestos, ya que éstas están muy preparadas para asumir dichos cargos y tienen la motivación y la ambición necesarias para ello.

También te pueden interesar…

 ¿Ya has visitado Empresas/Familiares/Pymes en nuestra ZONA EMPRESAS?