¿Cómo poner en marcha un centro de día?

502

¿Cómo poner en marcha un centro de día? es una de las preguntas más habituales que llegan a nuestra compañía. Existe un elevado número de profesionales interesados en crear un centro de pero no tiene el conocimiento de cómo hacerlo o por el contrario han intentando ponerlo en marcha pero no han sabido cómo gestionarlo y rentabilizarlo.

Existe un trabajo de campo previo muy importante a la hora de su puesta en marcha. No sólo hablamos de la inversión económica, las características del local, la ubicación, los permisos y licencias tanto del Ayuntamiento como de los servicios sociales, que son algunos de los primeros pasos que hay que tener en cuenta antes de su arranque.

Una de cada cinco familias
no sabe realmente
lo que es un centro de día,
por lo que invertir en el conocimiento de estos servicios es fundamental.

En primer lugar es fundamental elegir la zona en la que vamos a ubicar el centro a través de un estudio de mercado valorando las necesidades existentes. Una vez elegida la ubicación, el local es el siguiente factor clave. Es imprescindible que éste cumpla los requerimientos exigidos en la normativa vigente de la comunidad autónoma en la que estemos. Esto, unido a una óptima distribución del local, nos llevará a obtener los permisos exigidos para su apertura.

Una vez que la parte arquitectónica y de licencias está en marcha, la segunda fase es la selección del equipo de profesionales. He aquí otro punto clave para el éxito del centro ya que el perfil de profesionales que contratemos va a ser uno de los pilares para dar la calidad asistencial por la que se debe luchar en el sector. Por ello, la formación de nuestro personal debe ser integral; además de tener los conocimientos propios de su especialidad, es importante que conozca nuestra filosofía, nuestro método de trabajo, que tenga orientación comercial…

En este sentido el área de marketing y comunicación también debe trabajarse. A pesar del crecimiento de los centros de día, sigue existiendo mucha desinformación al respecto, de hecho, en los estudios que realizamos a nivel interno en Vitalia, una de cada cinco familias no sabe realmente lo que es un centro de día, por lo que invertir en el conocimiento de estos servicios es fundamental.

El sector de la tercera edad demanda una gran profesionalización de sus servicios, por lo que la creación de un centro de día es algo más compleja de lo que aparentemente parece, es por ello por lo que ponerse en manos de profesionales expertos en la materia o buscar apoyo en entidades que puedan asesorar al respecto facilita mucho los momentos de incertidumbre iniciales. Pese a las dificultades, desde mi propia experiencia, no hay nada más gratificante que poder trabajar en lo que te apasiona. Por ello, si de verdad se tienen ganas de poner en marcha un centro, por muy difícil que parezca, se consigue. Llevar a cabo un proyecto con el objetivo de dar calidad de vida a nuestros mayores es muy gratificante y todo lo que hagamos para conseguirlo habrá merecido la pena.

www.vitalia.com.es

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Directivas y Empresarias en nuestra ZONA MUJERES?

 


Artículo anteriorEn defensa del acceso igualitario a los puestos de dirección
Artículo siguienteCristina Castillo, Oracle: “Diversidad y talento son las claves del éxito”