Artritis reumatoidea y artrosis

151

Con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los pacientes a través del estudio de nuevos tratamientos para el manejo del dolor y la inflamación en afecciones crónicas, Pfizer presentó importantes datos acerca del tratamiento de artritis reumatoidea, artrosis, fibromialgia y otras enfermedades en el marco del encuentro anual del Colegio Americano de Reumatología (ACR, por sus siglas en inglés), que se llevó a cabo en la ciudad de San Francisco, EE.UU., del 25 al 29 de octubre pasados.

La compañía brindó información acerca del progreso en el desarrollo de nuevos productos, que si bien aún se encuentran en fase experimental, apuntan a nuevos mecanismos de acción para el manejo del dolor y la inflamación.

Entre ellos, el tanezumab, una molécula diseñada para actuar sobre el factor de crecimiento nervioso (mediador clave en el dolor); el inhibidor de JAK CP-690.550, que suprime la respuesta inflamatoria inmunológica; y esreboxetina, un inhibidor del recaptador de la norepinefrina altamente selectivo que ayuda a controlar la actividad de este importante neurotransmisor.

“Pfizer tiene un record establecido en terapias innovadoras para los pacientes que sufren de dolor e inflamación”, afirmó el Dr. Martin Mackay, presidente de Investigación y Desarrollo de Pfizer global. “Los datos que presentamos en el ACR confirman nuestra aproximación clínica en el desarrollo de estos tres componentes como potenciales medicinas para aliviar estas serias condiciones médicas”.

Los datos que se presentaron en el encuentro son los siguientes:

Artritis reumatoidea (AR)
– CP-690.550: inhibidor de la Enzima Janus Kinasa (JAK, por sus siglas en inglés). Contribuye al control de la activación y proliferación de glóbulos blancos, células clave en el sistema inmunológico y que intervienen en el mecanismo de la AR. El CP-690.550 ha mostrado alentadores resultados en dosis que no parecen estar aso-ciadas a una excesiva supresión inmunológica.

Se presentaron datos de un estudio de Fase 2B que evalúa su actividad en combinación con metotrexato, el tratamiento más común en AR. Aproximadamente el 60% de los pacientes que recibieron dosis de 3 mg o más de CP-690.550 respondió al tratamiento, mientras que sólo el 37,7% respondió con placebo. Estos datos confirman y extienden los prometedores resultados observados en un estudio previo de Fase 2A este estudio más prolongado, de 12 semanas y a pacientes que ya están tomando metotrexato.

También se presentó un estudio de interacción farmacocinética de drogas que mostró que CP-690.550 y metotrexato pueden ser co-administrados sin ajustar la dosis. Asimismo, se mostraron resulta-dos de una extensión de estudio a etiqueta abierta.
Se espera que en 2009 comiencen estudios de Fase 3, de mayor envergadura y más prolongados, que ayudan a definir los beneficios y riesgos de esta molécula como potencial tratamiento para la AR, una enfermedad que puede ser severa, debilitante, deformante e incluso capaz de reducir la expectativa de vida.

Artrosis
Tanezumab: Se trata de una nueva medicación biológica diseñada para bloquear el factor de crecimiento nervioso.
Datos de un estudio de Fase 2 sobre la eficacia de este compuesto en el alivio de dolor moderado a severo en pacientes con artrosis de rodilla mostraron que el tratamiento, una vez cada ocho semanas, puede disminuir significativamente el dolor en pacientes que sufren tal afección. En el estudio, aproximadamente el 75% de los pacientes en los grupos de 100 y 200 μg/kg tuvo una reducción del 50% del dolor en la rodilla, en comparación al 26% de pacientes en el grupo placebo.

La artrosis de rodilla es una enfermedad frecuente, que puede cau-sar pérdida de la función articular y discapacidad laboral.

Fibromialgia
Pfizer es líder en el tratamiento de esta afección cuya característica principal es el dolor diseminado, así como fatiga y dificultad de concentración.

– Pregabalina: esta novedosa droga fue la primera aprobada por la Food and Drug Administration (FDA) de los EE.UU. para el tratamiento de la fibromialgia. Algunos pacientes experimentaron una reducción significativa del dolor apenas a una semana de tomar esta medicación. Se presentarán nuevos datos sobre esta droga.

– Esreboxetina: Se trata de un inhibidor altamente selectivo del re-captador de norepinefrina que podría emplearse en fibromialgia.

Durante el ACR se presentaron resultados de un estudio de Fase 2 de prueba de concepto sobre la eficacia de esta droga administrada una vez al día en pacientes con fibromialgia. Los hallazgos muestran que la molécula podría ser efectiva en aliviar los síntomas clave de la fibromialgia, incluyendo dolor, función y fatiga, y que fue generalmente bien tolerada.

El 43% de los pacientes reportó que su condición había mejorado o mejorado mucho en comparación con el 23% en el grupo placebo.

Artículo anteriorReducen el riesgo cardiovascular
Artículo siguientePeces Barba y el olvido histórico