Vuelta al cole: menos de un 10% de los padres colaboran

579

Tras el relax, la playa y las excursiones en familia del verano llegan el estrés, las prisas y el desembolso para la preparación de todo el material escolar: la vuelta al cole. Mientras los más pequeños lo esperan con ansia para reencontrarse con los amigos, el inicio del nuevo curso escolar supone, sin embargo, para muchos padres un momento de máxima tensión.

Además del gran gasto económico que supone la cuota del colegio, el comedor, el transporte y el material escolar –lo cual supuso el año pasado una media de casi 1.900 por hijo, según datos de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU)─, las familias entran en septiembre en un estrés postvacacional con el objetivo de tenerlo todo listo para el primer día de colegio. Una ardua tarea en la que se implican en solitario la mayoría de madres. Así lo reflejan los datos de una encuesta realizada por la empresa de etiquetas personalizadas Stikets, según la cual el 90% de las madres no reciben ninguna ayuda en preparar la vuelta al cole, ni por parte de sus hijos ni de sus parejas.

Según una encuesta realizada por la empresa Stikets, el 90% de las madres no reciben ninguna ayuda a la hora de preparar la vuelta al cole “Este dato concuerda con el porcentaje de género de nuestros clientes, los cuales más de un 85% son mujeres”, explica Stephanie Marko, cofundadora y CEO de Stikets. “Este hecho nos ayuda mucho en la comunicación con nuestros clientes, ya que sabemos exactamente qué es lo que busca una madre en nuestro producto”, aseguran Stephanie Marko y María José Rivas, madres emprendedoras y fundadoras de la firma.

Stikets, creada por dos mamás que buscaban una forma mejor de identificar los objetos personales de sus hijos y evitar así que se perdieran en el caos de la escuela, ofrece una solución práctica, efectiva y económica basada en etiquetas personalizadas a partir de unos diseños exclusivos para marcar ropa, libros, zapatos, material escolar, mochilas, túpers, cámaras, pelotas, raquetas, gorras, calcetines, portátiles, iPods, lápices y cualquier cosa que pueda perderse. De acuerdo con sus fundadoras la empresa se creó justamente para hacer la vida más fácil a las madres.

La conciliación laboral y familiar en el ADN

Con la solución de problemas y el cuidado de la familia como valores principales y con una plantilla formada por dos terceras partes de mujeres, la conciliación laboral y familiar forma parte del ADN de Stikets, que fue galardonada en 2012 con el “Premio a la Acción Social Familiar” otorgado por el Grupo de Entidades de la Familia.

Horarios flexibles de entrada y salida, jornada laboral similar a la europea, teletrabajo, días de libre disposición, trabajo a tiempo parcial y autogestión de las vacaciones son algunas de las ventajas que ofrece Stikets a sus trabajadores. “Nuestro objetivo como empresa es doble. Por una parte, queremos solucionar de forma práctica los problemas cuotidianos de las familias y ahorrarles tiempo. Por otra, tratamos que esos beneficios también se trasladen a nuestra plantilla”, declara Stephanie Marko.

Acerca de Stikets – www.stikets.com

Stikets.com es una página web creada en 2011 por las dos mamás emprendedoras María José Rivas y Stephanie Marko que buscaban una manera mejor de “encontrar y organizar sus cosas”. Con esta idea, fundaron una empresa con la misión de ofrecer una solución práctica, efectiva y económica para marcar ropa, libros, zapatos, material escolar, mochilas, túpers, cámaras, pelotas, raquetas, gorras, calcetines, portátiles, iPods, lápices de escribir y de memoria, en fin, cualquier cosa que queramos evitar que se pierda.

En Stikets.com, el usuario puede crear etiquetas personalizadas a partir de unos diseños exclusivos en un entorno interactivo y de una forma sencilla, rápida y divertida. Así, se pueden configurar las propias etiquetas escogiendo los colores, fondos, tipología de letra, medidas y contenidos haciendo sólo unos clics de ratón.

También te pueden interesar…

 

¿Ya has visitado Mujer  y salud en nuestra ZONA VIDA PERSONAL? 

 

 

Artículo anterior¿Gestión de la diversidad con perspectiva de género?
Artículo siguienteLas mujeres en el mercado del automóvil, un revulsivo de color