Vanguardia conciliadora

215

Este permiso retribuido, al que se podrán acoger todas las profesionales de la entidad una vez finalizada la semana 35 de su embarazo, pretende facilitar el final de un periodo `emocionante y feliz´ para las mujeres, pero también `complejo física y emocionalmente´. La duración del permiso retribuido se extenderá desde el final de la semana 35 hasta que la madre dé a luz, normalmente en la semana 40 de embarazo.

Posteriormente, la madre iniciará su baja maternal, que podrá extenderse durante 15 días más por la acumulación de las horas libres por lactancia. Es decir, las mujeres que lo deseen podrán sustituir el permiso por lactancia de niños menores de nueve meses, una hora de ausencia al día, por un permiso retribuido de 15 días laborables.
Cada vez son más los profesionales de Caja Navarra que disfrutan de medidas de equilibrio entre su vida profesional, personal y social. En el último año, el número de personas que se han acogido a medidas de este tipo ha aumentado de 40 personas en junio de 2006 a 81 en junio de 2007.
Para asegurar la igualdad de oportunidades y asegurar que una vida satisfecha en todos los aspectos no impida el desarrollo de la carrera directiva, Caja Navarra ha lanzado nuevas medidas que fomentan el equilibrio y que están teniendo muy buena acogida entre sus profesionales.

En concreto, en junio de 2007, 81 profesionales de la entidad (el 4,6% de la plantilla) participaban de alguna de ellas, un 100% más que un año antes. De ellos, 66 eran mujeres y 15, hombres.
Se han tramitado 22 para permisos por maternidad y 7 por paternidad. Las mujeres que además sean directivas o tengan responsabilidad sobre otras personas, podrán acogerse al Protocolo de maternidad, por el que contarán con una persona de apoyo desde la comunicación de su embarazo hasta dos semanas después de su reincorporación al trabajo. Además, se les facilitarán medios técnicos para seguir, desde su casa, el transcurso de sus asuntos.
Además, 14 profesionales han pedido reducción de jornada sin reducción salarial, una medida revolucionaria que Caja Navarra tomó hace dos años para beneficiar a sus profesionales durante el primer año de su maternidad o paternidad.
Por otro lado, 18 personas han solicitado una excedencia por permiso no retribuido; 8 han reducido su jornada por cuidado de hijos y familiares y 7 han solicitado una excedencia por cuidado de hijos y familiares. Por último, 4 personas han aprovechado la posibilidad de sustituir el permiso de lactancia de un hijo menor de 9 meses acumulándolo en jornadas completas.

Caja Navarra puso en marcha a partir de febrero de 2008 su Plan Mujer, con el que aspira a ser la entidad preferida por las mujeres, tanto para trabajar como para ser clientas. Un reto que Can aborda con reconocimiento de derechos, eliminando sesgos discriminatorios negativos en el lenguaje y el trato, y aportando soluciones específicas a sus necesidades, preocupaciones e intereses.
Recientemente, la entidad ha lanzado una herramienta para fomentar que, lo profesionales que lo deseen, puedan flexibilizar su jornada laboral y conectarse a su equipo de trabajo desde otro ordenador en cualquier lugar.