Una alianza con valores

143

Once de los principales bancos éticos y sostenibles del mundo han creado una alianza para construir una alternativa positiva a un sistema financiero global en crisis. Los once bancos que dan servicio a más de siete millones de clientes en 20 países de todo el mundo, han llegado a un acuerdo durante una reunión especial celebrada en Holanda.

La Alianza Global por una Banca con Valores (Global Alliance for Banking on Values) fue presentada públicamente durante un evento en la sede central de Triodos Bank en Zeist, Holanda, que contó con la participación de la princesa Máxima de los Países Bajos, anterior miembro del Grupo Asesor de las Naciones Unidas sobre Sectores Financeros Incluyentes, y Achim Steiner, Director Ejecutivo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Los requisitos que debe cumplir cada entidad para participar en la Alianza Global por una Banca con Valores son:

  • ser un banco independiente y con ficha bancaria, dirigido a clientes de retail
  • gestionar un balance total mínimo de 100 millones de dólares
  • estar dirigido a poner en práctica la financiación responsable y tener en cuenta una aproximación al negocio bancario que compatibilice la rentabilidad económica con la rentabilidad social y

La Alianza Global por una Banca con Valores ha sido fundada por el banco bengalí BRAC Bank – parte del Grupo BRAC, la mayor institución de microcréditos del mundo-, el banco cooperativo estadounidense ShoreBank y Triodos Bank, el referente europeo en banca ética y sostenible. El resto de miembros son entidades de microcréditos y bancos y cooperativas de crédito dedicadas a la financiación responsable. A ellos se sumará en breve el banco de microcréditos keniata K-Rep Bank, que no pudo asistir al lanzamiento.

En su discurso de apertura, Peter Blom, CEO de Triodos Bank, señaló: “Los bancos que firman esta alianza continúan creciendo, obteniendo beneficios y haciendo frente a la crisis financiera. Estas entidades pusieron en marcha un modelo de negocio bancario que combina la rentabilidad financiera con la rentabilidad social y medioambiental cuando no estaba de moda hacerlo. No hay una única respuesta a la crisis financiera internacional, sino muchas. Los responsables de las once entidades aquí reunidas tenemos mucho que aportar al sistema financiero a nivel internacional. Juntos somos una extraordinaria fuerza para el cambio”, subrayó Blom.

Los nuevos socios planean desarrollar nuevas líneas de trabajo, construir organizaciones que encajen mejor con la idea de un desarrollo sostenible a largo plazo y nuevas formas de propiedad y cooperación económica. Los socios consideran que esta nueva alianza nace en un momento especialmente propicio, dada la crisis financiera y su profunda y duradera influencia en todo el mundo.

De acuerdo con Fazle Hasan Abed, presidente de BRAC, “cada vez es mayor la dependencia económica entre unos países y otros, sin importar el lugar en el mundo en el que vivimos. Para abordar los problemas a los que nos enfrentamos, vamos a necesitar una acción a nivel global. Creemos que estos once bancos tienen el potencial necesario para introducir mejoras innovadoras en el mundo financiero y empezar a dar soluciones a largo plazo para comunidades y sectores desantendidos por la banca tradicional”.

“Vamos a promover las finanzas responsables, poniendo nuestra experiencia al servicio de bancos ya existentes y ayudando al desarrollo de otros nuevos”, subrayó Mary Houghton, presidenta de la ShoreBank Corporation. “Vamos a abanderar el debate sobre los modelos de banca que creemos que pueden inspirar profundos cambios en la industria financiera dominante. No sólo queremos hablar de cambio, trabajaremos juntos para conseguirlo. Establecer esta Alianza resulta de gran importancia ante la necesidad de una economía más sostenible”.

Bancos de la Alianza

 

Artículo anteriorEl ciberfeminismo social
Artículo siguienteComprender los medios