El desafío del «reskilling», impulso positivo para la empleabilidad

El reciclaje profesional como oportunidad en un escenario de evolución constante de nuevas tecnologías y metodologías de trabajo.

79
Pexels-Tara Winstead

NFTs, Web 3.0, inteligencia artificial, blockchain, robotización, y en estas últimas semanas mucho ruido sobre qué escenarios nos deparará el metaverso.

Estos ámbitos de futuro tecnológico son cada vez más habituales en conversaciones sociales, telediarios, centeneras de titulares, blogs e hilos interminables en Twitter. Sin embargo, al mismo tiempo, existe un déficit histórico de profesionales europeos necesarios para cubrir la gran demanda de empleo en el sector tecnológico.

Son conocidas nuestras elevadas tasas de paro juvenil y de personas mayores de 50 años. Mientras que la de menores de 25 se ha ido reduciendo en los últimos años, la tasa de paro de mayores de 50 no para de crecer. Según la última EPA, más de 1.000.000 de personas hoy, con ilusiones, formación y experiencia laboral previa buscan trabajo de forma activa y no lo encuentran.



Existe un déficit histórico de profesionales europeos necesarios para cubrir la gran demanda de empleo en el sector tecnológico.

En simultáneo, la demanda de perfiles tecnológicos, solo en España, asciende a más de 200.000 vacantes y a 900.000 en la Unión Europea, según datos recientes publicados por la Comisión Europea.

Estamos ante dos caras de una misma moneda.

Mujer, trabajadora, y mayor de 50

Tengo 50 años, trabajo en una empresa tecnológica, fui nombrada Top 100 Mujeres Líderes en España en 2021 y sí, me inquieta pensar si mis conocimientos técnicos y de gestión garantizarán mi empleabilidad en los próximos 20 años.

Me dedico a la innovación, diseño, lanzamiento y optimización de negocios digitales desde el enfoque de la experiencia y el diseño de futuros.

No obstante, la rapidez en la evolución de las nuevas tecnologías, metodologías de trabajo, lenguajes, entornos en la nube y datos nos obliga a una actualización constante. Pero, abordar una nueva formación no siempre es una tarea fácil: falta de tiempo, conciliación, coste e incertidumbre sobre su aplicabilidad inmediata frenan esta decisión.

La rapidez en la evolución de las nuevas tecnologías, metodologías de trabajo, lenguajes, entornos en la nube y datos nos obliga a una actualización constante.

Pexels-Tomas Ryant
Iniciativas públicas y privadas de reskilling profesional

Empresas como la que integro han activado de forma satisfactoria muchas iniciativas para ayudar a ese reciclaje tecnológico. Udemy, cursos de formación y certificación tecnológica de Microsoft, Google o Amazon, son algunas de ellas. Otras, lideradas y apoyadas por la Comisión Europea e instituciones público privadas están en fases muy incipientes.

La oferta de Universidades y Escuelas de formación tecnológica especializada son bien acogidas, necesarias, pero insuficientes para cubrir la demanda tan brutal que existe de perfiles tecnológicos en el ámbito del desarrollo de software, ciberseguridad, inteligencia artificial y big data.

El futuro de nuestra sociedad pasa por ser sostenibles con el planeta, reutilizar recursos, ser eficientes en el uso energético y activar un consumo responsable, pero también por una sociedad que garantice y facilite el reciclaje de profesionales y contribuya a mantener su empleabilidad.

El futuro de nuestra sociedad pasa también por una sociedad que garantice y facilite el reciclaje de profesionales y contribuya a mantener su empleabilidad.

Hoy, la población entre 35 y 55 años, será en 2030 la más numerosa de la historia de nuestro país (30% de la población española), y necesitará de una seguridad social saneada y acciones sociales bien diseñadas.

Mujeres líderes en acción

La empleabilidad de mayores de 50 nos apremia, los efectos de no conseguirlo tendrá un impacto negativo en la economía europea, pero sobre todo, en la felicidad e integridad de las personas. Por esta razón, desde Mujeres&Cia queremos atender esta preocupación y colaborar con el debate, para dar visibilidad al reto y ofrecer claves para lograrlo.

El objetivo de esta columna será el de contribuir a dar pistas y ejemplos de profesionales senior, que tras una formación especializada son capaces de reciclar y actualizar sus carreras profesionales en el mundo tecnológico.

Creo firmemente que siempre hay una oportunidad de reciclaje y actualización profesional; requiere esfuerzo, foco, ilusión y dedicación.

A partir de esta sección a la que llamamos “Talento circular”, buscamos ser una guía para que profesionales en actividad, o que se encuentran en la búsqueda activa de empleo, sepan hacia dónde dirigirse de forma eficaz y práctica en lo relativo a cursos, formación, y de esta manera dar un impulso positivo a su empleabilidad.

A través de testimonios, entrevistas a formadores, empresas demandantes de empleo y profesionales trabajando en posiciones tecnológicas abriremos el camino para entender la singularidad de las posiciones, las capacidades técnicas requeridas y cómo emprender el camino a una formación práctica y la posterior búsqueda de empleo.

Creo firmemente que siempre hay una oportunidad de reciclaje y actualización profesional; requiere esfuerzo, foco, ilusión y dedicación. Con el apoyo de innovadoras metodologías de aprendizaje, es posible conseguirlo.

Artículo anteriorAna Vertedor: «Data, inteligencia artificial e innovación son tendencias imparables»
Artículo siguienteAlejandra Kindelán marca un hito en la historia de la banca española
Directora de Minsait Experience. Desde el corazón de la transformación cultural, su desafío es introducir el diseño, la creatividad y las humanidades en el desarrollo de la tecnología. Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales, PDD por el IESE y profesora titular de distintas Escuelas de Negocios, la motiva crear y escalar negocios desde esa visión para cruzar puentes a través del marketing y la comunicación y entre la tecnología y los retos globales.