¿Speednetworking? Entrénate para triunfar

119

Ver una vez más cómo surgen las sinergias y el aumento de la energía del grupo con la emoción de conocer una persona más dejando atrás nervios e inseguridades, me hicieron comprobar cómo las barreras desaparecen y los contactos se vuelven cada vez más naturales y eficaces en la medida que nos entrenamos para ser networkers eficaces.

Dos ediciones de speednetworking motorizadas Forbes Mackenzie, me fueron suficientes para entender de qué va la cosa. El silbato de salida lo dio Beatrice Diettrich a los 4 minutos de reloj que tenía cada asistente para las 20 entrevistas que iba a realizar en las tres horas que nos reunió. Al terminar, tuvimos la posibilidad también de seguir conociendo otros perfiles diferentes al juntarnos los diversos grupos para el cocktail final.

¿Cómo te preparas?
En esto influye mucho contar con una dinámica bien organizada y gestionada que te permita salir de una eficiente sesión con la cartera llena de posibles futuros colaboradores, pero también de lo que pongas tú: por eso, es indispensable prepararse.

Convencida de que esto funciona y de que hombres y mujeres deberíamos “entrenarnos” más seguido, repaso brevemente las claves de un buen speednetworking para que en la próxima oportunidad las tengas presentes:

  • Que el intercambio de tarjetas no quede en eso. Apunta lo que te permita luego recordar a esa persona para que el seguimiento sea efectivo.
  • Que tu introducción sea breve y sustanciosa. Prepárate por escrito aquello que no debes olvidar decir y sobre todo aquello en lo que centrarás tus objetivos.
  • Escucha mucho, intentando captar lo que más alineado está con lo que vas a buscar. Pregunta todo lo que ignoras y exprésalo con claridad.
  • Cruza la información recibida con tus objetivos y analiza cómo puedes añadir valor a tu negocio, pero también al de quien tienes delante.
  • Haz el seguimiento de los contactos que más te han interesado. Si no lo haces, gran parte del efecto logrado se perderá en el camino.

Es sólo el comienzo. Seguramente después de tu “bautizo” en un speednetworking productivo, prestarás más atención a las relaciones, sabrás como contar en pocas palabras lo fundamental de lo que eres y lo que haces y tendrás más claros tus objetivos. Pero desde luego, estarás aumentando no sólo el listado de tus contactos, sino las oportunidades de crecer en tu negocio, en el sector al que perteneces y en tu desarrollo profesional.

Perfil de asistentes al último speednetworker
El perfil de los presentes fue muy similar al anterior: 38% de grandes y medianas empresas y un 62% de pymes. Por sectores: 3% son del área ocio (arte, deportes y recreación), 5% al sector de viajes, turismo y hostelería, 17% a TI, 13% a servicios creativos y de comunicación, 40% de servicios empresariales, 2%transporte-distribución, 19% otros sectores (incluyendo por ejemplo obra civil/ construcción/ promoción inmobiliaria, educación, comercio mayorista) lo que resultaron contactos muy variados y fructíferos.

Otros artículos de esta columnista…
*¿Sabes lo que quieres? ¿Por qué no lo pides?
*Consumismo como ley de vida: ¿Y si decimos basta?
*En tiempos de crisis, ser positivas reditúa

Artículo anteriorCuentos breves para leer en la cama
Artículo siguienteDancausa, madrina en la EAE Business School