Soledad Cabezón: ´El PP frivoliza la violencia de género´

140

Ana Mato, vicesecretaria de Organización del PP, anunció que desde el gobierno su partido modificará la Ley contra la Violencia de género, y dotará a las fuerzas policiales y a las instancias judiciales de los medios necesarios para erradicar los casos de malos tratos. La Secretaria de Políticas de Igualdad, Soledad Cabezón, salió al cruce: "El PP frivoliza por interés electoral, banalizando con temas tan sensibles como son la violencia de género".

La dirigente socialista pidió al PP que expliquen "qué piensan cambiar de la Ley contra la Violencia de Género", y se mostró convencida de que "vuelven a utilizar políticamente a las mujeres para ganarse nuestro voto y dejarnos en la cuneta inmediatamente después de los procesos electorales".

"La ley de violencia de género no les gustó nunca y prueba de ello es el boicot continuo que le han hecho a la ley desde el momento mismo de su aprobación", dijo Cabezón.

Cuestión cultural

"Que empiecen a mejorar sus políticas en las Comunidades Autónomas donde gobiernan, ya que la lucha contra la violencia de género no sólo estriba en dotar a las fuerzas policiales y a las instancias judiciales de más medios, algo que ya viene haciendo el Gobierno de Rodríguez Zapatero, sino que también son fundamentales la educación para la sensibilización, así como la información y el asesoramiento jurídico a las mujeres que se encuentran en esta situación", subrayó.

Qué hizo el PP

"Le recuerdo a la señora Mato que en este sentido allí donde gobiernan eliminan los Organismos de la Mujer, como han hecho en Madrid con el Consejo de Participación de la Mujer", denunció. "En revisar la norma para encontrar sus puntos más débiles y mejorar la ley ya está el gobierno de España", recordó Cabezón a Mato.

"Los gobiernos socialistas siempre han luchado contra la violencia de género, y en esa lucha no caben oportunismos políticos", advirtió Cabezón.

 

 

Artículo anteriorWellcomm report: Mantener lo esencial, transitar la revolución
Artículo siguienteMontserrat Gatell: al frente del Institut Catalá de les Dones