Sólo un 3,8% de los menores españoles realiza un desayuno completo

356

El desayuno es una de las comidas más importantes del día, sin embargo, sólo un 3,8% de los niños realiza un desayuno completo, lo que constituye un factor de riesgo de obesidad infantil, según refleja el estudio ALADINO, realizado por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición.

En un comunicado, el Instituto Flora insiste en la necesidad de inculcar desde la infancia una correcta rutina alimentaria aparece como un aspecto clave para la implementación de unos hábitos y un estilo de vida adecuados en la edad adulta. Además, al incluir el desayuno como algo habitual, se potencia una alimentación más equilibrada a lo largo de todo el día, evitando la ingesta desmedida de alimentos y facilitando el mantenimiento del peso corporal.

"La ingesta de grasas insaturadas, muy al contrario de la creencia general, se presenta como otro complemento perfecto para este momento del día. El aceite de oliva virgen, los frutos secos o la margarina son ricos en grasas insaturadas y es importante tomar este tipo de grasas para sustituir el consumo de grasas saturadas en la alimentación, ya que esto beneficia directamente a nuestra salud cardiovascular al mantener normales los niveles de colesterol", asegura Blanca Lozano, experta en Dietética y Nutrición del Instituto Flora, que añade: "La margarina, en especial, incluye además vitamina A que contribuye al mantenimiento de la  salud visual, vitamina D que ayuda a la absorción de calcio y vitamina E que protege al organismo por su acción antioxidante".

Un desayuno completo aporta los nutrientes necesarios para comenzar el día de manera adecuada y facilita el mantenimiento de una alimentación equilibrada y variada el resto del día Instituto Flora ha puesto en marcha una campaña de concienciación social para mostrar los múltiples beneficios que el desayuno puede proporcionar a cualquier edad. Entre los alimentos que se recomienda incorporar a nuestra alimentación a esta hora del día se encuentran los cereales, especialmente integrales, que aportan hidratos de carbono y fibra; o las galletas o tostadas de pan integral.

La inclusión de un lácteo en este momento del día aparece también como algo fundamental, ya sea en forma de leche semi o desnatada, yogur o queso, porque aporta al organismo el calcio que necesita para el mantenimiento adecuado de los huesos. Un desayuno perfecto que debería completarse con una pieza de fruta y de forma ocasional, con zumos, por contribuir a la ingesta de fibra y vitaminas.

Un desayuno completo aporta los nutrientes necesarios para comenzar el día de manera adecuada y facilita el mantenimiento de una alimentación equilibrada y variada el resto del día. Además, según se ha demostrado, las personas que desayunan de manera habitual mantienen un peso corporal más estable y presentan un mejor rendimiento físico e intelectual.

Dedicar tiempo suficiente a cada comida, e intentar que la cena sea más ligera, son algunos de los consejos que han de tenerse en cuenta a la hora de comer a diario. Una ecuación que se completa con una actividad física regular que ayudará al cuidado de nuestra salud cardiovascular.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Ciencia y salud en nuestra ZONA ECO/CIENCIA/TIC?

 

 

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE