Margot Wallström, nueva delegada de la ONU

107

La sueca Margot Wallström (Suecia, 1954) ha sido nombrada delegada de la Organización de las Naciones Unidas para la lucha contra la violencia sexual sobre niñas y mujeres. Así lo ha anunciado el Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moo, y lo ha confirmado la política.

Desde su nuevo cargo en las Naciones Unidas, Wallström dirigirá y coordinará el trabajo de la organización en la lucha y la prevención de la violencia sexual contra niñas y mujeres, que hoy en día sigue utilizándose en países en conflicto como arma de guerra y de sumisión.

El establecimiento de una democracia justa en Europa exige la representación de todos los europeos, tanto hombres como mujeres, en la toma de decisiones que afectan sus vidas.La política sueca llevaba desde 1999 trabajando en la Comisión Europea. En 2004 pasó a ser además la encargada de Relaciones Institucionales y Comunicación. Antes, fue miembro del gobierno en su país dentro del grupo socialdemócrata.

Wallström ha participado en diferentes foros y programas de reivindicaciones de los derechos de las mujeres. En una ponencia el pasado mes de octubre, Wallström enfatizaba en el papel esencial de las mujeres en la protección del medio ambiente: “Espero que los Días Europeos del Desarrollo aporten una plataforma desde la cual las mujeres puedan hacer escuchar su voz. No sólo como víctimas, como son presentadas a menudo en este debate, sino más que todo como agentes en la lucha contra el cambio climático”.

Unos meses antes participó en la Campaña 50/50 para la Democracia, que promovía la igualdad de representación entre hombres y mujeres en el Parlamento Europeo elegido en junio de 2009. Allí, en Madrid, defendió que “el establecimiento de una democracia justa en Europa exige la representación de todos los europeos, tanto hombres como mujeres, en la toma de decisiones que afectan sus vidas”.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Profesionales, ciencia y arte en nuestra ZONA MUJERES?

Artículo anteriorMesa redonda: “La cooperación entre empresas y ONG”
Artículo siguienteUn beso, una entrada