Malvania, ciudad ficticia

258

En El País, Enrique Vila-Matas habló del “genio” de Jaime Royo-Villanova, y Juan Manuel de Prada dedicó a Malvania una de sus columnas en ABC bajo un título que lo dice todo: “Un nuevo talento”. Sin embargo, Malvania no tiene la apariencia de una ópera prima; acaso sólo en la energía, en el pulso en el que se sostiene toda la trama para poder bailar. Personajes deslumbrantes, una trama apoteósica, escenarios trazados con un lenguaje tan visual y preciso que nos deja, con una sola frase, ver un palacio entero, y sus alrededores. Y una historia de fondo que es una gran metáfora de lo que somos, y que pretende actuar como antídoto y hasta como redención. Malvania es la obra de un gran novelista que se inventa un mundo y nos lo inculca con toda naturalidad, como deslizando ese universo mientras silba una melodía que nos atrae y nos reconforta, entre una atmósfera alegre, burbujeante y fresca. Así nos mete en esa ciudad ficticia en la que se enredan estetas, perdedores, excéntricos y profetas. Como se toca una armonía delicada y potente; veloz, virtuosa y sabia como el mejor jazz.

Datos:
17,31€
262 páginas

Artículo anteriorMaría San Gil abandona la política
Artículo siguienteDía del Diálogo Intercultural