Malena Teigeiro, de la Galicia de los recuerdos a la pura ficción

361

Malena Teigeiro tiene la risa franca y los ojos celestes. Quinta de ocho hermanos, aunque nacida en Almeiras, La Coruña,  trabajó en la Diputación, el Ayuntamiento y en la Asamblea de Madrid. Pero esos ya son tiempos pasados y quizás formen parte de su próxima novela. Comenzó a escribir por culpa de una enfermedad que la mantuvo en reposo y no ha dejado de hacerlo desde entonces. Hoy festeja feliz la aparición de su primera novela, Una tumba sin nombre, ni cruz ni luz de luna, que recoge recuerdos grabados y dictados a sus hijos, que hoy asegura haber convertido en pura ficción.

Por Mercedes Wullich

¿Cómo fue el día en el que decidiste que escribirías?
Estaba enferma, era una época en la que el reposo me obligaba a estar acostada prácticamente todo el día y yo siempre tuve una vida muy activa. Ante la idea de que podía caer en una depresión, busqué algo que pudiera hacer y de ese modo, empecé a grabar recuerdos de mi infancia que mis hijos pasaban a máquina. Así empecé a escribir.

Cuando se llega a mi edad, las influencias de los años se han añadido al carácter y son de todo tipo. Cuantos más años tengo, más gallega me siento. ¿Y el tránsito entre escribir y publicar?
Fue casi sin darme cuenta. Años después de aquello que me llevó inicialmente a escribir, me inscribí en un taller de literatura en donde conocí a un grupo excepcional. Entonces empecé a escribir cuentos, algunos de los cuales, para mi sorpresa, fueron publicados. El ánimo, el aliento…y aquí estoy.

¿Cómo se gesta "Una tumba sin nombre…"
Un día encontré los escritos con los recuerdos de los que hablaba, los leí y saqué algunas ideas. De ahí parte esta historia. Mas tarde, animada por una serie de personas, me decidí a publicarlos.

¿Hasta qué punto influye tu tierra, Galicia, en la historia que has escrito?
En todo. Quiero muchísimo a Algete, es decir, a Madrid, pues en este pueblo he criado a mis hijos y desarrollé una gran parte de mi vida profesional… Pero los recuerdos y mis constantes visitas a Galicia me hacen vivir con mis ancestros a diario. Es decir, cuantos más años tengo, más gallega me siento.

En este caso ¿cuánto hay de realidad y cuánto de ficción?
Es pura ficción. Son ya muchos que encuentran parecidos con casas, pazos…Pero, no. Es pura ficción.

¿Hay una literatura gallega? ¿Y una literatura femenina?
Hay una literatura gallega escrita por hombres y mujeres.

¿Qué temas te interesan a la hora de escribir?
Estoy escribiendo relatos sobre el Ayuntamiento de un pueblo que no existe.Tengo también escritos libros de cuentos para niños, que están sin publicar y que le regalo a mis nietos.

¿Reconoces influencias?
Cuando se llega a mi edad, las influencias de los años se han añadido al carácter y son de todo tipo.

¿Qué escritoras/es admiras?
Admiro a muchos pero fundamentalmente a los de finales del siglo XIX y principios del XX. Aunque tengo uno predilecto: Valle Inclán.

¿Cuál es tu próximo proyecto? Vuelves al cuento, sigues con novela…?
Ando pergeñando una historia sobre la vida de una mujer que me contaron el año pasado.

Quizás esa vida se cruce luego con los recuerdos de Malena Teigeiro sobre su paso por la gestión pública. Historias le sobran. Tiene nombre de tango, pero la definen el humor y la determinación. Conociéndola, sé que esa idea que la ronda se convertirá en su próximo proyecto. En su próxima ficción.

Ping pong

  • Una frase, idea etc. que utilices habitualmente… Si sólo haces lo que siempre has hecho, nunca llegarás más allá de donde has llegado.
  • Admiras en la gente… La naturalidad, el trabajo bien hecho y la prudencia.
  • Qué cosas te motivan en el trabajo y en la vida. La familia.
  • Un libro: Jardín umbrío
  • Un autor: Como escritor actual, Vargas Llosa
  • Una película: Me parece divina Lo que el viento se llevó
  • Un perfume: Uso desde jovencita Chanel número 5
  • Una comida: Me es imposible citar un plato o un tipo de comida. Menos la caza y la comida resbaladiza, me gusta todo.
  • Un lugar al que volverías: A una playa, pero no para bañarme, que no me gusta, para pasear.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Libros y letras en nuestra ZONA OCIO Y CULTURA?

 

 

Artículo anteriorClaves de reorientación laboral
Artículo siguienteTradición y modernidad en la semana santa de Rioja Alavesa