Las mujeres ganan terreno en la prensa escrita

443

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4 "En la prensa nacional, el 60% de las informaciones sobre mujeres están representadas por ministras, parlamentarias y altos cargos de la Administración", lo que significa que los diarios "valoran la presencia institucional de las mujeres", dijo Gabriel Sánchez, uno de los autores del estudio Presencia e imagen de la mujer en la prensa española, elaborado por el Observatorio de Mensajes Periodísticos de la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid.

Lejos de la imagen superficial que a menudo ofrecen las pantallas de televisión de las mujeres que trabajan en las distintas cadenas, la prensa escrita española ofrece "una imagen positiva de la mujer". El viernes 11 de marzo, la ministra de Economía, Elena Salgado, aparecía en tres de las cinco portadas, ejemplifica Sánchez, doctor en Ciencias de la Información.

Aunque un informe internacional establece que las mujeres representan menos del 20% de las personas citadas en los artículos, en España ellas son las protagonistas del 51,3% de las portadas de los periódicos. Aunque un informe internacional elaborado por Reporteros Sin Fronteras establece que las mujeres representan menos del 20% de las personas citadas en los artículos, en España ellas son las protagonistas del 51,3% de las portadas de los periódicos. De hecho, en cuatro de las cinco primeras planas de los principales diarios españoles del pasado viernes aparece una mujer presidiendo el periódico.

Este dato sitúa a la prensa escrita española como un medio que promueve "una imagen positiva de la mujer", asegura Sánchez, y no sólo por la cantidad sino por los motivos por los que destacan las figuras femeninas.

Las que permaneces invisibles
Sin embargo, otras mujeres relevantes de la sociedad se quedan sin espacio en los periódicos. Es el caso de los personajes femeninos del mundo de la Cultura que sólo acaparan el 12% de las portadas y el de las deportistas, que periodísticamente "son las que menos interés suscitan para la prensa", explica el estudio.

De hecho, sólo un 1,6% de las informaciones deportivas tienen como protagonista a la mujer. "Esto se debe a que la prensa obedece a lo que el público demanda y, si hay un Barça-Madrid, nadie va a dar hueco a una competición de atletismo en Zaragoza", explica Sánchez. "No debería ser así, pero esa es una cuestión social que tiene que cambiar y no sólo desde la prensa", añade el profesor.

Violencia de género
Otra de las conclusiones del estudio versa sobre la violencia de género: "La violencia machista apenas tiene presencia en la prensa: sólo el 16% de las noticias de primera página se ocupan de este tema". Sin embargo, "los periódicos tratan la violencia de género como un problema social por el que sí se preocupan. Lo malo es que a veces utilizan un tono morboso y amarillista para hacerlo", denuncia Sánchez.

De hecho, según la guía Cómo informar sobre violencia contra la mujer en las relaciones de pareja dirigida por los periodistas Javier Fernández Arribas y Myriam Noblejas y elaborada a partir de los resultados de sendas encuestas a periodistas y ciudadanos, el 55% de la población cree que el tratamiento que dedican los medios de comunicación a las noticias relacionadas con violencia de género es demasiado sensacionalista. En la guía recomiendan "no aportar testimonios irrelevantes", "destacar las noticias sobre condenas de los agresores", "no identificar a la víctima, al agresor, o a sus familias" y "evitar descripciones minuciosas de cómo se ha producido el crimen", por ejemplo.

Evitar el sensacionalismo
¿Cómo evitar el sensacionalismo al hablar de violencia de género? "Yo siempre recomiendo contextualizar la información y no utilizar declaraciones vacías que no sirven para nada", explica Sánchez. "También aconsejo seguir el decálogo de Público, que es el único diario que tiene un código deontológico específico para tratar estos temas", añade el profesor.

No publicar fotos ni detalles morbosos y buscar opiniones de expertos en lugar de aquellos que no han sido testigos de los hechos son algunas de las normas de dichodecálogo.

Fernández Arribas y Noblejas coinciden con la opinión de Sánchez.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Marketing y Comunicación en nuestra ZONA EMPLEO/RECURSOS?