La política de RSC en Aspen Iberia, de la mano de su Directora General

En pleno escenario Covid, Aspen Iberia ha implementado en España su programa We care y el Mandela Day. Lo cuenta Mirian Rodríguez, líder de la compañía en nuestro país.

848
Miriam Rodríguez, Directora General de Aspen Iberia.

Aspen Pharma desde los inicios ha sentado sus cimientos sobre la actividad de Responsabilidad Social Corporativa (RSC). La compañía fundada hace veinte años por tres jóvenes emprendedores, pioneros en fabricar y suministrar antirretrovirales al continente africano. Justo cuando la pandemia de SIDA azotaba a su población, y los tratamientos aun no eran accesibles en estos países.

Un largo camino desde entonces, siempre basado en valores sólidos y espíritu de equipo, según confiesa a este medio Miriam Rodríguez, Directora General de Aspen Iberia.

Su programa We Care, es la columna vertebral de su política RSC. Y el Mandela Day es el buque insignia del programa.

¿Cuál es el origen de este día dentro de la compañía?

Aspen es una compañía de origen sudafricano con un fuerte compromiso de desarrollo socioeconómico, materializados en nuestro programa “We Care” a través del cual la compañía desarrolla diversos proyectos en múltiples países, siempre con un estrecho vínculo con la comunidad y las necesidades locales.

Fundada hace veinte años por tres jóvenes emprendedores, pioneros en fabricar y suministrar antirretrovirales

Estos fuertes valores fueron los principales motivos que hace diez años llevaron al Grupo Aspen a participar en el Mandela Day, de la mano de la Fundación Mandela. Esta iniciativa se celebra cada año el 18 de Julio, día del cumpleaños de Madiba, con un fuerte componente de voluntariado.

Desde Aspen Iberia colaboramos con diversos proyectos (como los del Banco de los Alimentos y la Fundación ASEM) en los que desde los inicios todos los empleados y así como muchos de nuestros colaboradores externos siempre se han implicado a través de sus contribuciones de voluntariado.

Participación del Grupo Aspen en el Mandela Day, de la mano de la fundación Mandela.
¿Cuánto cambia una fecha habitual en un contexto como el actual?

Este año debido a la situación que estamos viviendo, todo se ha readaptado y se ha llevado hacia el terreno virtual. Esto nos ha permitido continuar colaborando en todas nuestras iniciativas.

Por ejemplo, la Campaña “El hambre no se va de vacaciones” se ha trasladado a una recogida virtual de alimentos a través de la Web del Banco de los alimentos y las colonias de verano, para niños con enfermedades neuromusculares que la fundación ASEM organiza cada año. Con la colaboración entre otros, de Aspen, se ha convertido en un Campus virtual de gran éxito.

¿Cuál es la relación con ASEM y cuáles han sido los logros de los últimos años?

Desde el año pasado colaboramos con las colonias que realiza ASEM. Se trata de unas colonias únicas en España y que están totalmente adaptadas a niños con enfermedades neuromusculares.

Cada año hasta ahora hemos duplicado los kg de alimentos recogidos

El año pasado participamos presencialmente colaborando con las actividades de piscina y comedor, además de material y financiación para las colonias. Este año, ASEM ha tenido que reinventar sus colonias y hacerlas virtuales. La capacidad de adaptación de estos niños ha sido ejemplar y la actitud abierta y agradecida con la que integran cada actividad es impactante. Algunas de las descripciones que nos han hecho llegar sobre el campo se resumen en palabras como ‘magia’, ‘vida’, ‘indescriptible’, ‘emocionante’,… Cada año nos dan una lección de vida.

¿Cómo identificáis a la “Familia Aspen” y cuál es la implicación del voluntariado?

La familia Aspen está compuesta por todos nuestros empleados y colaboradores y todos ellos se caracterizan por presentar un gran espíritu de equipo, mucha ilusión y una gran implicación en todos los proyectos. Ese es el espíritu del voluntariado. Todos los años, el equipo entero colabora con la recogida de alimentos. Cada año hasta ahora hemos duplicado los kg de alimentos recogidos. Este año ha sido nuestro año récord, con unos 2.000 Kg recaudados. ¡Un verdadero orgullo!