EWoB: Cotizadas españolas a la cola de Europa

El Índice de Diversidad de Género EWoB analiza la representación femenina en puestos de liderazgo en las empresas incluidas en el Stoxx Europe 600.

408

La paridad en diversidad de género de las 600 empresas europeas más grandes sigue estando lejos. Solo 30 cumplen con una presencia femenina de al menos el 40% en sus órganos de dirección, según un informe publicado por European Women on Boards. En la cúpula empresarial solo encontramos 28 consejeras delegadas (un 5% de las empresas cotizadas en el STOX Europe 600).

Solo 30 de las cotizadas del STOXX Europe 600 tienen un cuerpo directivo con paridad de género

«Aunque la diversidad de género a nivel de consejo de administración ha mejorado un 33%, las mujeres siguen infrarepresentadas en puestos de toma de decisiones». Así lo apunta el índice de diversidad de género elaborado por esta asociación sin ánimo de lucro con apoyo de la Unión Europea.

Aunque un tercio de las empresas (173) tienen un 40 % o más de mujeres en sus consejos de administración, la presencia femenina baja al 27 % si se tienen en cuenta los puestos de liderazgo en general, incluyendo comités ejecutivos o de gestión.

Más consejeras que ejecutivas

Solo un 17 % de las empresas analizadas (99 compañías) tienen a una mujer en los cargos más altos -consejera delegada, directora financiera o de operaciones-. En los puestos ejecutivos -el segundo nivel de dirección- la presencia de mujeres baja al 16 % de media.

Así, según el índice, solo 30 de las cotizadas del STOXX Europe 600 tienen un cuerpo directivo con paridad de género, mientras que en 53 de ellas está fuertemente dominado por hombres y tres no tienen ninguna mujer en puestos de liderazgo.

De las 20 empresas que encabezan el ránking de paridad, siete son francesas, cinco suecas y cinco británicas, mientras que en la parte más baja de la tabla están sobre todo las suizas (diez de las 20 peor situadas) y alemanas (cuatro).

En cuanto a la efectividad de las cuotas obligatorias, es interesante observar que funcionan en el caso de Francia y Noruega, pero Bélgica o Italia están en la media y Alemania está claramente por debajo, pese a las leyes que favorecen una mayor presencia femenina en las empresas.

Las empresas españolas analizadas (26) se sitúan a la cola en el índice de diversidad de género, por debajo de la media europea (en 0,46 puntos en un índice que sitúa en 0 la ausencia de mujeres y en 1 la paridad) y solo por delante de luxemburguesas, suizas y polacas.