Estudios universitarios y salida laboral

647

Mientras la tasa de desempleo juvenil en España duplica la media europea y se sitúa sobre el 50%, elegir bien la carrera profesional puede resultar una decisión muy complicada. A pesar del panorama desalentador, hay ciertas profesiones que se presentan como un oasis en medio del desierto laboral. Un 34% de las búsquedas son de ingenieros de Telecomunicaciones, ingenieros de Calidad, técnicos comerciales o responsables de compras.

Así lo asegura un estudio elaborado por la plataforma on line de desarrollo profesional Marketyou.

El futuro está en el sector tecnológico
El sector tecnológico es realmente un motor para el empleo. Los mandos intermedios también ocupan un alto porcentaje. Consultores sénior, jefes de proyecto y directores de sistemas y organización continúan la lista de los puestos más demandados (19%).

El sector tecnológico es realmente un motor para el empleo. Los mandos intermedios también ocupan un alto porcentaje. Consultores sénior, jefes de proyecto y directores de sistemas y organización continúan la lista de los puestos más demandados (19%).Diseñadores online o social media managers —lo que en castellano sería un gestor de comunidades digitales— son otros de los perfiles con una alta demanda laboral, todos asociados a la vertiente 2.0. Ocupan más de un 14% de las demandas.

Sectores como el de comercial y ventas también ofrecen una gran posibilidad a la hora de encontrar trabajo. Director de marketing, storemanager, key account manager o sales representative —representante de ventas en castellano— son algunos de los más solicitados (16%).

En menor medida, directores financieros, controllers, responsables de contabilidad o analistas también se encuentran en el ranking, con cerca de un 9%.

¿Se corresponde la demanda profesional con los estudios universitarios?
No mucho. La realidad es que la carrera más solicitada en España, la que más estudiantes acoge, es Magisterio, que el curso pasado agrupó a un 7,3% del total de los estudiantes, según el INE.

La mayoría de los jóvenes terminan Bachillerato sin una vocación profesional definida y, por eso,  funcionan muy bien las carreras comodín: Derecho o Administración y Dirección de Empresas son consideradas (con cierta razón) titulaciones con salida.

Esto sucede aunque, como acabamos de ver, las estadísticas demuestran que las ingenierías tienen más ofertas de empleo, menor tasa de paro y mejores sueldos a corto y largo plazo.

¿Y la Sanidad?
Según un estudio de 2008, Medicina, Enfermería y Psicología también están entre los estudios más solicitados. Es un caso peculiar: a pesar de que hay puestos de trabajo no cubiertos para médicos y enfermeras, las plazas para alumnos de Medicina no han crecido en consonancia.

Las Humanidades engloban las titulaciones que tienen más problemas para cubrir sus plazas, de por sí escasas. Los planes de estudios integrados en el Plan Bolonia han agrupado o eliminado muchas de ellas.

Una medida práctica que, sin embargo, ha causado polémica, ya que, por minoritarios que sean estos conocimientos, no dejan de ser útiles para la sociedad y alguien tiene que perpetuarlos.

Agricultura e Informática
Opciones tan interesantes como la Ingeniería de Montes, la Ingeniería Agrónoma y la Geología no tienen mucha demanda, a pesar del interés cada vez mayor de la sociedad por lo natural y las energías renovables.

Pero el descenso más llamativo es el de Ingeniería Informática, hasta ahora una de las carreras técnicas más populares, que ha perdido casi un 10% de popularidad.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Formación y Universidad en nuestra ZONA EMPLEO/RECURSOS?   

Artículo anteriorCómo arruinar tu startup en 5 pasos
Artículo siguienteEl Parlamento de las Mujeres: por la diversidad en política