El gran Centro de la evolución

104

Ha sido inaugurado en Londres el Centro Darwin. La gran ´catedral de la evolución´busca acercar la Ciencia a los ciudadanos y espera recibir 2.500 visitantes al día. Nuevo lugar de obligada visita si está pensando en viajar a Londres.

La estructura del nuevo y magnánimo Centro Darwin ha hecho que la foto y la noticia de su inauguración hayan dado la vuelta al mundo. Con sus modernos laboratorios e impresionante estructura en forma de capullo de larva gigante, el nuevo Centro permitirá al público no sólo ver de cerca increíbles especímenes de flora y fauna de todo el mundo, sino también interactuar con los científicos que los investigan.

El Centro Darwin cumple tres propósitos: da un espacio moderno y acondicionado donde guardar la colección; unas estupendas instalaciones para la investigación y, sobre todo, facilita conectar con los visitantes.El Centro, un anexo del Museo de Historia Natural, consta de un edificio acristalado que contiene en su interior diversas salas y el "Cocoon" (capullo), un diseño ovalado de los arquitectos daneses CF Moller que sin duda se convertirá en su emblema.

Con 65 metros de largo y ocho pisos de alto, el "Cocoon" alberga en 3,3 kilómetros de vitrinas 20 millones de ejemplares de insectos, plantas y minerales de la colección museística, con un total de 200 millones de muestras.

Si hasta ahora el Museo de Historia Natural era conocido especialmente por los esqueletos de dinosaurios y cetáceos o sus exóticos fósiles, el Centro Darwin permitirá mostrar, en todo su esplendor, las especies entomológicas y botánicas. Podrán verse, por ejemplo, enormes tarántulas y escorpiones, plantas venenosas de un metro de alto, un escarabajo elefante de 15 centímetros o un cangrejo de río de medio metro, así como mariposas de mil colores o el mosquito de la malaria.

Hasta 2.500 personas podrán presenciar cada día estas maravillas de la naturaleza, conservadas en el edificio dedicado al artífice de la teoría de las especies, y seguir de cerca, además, la labor de los 220 científicos que allí trabajarán.

El poder observar y dialogar con los expertos de todos los departamentos del Museo mientras ejercen su labor, o ver y tocar especímenes en las sesiones didácticas reservadas para ello, con la ayuda de las últimas tecnologías, supone una innovadora manera de acercar la ciencia al público.

Hasta ahora, los expertos trabajaban a puerta cerrada sobre la colección museística, pero desde el nuevo Centro se les podrá ver en acción, mirando por el microscopio, clasificando plantas o disecando insectos. A fin de promover el interés por la ciencia, se mostrará al público el proceso desde que se descubre una especie hasta que se le identifica y denomina o se analiza su ADN para clasificarla o usarla en la investigación médica.

Con 65 metros de largo y ocho pisos de alto, el "Cocoon" alberga en 3,3 kilómetros de vitrinas 20 millones de ejemplares de insectos, plantas y minerales de la colección museística, con un total de 200 millones de muestras."Es muy importante para nosotros implicar activamente al público en el trabajo que hacemos, sobre todo a las nuevas generaciones", declaró hoy el director del Museo de Historia Natural, Michael Dixon.

Dixon explicó que, con una inversión de 78 millones de libras (90 millones de euros), el Centro Darwin cumple tres propósitos: "nos da un espacio moderno y acondicionado donde guardar la colección; unas estupendas instalaciones para la investigación y, sobre todo, nos facilita conectar con los visitantes".

El Museo tiene especial interés en mostrar a los científicos profesionales como "modelos a seguir", para "inspirar a los jóvenes a que se dediquen a la ciencia", materia para la que faltan adeptos en el Reino Unido ya que, según el director, "últimamente suele percibirse como algo más bien aburrido".

Otro gran objetivo del Centro Darwin, que cada año acogerá a unos 8.000 investigadores de otros países, es explicar también "que el mundo natural está amenazado".

"Queremos exponer cuáles son esas amenazas y, así, tal vez aportar nuestro granito de arena para preservarlo"
, concluye Dixon.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado ARG/ESP Viceversa en nuestra ZONA INFORMACIÓN?

Artículo anteriorLa crisis y la nueva realidad
Artículo siguienteEl otoño anticipado y el equilibrio a alcanzar