Dori Couñago: “mi experiencia como anoréxica y bulímica”

602

Dori Couñago se autodenomina escritora, profesora, traductora y modelo. Sus obras versan, entre otras cosas, sobre el bullying, la violencia de género y los trastornos de la alimentación. Actualmente, trabaja en "Top model", donde cuenta su experiencia como modelo, anoréxica y bulímica.

La escritura Vs. el mundo de la moda

Desde pequeñita escribía y me presentaba a concursos en el cole, pero deje de hacerlo por un a temporada, porque mis profesores creían que eran mis hermanas mayores quienes me escribían las historias. Siempre he sido una fanática de los libros, por eso estudié filología hispánica, mientras tanto estudiaba, también trabajaba.

A todas aquellas personas que están en este medio o que lo quieren integrar, les diría que la belleza que quieres transmitir ahora, toda esa hermosura la vas a pagar dentro de diez años.

Respecto al modelaje, me descubrieron en una heladería, ahí me ofrecieron empezar a trabajar como modelo para sacarme algún dinero extra, y claro que acepté. Después de estar 8 años en moda y haber pasado por la anorexia y la bulimia durante 5 años, me he volcado en un libro que va a ser publicado en septiembre sobre mi experiencia como anoréxica y bulímica relacionado con el mundo de la moda, sobre la presión que ejerce el querer estar dentro.

Durante todo el tiempo oía: escribe y ayuda. Yo tenía un trabajo en un centro de adelgazamiento solo para mujeres, y yo estaba cansada de ver futilidad y de lo que había visto en moda, y hable con mi marido y le dije lo que me había pasado durante la operación, y que no sabía qué hacer. Mi marido me dijo: "mi vida, pero nosotros tenemos que comer. Nosotros no sabemos si lo de escribir para algo más". Posteriormente, publique mi primer libro y todos los demás. Ahora concilio el dar clases con el publicar, es decir, retome la escritura por una llamada, que quiero pensar que fue divina, pero yo ya había escrito desde pequeñita.

Historia Personal Vs. Ficción

Sabes que pasa, quizá debería haber escrito este libro antes, a pesar de que ya no padezco ni bulimia ni anorexia, te sigue acompañando el mundo de la moda, el tema de las famosas, por ejemplo el otro día la polémica sobre las fotos de Paula Vásquez, que si era photoshop o no lo era. Yo he entrado en cuartos de baños donde todos estaban ocupados por chicas vomitando. Esto es lo que hay. La gente está habituada a ver una portada con photoshop, pero no saben todo lo que hay detrás. No saben lo que es, con 50 kilos, un metro setenta y cinco como yo tenía, me seguían llamando gorda. El tener que entrar en tamaños minúsculos, que mi sobrino de cinco años, apuesto que entraría en esa ropa. Y yo quiero desmitificar un poco todo ese glamur, porque todas las chicas quieren ser modelos.

Bulimia & Anorexia

En el momento que una persona que padece anorexia tu capacidad de aprendizaje se multiplica por infinito. Yo tenía memoria fotográfica, estudiaba horas y luego me sabía la hoja de punta a punta, o sea, es un talento que se despierta. Cuando la gente nos ve que somos anoréxicas, sienten un poco de pena, porque dicen pobre chica está muy delgada, pero nosotras somos auténticos demonios, porque somos malas con las personas que se preocupan por nosotros, somos malas con nosotras, pero al mismo tiempo se despierta una fortaleza física increíble.

Yo llegaba a hacer 5.000 abdominales diarios, hacia bicicleta estática, al mismo tiempo estudiaba, con dos horas de dormir me llegaba para tener buen aspecto. Bueno, buen aspecto que se reducía a lo que la balanza decía cuando me miraba al espejo, con lo cual cuando acabas de sufrir más es cuando padeces bulimia, ahí eres mucho más solidaria con el resto de la gente. No eres tan inteligente, no tienes todos aquellos dotes y, físicamente, sufres muchísimo, porque te duele la barriga, te duele la celulitis. Yo llega a engordar 30 kilos en cuatro meses, pase de las 40 kilos a los 72 kilos, eso sí duele. Ahora la anoréxica no padece nada, pero yo ahora 10 años después, estoy pagando por una cosa y por la otra, sin embrago, en ese momento era absolutamente feliz, a pesar de que madre lloraba todos los días, pero yo no tenía ninguna dificultad acabe mi carrera con seis matrículas de honor, y al mismo tiempo viajaba, me iba a Milán, a Londres hacia las campaña y estudiaba igual. Es incomprensible.

Por eso quise transmitir que esa imagen de pobrecita, de muy delgada y que se va a morir, no tiene nada que ver con lo mal que lo pasa la bulímica, y aún por encima de que no se le reconoce, la bulímica puede ser cualquier persona que está en la calle y que vomita puede ser bulímica. A una persona bulímica no se le reconoce igual que una anoréxica. Yo ahora estoy muy delgada peso 48 kilos pero felizmente, es por problemas de gastritis crónica, dos úlceras, reflujo bilial, pero es consecuencia de todo lo que me ocurrió hace diez años.

A todas aquellas personas que están en este medio o que lo quieren integrar, les diría que la belleza que quieres transmitir ahora, toda esa hermosura la vas a pagar dentro de diez años.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Psique/Sexualidad/Pareja en nuestra ZONA VIDA PERSONAL?