Cuidar a las mujeres que cuidan en la crisis del COVID

El Covid ha disparado los efectos de las desigualdades. Un informe centra en 3 los ejes  a tener en cuenta.

412
Mujeres Cuidadoras
Women care by @fotografierende

Las mujeres sufre una sobrecarga del trabajo sanitario y servicios esenciales y mayor responsabilidad en las tareas domésticas y de cuidados los más determinantes.

Pero también una mayor pobreza y precariedad laboral y el aumento del riesgo de sufrir violencia de género son los factores que incrementan el impacto de la crisis sobre las mujeres.

Los datos surgen del informe realizado por el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, del Ministerio de Igualdad, pandemia de la COVID. Tampoco son iguales sus consecuencias económicas como sociales y familiares. Por eso es imprescindible aplicar la perspectiva de género en la respuesta a la crisis.

El mayor impacto sobre las mujeres, que están en primera línea responde a la sobrecarga en las tareas de cuidado, la desigualdad y la conciliación, y la pobreza.

Sobrecarga del trabajo sanitario y servicios esenciales.

En España, las mujeres representan el 66% del personal sanitario. En concreto son el 51 % en medicina, el 84 % en enfermería, el 72 % en farmacia, el 82 % en psicología y el 84 % del personal de residencias para mayores y personas dependientes, donde se han dado los casos más graves y mayor número de fallecimientos. Son cifras de la EPA, Además, son mayoría en sectores del comercio de alimentación y de los servicios de limpieza hospitalaria y de residencias que son esenciales para el mantenimiento de las poblaciones. A estos colectivos profesionales se suman las empleadas de hogar y cuidadoras, que asumen una importante parte de los cuidados de las personas dependientes.

70% de responsabilidad de las tareas de cuidados

En el ámbito privado, las mujeres asumen la mayor parte del trabajo doméstico y el 70 % de las tareas de cuidados. A la desigualdad y dificultad habitual en conciliación y falta de corresponsabilidad, se ha unido el cierre de centros educativos y el teletrabajo, aumentando la sobrecarga.

Especialmente afectadas se han visto las familias monoparentales, de las que 8 de cada 10 están encabezadas por mujeres

Mayor pobreza y precariedad laboral

Algunos de los sectores más afectados, como el comercio, turismo y hostelería, están altamente feminizados. A esta perspectiva se suman los factores agravantes del desempleo en España, que también afectan en mayor medida a las mujeres. Entre ellos, la elevada tasa de temporalidad, la dependencia del turismo y una brecha en la tasa de empleo femenina.

Los sectores más feminizados son los más afectados y en los que la recuperación de la actividad será más lenta y prolongada en el tiempo. Y en ellos, las mujeres son mayoría.