Cómo escribir una biografía para LinkedIn

Quienes son líderes empresariales buscan aprender sobre otras personas de una manera que proporcione una presentación más objetiva de la persona. Por eso, aquí traemos cinco principios a tener en cuenta a la hora de redactar una introducción sobre sí mismo que llame la atención de empleadores y colegas.

 

Describirse a sí mismo en un ambiente profesional puede ser bastante difícil. Puede que preguntas de todo tipo se arremolinen todas juntas en su cabeza: «¿Cómo le hablo a la gente sobre mí?», «¿cómo hago para sonar profesional?», ¿cómo evito hacer simplemente una lista de hitos profesionales?».

Quienes son líderes empresariales buscan aprender sobre otras personas de una manera que proporcione una presentación más objetiva de la persona. Necesitan saber quién es realmente esa persona, cómo será para colaborar y si realmente valdrá la pena tomarse el tiempo de conocerle. Esther Choy, especialista en estrategia de liderazgo, enumera cinco principios que pueden ayudar a la hora de escribir una biografía.

Comparte algo personal, no privado

Comparta una historia que sea personal pero no privada. Quieres ser memorable, pero en el buen sentido. Elegir un hábito o tendencia personal es una excelente manera de diferenciarse de la multitud. Cuántas introducciones han comenzado con estas palabras “Me apasiona…”

En lugar de afirmar la cualidad de apasionado, puede describirla: “Empiezo mis lunes con un nado de 1.000 metros y un jalapeño crudo. Sumergiéndome en cada semana laboral, la energía y el entusiasmo son el combustible para el pensamiento y la creatividad necesarios para servir a mis clientes…” Esta historia es personal, única, incluso un poco extravagante, pero no privada.

Trampolín hacia un tema

Usa tu historia personal para lanzarte a algo más grande. Al compartir una historia personal única, no solo destaca su personalidad, humanidad y capacidad de identificación, sino que también puede usar la historia como trampolín para compartir una cualidad sobre usted o un tema de su carrera sin enumerar un montón de fechas y credenciales.

Entonces, cuando comparta sobre un hábito o tendencia, proporcione un análisis. Jeff James, especialista en marketing, comparte en su perfil de LinkedIn que tiende a ser un «instigador», lo que significa que en el mundo del marketing es un «constructor de nuevas iniciativas».

Recuerda que todo es olvidable

Incluso si no recuerda el nombre de su maestro de tercer grado, puede recordar cómo lo hizo sentir como estudiante. Tal vez recuerdes la alegría de la estrella dorada en un examen o la vergüenza de meterte en problemas en el recreo.

«La gente olvidará lo que dijiste, la gente olvidará lo que hiciste, pero la gente nunca olvidará cómo los hiciste sentir», decía la poeta Maya Angelou. Estas sabias palabras ciertamente también son válidas para un perfil de LinkedIn.

Recuerda que hay una sección de historial laboral en LinkedIn, como si fuera un currículum portátil. Por eso, en la sección ‘Acerca de’ no necesita repetir su historial profesional, títulos de trabajo o credenciales. Lo que perdurará después de escanear su página de LinkedIn es la emoción que trajimos e inspiramos en ellos. Así que piensa en cómo quieres que se sientan tus lectores de LinkedIn después de leer tu biografía.

Es posible que desee compartir su pasión o entusiasmo o demostrar su dedicación o disciplina.

En el breve espacio de la sección ‘Acerca de’, haga que su biografía se destaque del resto con una historia que muestre su personalidad y los lleve en un viaje con usted que transmita una emoción.

Evita los clichés

El cliché es una sentencia de muerte. Las personas se desconectan cuando escuchan o leen algo tan familiar que pueden terminar la oración por sí mismos. Cada industria tiene su propio conjunto de clichés. Escribe una lista de clichés que sean específicos de tu industria. Mire a través de la sección ‘Acerca de’ las personas en su industria y vea qué palabras o frases se repiten una y otra vez. Tal vez encuentre una avalancha de «Orientado a resultados»; o “Apasionado por la atención médica”. Lo que sea que encuentre, tómese el tiempo para escribirlo para que sepa evitarlo.

Ya sea que esté buscando principalmente expandir su red o su próximo trabajo, debe utilizar palabras clave en LinkedIn. Sin embargo, recurrir a clichés por defecto puede ser contraproducente.

Encuentra un objetivo

¿A quién quieres conocer en LinkedIn? ¿Qué quieres aprender? Si usted es un buscador de empleo, es posible que tenga el objetivo de ser contratado. Pero antes de que alguien lo contrate, hay 10 pasos más pequeños que deben darse. Concéntrese en la próxima acción que desea que haga esta persona con la que se está reuniendo. ¿Quieres que te inviten a una entrevista? ¿Darte una referencia? ¿Seguir con más información? Los jugadores de fútbol saben en qué dirección correr porque saben dónde está la zona de anotación.

Centrarte en lo que quieres de tu introducción te ayudará a darle forma. Sea realista e inmediato.

Una forma de llegar a las personas con las que no tiene una conexión directa es tener buenas preguntas para esa persona. El amigo y CEO de YPO con más años de servicio, Scott Mordell , a menudo dice: «Dondequiera que vaya, debe tener dos preguntas en su bolsillo trasero que esté listo para hacer». Las grandes preguntas hacen que la otra persona se sienta bien y, al hacer preguntas, invitas a la persona con la que te encuentras a compartir sus historias. Para ser un narrador, también debe ser un coleccionista de historias.

Algunos sesgos cognitivos que podrían bloquear su éxito

Artículo anteriorLlega la V edición del Festival Cine por Mujeres Madrid: todos los detalles
Artículo siguienteOcho consejos para facilitar la felicidad laboral, según Adecco