Chris Shipley: Grandes empresas amenazadas por las más pequeñas, eficaces y empáticas

282

¿Cómo tuvieron éxito las empresas que hoy ocupan lugares de referencia en sectores diversos? Mondragón, ITP y Guidwire Group dieron las claves en la mesa moderada por Juan Tomás Hernani, secretario general de innovación.

Josu Ugarte, presidente de Mondragón, con 80.000 empleados y claro referente en Euskadi, explica cuáles fueron las claves de su crecimiento: la ayuda a las pymes en su proceso de internacionalización, la creación de parques industriales para sus propias empresas en el exterior y estudios de mercado avanzados que les dieran la información de valor para caminar sobre seguro.

En una exposición sólida y clara, con generosidad de información y con claves prácticas y concretas a partir de la experiencia propia, Ugarte habló por ejemplo, de que cuando se sale al exterior, hay que evitar enviar a juniors o personas sin experiencia sólo porque hablan el idioma: "Es preciso optar por un senior multicultural, alguien con humildad, empatía y la mente abierta; tener contactos sólidos, contar con relaciones personales y anticipar las necesidades.

"En las grandes empresas tecnológicas se dan grandes éxitos y grandes fracasos con crecimientos veloces que las convierten en estrellas."
Chris Shipley
La directora general de Guidwire Group, Chris Shipley, representa una bolsa que apoya a compañías que necesitan desarrollarse. Habla de oportunidades en el ámbito tecnológico y el mercado de consumo. Hace 15 años vimos que existía un hueco cubriendo la brecha trabajando con emprendedores americanos y europeos. "EEUU ya no está a la cabeza, la tendencia de Silicon Valley se ha trasladado a Europa para que los emprendedores inviertan en innovación con la ayuda de la tecnología. Ahora debemos centrarnos en las soluciones de nuestro clientes, generando nuevos valores a los mercados".

Josu Ugarte cita a Dominique Moïsi, el analista francés especialista en relaciones internacionales y fundador del IFRI, que en su libro La Géopolitique de l’émotion traza en el actual escenario de la globalización, un mapa de las emociones. Dice Ugarte entonces que "Vivimos con la emoción de miedo, pensando que nuestros hijos vivirán peor que nosotros, mientras Asia tiene la emoción de la perspectiva. China es el modelo que lidera y cambia el perfil industrial del mundo.La oportunidad es el incremento de la clase media en los países emergentes: 80 millones de personas que aumentarán su poder de consumo. Otra gran oportunidad son los proyectos de infraestructuras en el hemisferio sur".

¿Qué hay que hacer?
Ugarte se refiere a los costes en países emergentes "Pueden ser 20 veces menor y la tecnología es buena pues han invertido en ello y tienen talento: China genera 5000 ingenieros al año, tienen patentes y mucho menor absentismo por enfermedad. Sus cuentas de resultados son de 3 a 4 veces mejores con las nuestras. No somos competitivos y  nuestro mercado no va a crecer. No pensemos que alemanes y franceses tirarán de nuestros productos porque nos equivocamos. La respuesta es la internacionalización".

El presidente de Mondragón culminó diciendo que hay que darle capacidades competitivas a las pymes, recursos, parques industriales, financiación, y estudios de mercados avanzados. "Debemos saber con quién competimos pues son verdaderos monstruos., aprende diplomacia corporativa, a negociar con administraciones y países, gestión de la innovación y prospectiva de costes para decirles a las pymes a qué país ir: ¿es mejor ir en joint venture o solos? ¿empezar de cero o comprar?…Y que sepan que la crisis se soporta mejor con inversiones en Asia y Latinoamérica.

"Debemos saber con quién competimos pues son verdaderos monstruos. Aprende diplomacia corporativa, a negociar con administraciones y países, gestión de la innovación y prospectiva de costes para decirles a las pymes a qué país ir."
Josu Ugarte
Ricardo Martí Fluxà, presidente de ITP, es de los 50 mayores inversores europeos por tecnología e inversión aunque no ha repartido en 15 años dividendos.Con respecto a qué hay que hacer, Fluxá aporta que "Suelo decir que trabajamos para los nietos, lo que no hace muy popular. Es clave la unión entre la Universidad y Empresa que en España no se produce y es fundamental que haya permanencia en las políticas de las administraciones en el ámbito de la innovación. Tendremos que ser excelentes si queremos mantener la independencia y no convertir la empresa en un ideograma chino, ser más competitivos y seguir creciendo sin perder la carrera de la industrialización y en I+D" . Y concluye diciendo que la mejor forma de capitalizar desde el gobierno es apostar por la innovación.

Chris Shipley, da en la clave cuando dice que las empresas pequeñas pueden hoy enfrentar a las grandes y que hay que tomar nuevos caminos y asumir riesgos. "EEUU asume riesgos y aquí eso está empezando a cambiar. No se trata de crear compañías tecnológicas con el objetivo de venderlas, sino mirando al mercado. Cada empresa, no importa su tamaño si abraza el sentido del entrepreneur: escuchar al mercado y hacerlo rápidamente".

Shipley afirma que el miedo de cometer un error detiene demasiado a las grandes empresas que deben estar dispuestas a fracasar sin verguenza, y no jugar demasiado a lo seguro. Las grandes empresas sufrirán amenazas de las pequeñas empresas que pueden influir en el mercado con nuevas herramientas. Emularlas es la clave: eficaces y rápidas, empáticas, buscan el feedback, conocen a la gente, saben lo que necesitan y tienen una velocidad superior.

¿Cómo será el emprendizaje en el futuro y cuáles los sectores de mayor futuro?
Según Shipley, el gran motor es la creación de empresas y la innovación práctica, cambiar actitudes, resolver todo lo que está detrás de los cambios culturales que trae la globalización: aceptar errores y tender puentes entre mercados y emprendizaje. "Pequeñas organizaciones pueden ser socias de las grandes para potenciarse, hay que buscar la forma de ser más emprendedores y comprender el ecosistema que permita poner en práctica la innovación, con valores, con simbiosis que permitan colaboración y procesos innovadores de creación continuos".

Ugarte dice que hay sectores maduros en los que hay oportunidades pero no hay que abandonar tecnologías ni sectores. Ser los mejores en las tecnologías que dominamos, escapando del precio a la baja y del incremento de las materias primas.

Shipley afirma que el miedo de cometer un error detiene demasiado a las grandes empresas que deben estar dispuestas a fracasar sin verguenza, y no jugar demasiado a lo seguro.Fluxá aporta que España ha dejado de tener mano de obra barata por lo que sólo le queda ser el mejor y el más fiable. "Hemos sido avanzados, punteros y referentes en nuevas energías, alternativas, limpias. Debemos abandonar las prácticas de creación de burbujas y sin pesimismos, ni hundiéndonos en la melancolía absoluta. Hemos vivido otras crisis y las hemos superado, esta también la superaremos y la internacionalización es clave. Yo no aprenderé chino, pero mis hijos deberán hacerlo".

Chris Shipley cierra diciendo que son tiempos de liderazgos cortos, que la manera más fácil de generar empleo es crear iniciativas y que las becas de formación son una buena inversión. "En las grandes empresas tecnológicas se dan grandes éxitos y grandes fracasos con crecimientos veloces que las convierten en estrellas. Creo que el reto de un crecimiento sostenible es ser líderes, y para ello hay que explorar las perspectivas económicas y académicas: dónde están los límites, dónde está el abismo y dónde los puentes. Tener conciencia y saber qué tipo de liderazgo asumir y qué emprendizaje consistente tenemos. Crecimiento sostenible y un enfoque que dure en el tiempo sin quemar a quienes lo llevan adelante".

También te pueden interesar…

 

¿Ya has visitado Diversidad y RSE en nuestra ZONA EMPRESAS?

Artículo anteriorCómo vender a través de las nuevas tecnologías
Artículo siguientePublicitan prostitución en autobuses públicos de Valencia