Vacunación frente al cáncer de cérvix: evitar la reinfección

583

Los expertos recomiendan vacunar frente al cáncer de cérvix a mujeres con lesiones producidas por el virus del papiloma humano (VPH) y que además presentan factores de riesgo de desarrollar un cáncer. Esta es una de las principales conclusiones del I Foro de Actualización en Prevención del Cáncer de Cérvix Castilla y León, que acaba de celebrarse en Salamanca.

El virus del papiloma humano (VPH) es la causa necesaria para el desarrollo de un cáncer de cérvix. Desde que se produce una infección por uno de los tipos oncogénicos de este virus, que normalmente se elimina de manera natural, hasta llegar a tener un carcinoma in situ o un cáncer invasor, la mujer puede tener lesiones de diferente grado de malignidad (bajo grado o alto grado) que se pueden tratar y curar. Como señaló el Dr. Eiros Bouza, catedrático de Microbiología de la Facultad de Valladolid y moderador del foro, “Castilla y León es una de las comunidades con mejor cobertura vacunal frente al cáncer de cérvix, pero no hay que bajar la guardia”.

“Entre los 36 y los 45 años repunta el VPH en las mujeres y el papel de los ginecólogos no sólo en el tratamiento, sino también en la prevención de reinfecciones es muy importante”Las mujeres menores de 18 años de esta Comunidad ya han sido vacunadas en un alto porcentaje, pero la carga de la enfermedad en función de las lesiones displásicas y preneoplásicas diagnosticadas, aún es considerable. “Entre los 36 y los 45 años repunta el VPH en las mujeres y el papel de los ginecólogos no sólo en el tratamiento, sino también en la prevención de reinfecciones es muy importante”, señalaba el Dr. Bouza.

En este foro, el Dr. Angel García Iglesias, profesor titular de Medicina y jefe de Sección del Servicio de Ginecología del Hospital Clínico Universitario de Salamanca, presentó datos del perfil etario y del grado de lesión de las mujeres con citologías positivas remitidas a su servicio durante tres años (806 pacientes en 2009; 851 en 2010 y 883 en 2011), así como del seguimiento y de la respuesta al tratamiento de las pacientes con lesiones cervicales. Así mismo, se discutió la importancia de la respuesta inmune para prevenir las lesiones del cuello del útero y los factores que pueden alterarla, así como si la vacunación podría beneficiar a las pacientes con riesgo de presentar lesiones recurrentes que pueden terminar en un cáncer.

En lo que puede considerarse una muestra representativa de todo Castilla y León, las  mujeres con edades comprendidas entre 16 y 25 años presentaron con más frecuencia solo infección por VPH (el 40%), mientras que las lesiones de bajo grado se producían más a menudo en el grupo de 26 a 30 años y las lesiones de alto grado aparecían sobre todo en las mujeres de 36 a 45 años (al 38,90% de las mujeres de esta edad se les diagnosticó y trató una lesión de alto grado precursora de cáncer) y en menor medida en las de 31 a 35 años (30,87%).

Reinfección y vacunación para prevenirla
No obstante, en todos los grupos etarios se identificaron lesiones de bajo grado y de alto grado de diversa consideración. Por ejemplo, se han diagnosticado lesiones de alto grado en chicas de 25 años y carcinomas en mujeres de 28 años. En este sentido, el Dr. García Iglesias abordó un problema que se presenta habitualmente en la práctica clinica: reciben una paciente con lesiones en el cuello del útero, precursoras de cáncer, causadas por el virus del papiloma humano (VPH); la tratan adecuadamente, con tratamientos escisionales como la conización y ocasionalmente con tratamientos destructivos como la histerectomía, según lo requiera, y a los pocos meses vuelve a estar infectada por el VPH.

Los expertos recomendaron la vacunación incluso en pacientes ya infectadas la respuesta inmunológica ayuda a eliminar los VPH que sean de la misma especie e incluso porque sentirse protegida en algunos casos puede reconfortar a nivel psicológico.Según los resultados recogidos en su departamento en los últimos años, existe un número considerable de pacientes que vuelven a reinfectarse. En concreto, se identificaron recurrencias en más del 9% de las mujeres tratadas en su servicio y en el 18,70% de estas mujeres se registraron lesiones vaginales poshisterectomia a los 12 meses del tratamiento.

La experiencia acumulada ha permitido a los expertos conocer la importancia de la respuesta inmune al VPH y los factores que pueden alterarla. Así mismo, han establecido los factores de riesgo que favorecen la reinfección por VPH de algunas mujeres, tales como edad (más de 40 años), tabaquismo, menopausia, tomar anticonceptivos largo tiempo, embarazos y abortos y grado de la citología (displasia que se mantiene durante tiempo). De modo que en los casos de mujeres que ya han sido tratadas de una lesión causada por el VPH y presentan algunos de estos factores predictores, los expertos recomiendan la vacunación para prevenir una reinfección.

La pregunta que suscitó más interés entre los asistentes es si una mujer infectada por el VPH, independientemente de su edad, se puede beneficiar o no de la vacunación. Los estudios dicen que si se vacuna, la infección que presenta no se ve afectada por la vacunación, ni mejora ni empeora y se podrían evitar futuras reinfecciones. Los expertos asistentes al foro recomendaron la vacunación porque en cualquier caso la paciente ya infectada por un tipo de VPH va a tener una respuesta inmunológica que va a ayudar a eliminar los VPH que sean de la misma especie e incluso porque sentirse protegida en algunos casos puede reconfortar a nivel psicológico.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Mujer y Salud/Maternidad en nuestra ZONA VIDA PERSONAL?