Pocas mujeres optan por carreras tecnológicas

121

Uno de los objetivos del sistema educativo en los últimos años es aumentar el porcentaje de personas graduadas en ciencias, matemáticas y tecnología, con el fin de incrementar la investigación y la participación en el desarrollo económico.

Si en el caso de los varones ha habido un incremento de dos puntos en cuatro años, el de las mujeres se ha mantenido igual, es decir, la diferencia entre ambos sexos es muy significativa. Los hombres representan el 16,2 por mil y las mujeres el 7 por mil. A pesar del aumento de mujeres que cada año acceden a la universidad y que finalizan sus estudios en España, muy pocas optan por carreras tecnológicas y aún menos consiguen abrirse paso como "mujeres científicas".

Según datos del INE referidos a la enseñanza universitaria en España en 2009, siguiendo la tendencia de los últimos años, el número de mujeres que hicieron las pruebas de acceso a la universidad aumenta (un 5,6% más que en el 2008), siendo el porcentaje de mujeres que aprueban 1,5 puntos superior al de los hombres.

La diferencia entre hombres y mujeres es consecuencia de los diferentes tipos de bachilleratos que elige el alumnado, donde se sigue la misma pauta y los mismos roles de género que en otras áreas.

Las diferencias más significativas se encuentran en las opciones que eligen las mujeres. En primer lugar se encuentran las Ciencias Sociales, con un 36,2%. A a segunda opción, Ciencias de la Salud, accedieron 20,5 de las alumnas. La diferencia más grande entre sexos a la hora de elegir una carrera se da en la opción Científico-Técnica, con un 11,2% de mujeres y un 36,1% de hombres. En Arte y en Humanidades las mujeres tienen una participación por encima del 70%.

En el Doctorado la tendencia es similar, es decir, se matriculan un 51,8% de mujeres, concentrándose el 60% en Ciencias Experimentales y de la Salud, y sólo el 27,7% están matriculadas en el Área de Ingeniería y Tecnología.

La diferencia entre hombres y mujeres al elegir una opción universitaria, es consecuencia de los diferentes tipos de bachilleratos que elige el alumnado, donde se sigue la misma pauta y los mismos roles de género que en otras áreas.

El bachillerato en la modalidad de Tecnología, que cuenta con un bajo número de alumnado, sólo lo eligen 32 mujeres de cada 100 hombres, tendencia que se invierte en el Bachillerato de Arte, donde las mujeres son una amplia mayoría. La subrepresentación de las mujeres en las carreras técnicas, es todavía más importante en la inserción laboral.

Mujeres en la Ciencia
La situación de las mujeres científicas en España, dista mucho de ser igualitaria con los hombres, y arrastra las mismas dificultades de acceso y promoción a la carrera profesional que en otros ámbitos profesionales no universitarios.

No es comprensible el mantenimiento de esta situación y las barreras con las que se encuentran las mujeres investigadoras y científicas, en un país donde las mujeres universitarias que finalizan su carrera es del 60%, dato que tampoco se corresponde con el bajo número de mujeres catedráticas, que son el 14%, o profesoras y el 22% de profesoras del CSIC.

De nuevo nos encontramos que las mujeres en el acceso y promoción se siguen encontrando con sistemas de evaluación y valoración totalmente masculinos, que excluyen a las mujeres por razón de género.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Formación y Universidad en nuestra ZONA EMPLEO/RECURSOS?

Artículo anteriorRosa María Calaf denuncia falta de rigor e independencia
Artículo siguienteMicropolítica o las claves del cambio