Pilar Manchón: tengo muy presentes los retos a los que las mujeres nos enfrentamos

Candidata Top10 Exterior, vive en Silicon Valley y lidera la estrategia de investigación en Inteligencia Artificial Conversacional en Google AI.

158

Con más de 20 años de experiencia en el mundo de la Inteligencia Artificial, Pilar Manchón se ha convertido en referente indisctido en el campo de los sistemas conversacionales. Nacida en Sevilla, su carrera profesional la ha llevado a la meca de la tecnología, en Silicon Valley.

Tras trabajar cómo investigadora y lingüista computacional, fundó, lideró y vendió finalmente a Intel la empresa de IA Indisys, Asistentes Virtuales Inteligentes. En 2013 se mudó al Silicon Valley y desde entonces ha liderado distintos equipos en Intel, Amazon, Roku y actualmente Google.

En esta entrevista nos habla de sus decisiones, de los obstáculos que debió enfrentar y de qué es lo principal a tener en cuenta cuando tu vida y tu carrera traspasan fronteras.

¿Cómo ha surgido y por qué has tomado la decisión de desarrollar tu carrera y tu vida fuera de España?

Creo que hay fases en la vida en las que uno se debe plantear si quedarse en casa rodeado de amigos y familia, o salir a experimentar otras culturas, aprender a afrontar otros retos y en definitiva convertirse en ciudadano del mundo. La facilidad con la que podemos comunicarnos y viajar hoy, nos permite asumir ese tipo de aventuras sin desconectar de nuestras raíces.

California es mi hogar de adopción y estoy encantada de vivir aquí, pero también de volver a España cada oportunidad que tengo. Es difícil, que no imposible, plantearme mi posición actual en Google, con responsabilidades a nivel global, desde España. La posibilidad de trabajar en remoto lo hace mucho más plausible, pero en mi caso el contacto personal con equipos claves es muy importante.

¿Cuáles han sido los principales obstáculos que has debido sortear como “forastera»?

Cuando me mude a California,  mis circunstancias fueron especiales: firmamos la venta de mi empresa y querían que estuviera en California inmediatamente, en menos de 2 días, por lo que el traslado fue acelerado. En aquel momento mi hijo tenía 6 años y soy madre soltera, por lo que lo más complicado fue hacer un traslado internacional con un niño pequeño en tan solo unos días y sin red de seguridad local. En España siempre podía contar con la familia y los amigos para echar una mano en caso de necesidad. Cuando te mudas sola con un pequeñín, en una fase de transición laboral muy agresiva y teniendo que buscar colegios, médicos, alojamiento, etc, sin apoyos, la vida se hace un poco complicada. Mis principales preocupaciones en aquel momento eran mi hijo y su bienestar, y mi equipo, que iniciaba una etapa nueva en una gran empresa muy competitiva y que se encontraba a 9 horas de diferencia conmigo.

La América corporativa tiene sus idiosincrasias, y el estilo de comunicación español es más directo de lo que se acostumbra aquí. Hay que aprender a comunicarse en un registro muy particular para evitar ofender a nadie o generar malentendidos. – Pilar Manchon

Encontrar casa en Silicon Valley es una aventura. Fue muy difícil y recuerdo vivamente la intensidad de aquellos meses de búsqueda. La vida en California está muy bien, pero es muy distinta a la de España y hay que acostumbrarse.

Otra parte interesante de mi traslado fue la transición entre dirigir una startup en España y formar parte del equipo ejecutivo de una gran multinacional. La América corporativa tiene sus idiosincrasias, y el estilo de comunicación español es más directo de lo que se acostumbra aquí. Hay que aprender a comunicarse en un registro muy particular para evitar ofender a nadie o generar malentendidos.

Junto a Carissa Veliz, hablando de datos, privacidad, algoritmos, e Inteligencia Artificial en el evento Retina Reboot (El País, mayo 2021)
Cuéntanos un día de tu vida y algo de tu vida personal…

Un día habitual de trabajo para mi empieza temprano, normalmente a las 5:30 o 6:00 AM. Tras leer correos electrónicos y noticias, hago un poco de ejercicio, normalmente estiramientos, yoga y ejercicios de fuerza, para empezar el día con un poco de energía. Después suelo empezar con mis reuniones. Desde que empezó la pandemia trabajamos desde casa, así que me compré una cinta corredora para poner bajo mi escritorio, y en lugar de estar sentada todo el día, paso mis reuniones caminando. ¡Acabo andando una media de 16 kilómetros casi todos los días a veces llego a los 22! El que menos se queda en 7-8 kilómetros, que no está mal creo yo.

Como mujer en el mundo empresarial, en el mundo de la investigación y en el mundo de la tecnología, siempre he tenido muy presente los retos a los que las mujeres nos enfrentamos. – Pilar Manchon

Mis reuniones son normalmente sobre proyectos que dirijo, colaboraciones con otros equipos, sesiones de trabajo, etc. Intento consolidar todas las reuniones antes de las 3:00 PM para poder tener una horas en las que trabajar directamente con el ordenador sin interrupciones, lo cual no es habitual. En función de la carga de trabajo, algunas veces termino sobre las 5:00, y otras veces me quedo trabajando hasta la hora de la cena. En casos extremos, también después de la cena. Cuando hay una fecha difícil, no hay más remedio. Por lo general suelo equilibrar bien mi vida laboral y mi vida personal.

¿Cómo definirías la situación de la igualdad de oportunidades en el país en el que te encuentras? ¿Y en tu sector?

Como mujer en el mundo empresarial, en el mundo de la investigación y en el mundo de la tecnología, siempre he tenido muy presente los retos a los que las mujeres nos enfrentamos. No recuerdo una época en la que no estuviera involucrada en temas de liderazgo, de una forma u otra. Creo que a medida que he ido creciendo profesionalmente y desarrollando más confianza para hablar en público, he ido incrementando mi involucración en todo tipo de proyectos: como conferenciante, panelista, mentora, consejera, inversora, etc. es importante contar nuestras historias y compartir experiencias.

Cuando reúnes el valor para contar los momentos difíciles de tu carrera a extraños, dos cosas pasan: la primera es que te das cuenta de que cuanto más cuentas la historia, más perspectiva adquieres sobre los acontecimientos, las circunstancias y tus decisiones; la segunda, es que a medida que miras a los ojos a los que te escuchan (al menos cuando nos veíamos las caras en persona) te das cuenta de qué estás estableciendo una conexión muy profunda con muchos de ellos. Puedes ver en sus ojos, y a veces en sus lágrimas, qué están pasando o han pasado por una situación similar, y eso te hermana con ellos.

Ser fuerte no significa que no sufras, sino que sigues adelante con tus cicatrices y haces de esa experiencia una lección de vida. – Pilar Manchon

Recibiendo el premio Trail Blazer por su contribución continua como mujer en tecnología y líder latina en la ceremonia Latino Leaders Awards (10.11.2019)

Una de las experiencias que más te inspiran a contribuir más al crecimiento de otros, es cuando te llegan mensajes de personas desconocidas a las que has “tocado” en una de tus charlas o sesiones. Y te escriben y te cuentan qué están en una situación tal, pero qué hace 6 meses estuvieron en tu charla y qué no se van a rendir, que si tu saliste adelante, ellos pueden también. Ellos quieren que lo sepas, que tus palabras tienen impacto y tocan a muchos. Y no sé si saben que esas palabras de vuelta están alimentando un círculo virtual que me inspira a compartir más y a animar a otros a que hagan lo mismo. Es una experiencia vital edificante, profunda y que al mismo tiempo te hace sentir humilde y vulnerable. Ser fuerte no significa que no sufras, sino que sigues adelante con tus cicatrices y haces de esa experiencia una lección de vida.

Desafortunadamente, EEUU no está exento de discriminación y es importante prestar mucha atención, tanto a los casos flagrantes, cómo a las pequeñas micro agresiones que mujeres y personas de distintos colectivos sufren de manera regular y constante. Todos tenemos prejuicios y es necesario tomar conciencia de ellos para poder evitarlo cuando tomamos decisiones que afectan a la vida de las personas.

En Google, afortunadamente nos esforzamos por crear espacios seguros y libres de discriminación, aunque claro está, que mientras sigamos siendo humanos, nos quedará espacio de mejora. Lo importante es seguir trabajando para abolir ese tipo de comportamientos y conseguir una sociedad donde la diversidad, la equidad y la inclusión sean la norma.

Creo que España puede y debe crecer con el apoyo de su diáspora y es un orgullo y un placer ser uno más de esos agentes de crecimiento. – Pilar Manchon

 ¿Tienes trato con españolas que desarrollan su carrera en el país donde resides?

Afortunadamente, los españoles sí tendemos a relacionarnos y nos reunimos de vez en cuando también. Actualmente, soy consejera de la Cámara de Comercio Española-California con un grupo muy interesante de españoles de éxito en esta zona, con los que es un gusto trabajar y generar oportunidades para España en Silicon Valley, y a la inversa.

¿Cuál es la conexión con tu país, con tu ciudad?

Vuelvo a España cada vez que tengo oportunidad. Antes de la pandemia, al menos dos veces al año y a veces incluso con más frecuencia. En estos momentos, esperemos que en breve volvamos a poder viajar con más normalidad.

Lo bueno de trabajar en remoto es que, desde mi casa en California, he podido dar muchas más charlas y conferencias en España, Europa y Latinoamérica de lo que hubiera podido en circunstancias normales, lo cual ha sido un placer. Soy una persona de raíces profundas y me encanta volver a mi tierra, compartir con los míos, y hacer nuevos amigos y contactos. Creo que España puede y debe crecer con el apoyo de su diáspora y es un orgullo y un placer ser uno más de esos agentes de crecimiento.

¿Cómo marcha tu plan a futuro y cuáles son tus metas cercanas? ¿Tienes pensado regresar en algún momento?

De momento y al menos hasta que mi hijo se vaya a la universidad, tengo claro que no voy a mudarme a ningún sitio. Después, no tengo planes pero nunca se sabe. La vida tiene una forma muy particular de ofrecerte oportunidades de crecimiento personal y profesional, y todo es posible.

Actualmente estoy trabajando en varios proyectos de impacto en Google Research y estoy muy ilusionada con lo que podemos conseguir. Google es un lugar espectacular para soñar proyectos imposibles y de impacto mundial, y trabajar con personas a las que admiras y de las que aprendes constantemente.

Creo que un poquito de síndrome del impostor es sano para mantener los pies en el suelo, y en mi caso,  estoy rodeada de científicos y profesionales de un calibre excepcional que ponen a prueba mi capacidad todos los días. Este es el tipo de ambiente que te mantiene de puntillas y queriendo aprender más, hacer más, crecer más, contribuir más…

Creo que lo importante es ir hacia donde unA ve oportunidades de crecimiento y desarrollo, más que huir de un contexto poco atractivo. Antes de marchar es importante tener claro qué objetivos quiere unA conseguir y marcarse metas. Pilar Manchon

¿Tienes asignaturas pendientes?

Antes viajaba mucho, y normalmente por trabajo. Ahora quiero volver a viajar más pero más por placer. Me encanta visitar sitios nuevos y hay que disfrutar de la vida porque no todo puede ser trabajo.

Por otra parte también me estoy planteando algunos proyectos personales también, que ya compartiré cuando sea el momento.

¿Algo que quieras decirle a una joven que se plantee su destino fuera de España?

Yo creo que lo importante es ir hacia donde una ve oportunidades de crecimiento y desarrollo, más que huir de un contexto poco atractivo. Antes de marchar es importante tener claro qué objetivos quiere una conseguir y marcarse metas. Vivir, educarse, trabajar en distintos países no solo es una experiencia muy enriquecedora sino que te ayuda a desarrollar capacidades que te serán muy útiles en el futuro.

En cualquier caso, las raíces son también muy importantes e independientemente de donde vaya una, siempre aconsejo llevar consigo lo mejor de lo que se tiene. En este caso, todos somos representantes de nuestra tierra allá donde vamos, por lo que tenemos la responsabilidad de dejar el pabellón bien alto.

¿Además de esto que has mencionado, qué más que consideras valioso o importante a la hora de pensar la vida fuera del propio país?

Yo destacaría la importancia de convertirse en un buen comunicador, especialmente cuando vas a trabajar en idiomas de los que no eres un hablante nativo. Aprender idiomas abre la mente y en mi opinión, te ayuda a crecer como persona y como profesional.

El idioma es una parte fundamental de la cultura y la idiosincrasia de un pueblo se entiende mucho mejor desde la comprensión profunda de sus lenguas. Animaría a todos aquellos que quieran trabajar en el exterior a que se animen, no solo a dominar el inglés como herramienta fundamental de trabajo a nivel internacional, sino a aprender también las lenguas locales de donde trabajen, que en muchos casos son distintas también.

Además del idioma, el estilo comunicativo y la capacidad de articular mensajes de manera concisa directa y adaptada a distintos tipos de interlocutores, es una capacidad que se desarrolla con formación y mucha práctica, y un ingrediente fundamental para el éxito profesional a nivel ejecutivo.

Ping Pong

  • Un libro: «Man’s Search for Meaning», de Viktor Frankl
  • Una película: Blade Runner
  • Una canción: Reach, Gloria Estefan
  • Una comida: Lomo Saltado Peruano
  • Un hobby: Bailar salsa
  • Una app imprescindible: Waze
  • Una mujer contemporánea que admires: Jacinda Arden
  • Un lugar al que volverías: Indonesia

 

 

Más sobre Pilar Manchon

Artículo anteriorMarisa Manzano, nueva Directora General Comercial de PRISA Media
Artículo siguienteElena González-Blanco, Top100 Honoraria, elegida miembro del Consejo de LLYC
Perfil Oficial de Mujeres y Cia