No es fácil ser mujer en Israel

515

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE

Componentes del Women´s Network, una de las más importantes organizaciones feministas, afirman que las mujeres israelíes están sometidas a diferentes formas de acoso y violencia naturalizadas en la sociedad. Fundamentalismo religioso, techo de cristal, acoso en el trabajo, feminización de la pobreza  y discriminación salarial  son obstáculos difíciles de salvar en una sociedad con sólidos pilares patriarcales. Como ejemplos valga decir que incluso hay segregación por sexos en ciertos autobuses de determinadas áreas urbanas y que el divorcio sólo lo puede conceder el hombre.

Los sucesos violentos provocados estos días por la segregación sexual que intentan imponer judíos ultraortodoxos en la localidad de Beit Shemesh y otras zonas del país, han atraído la atención internacional sobre este tema.

Hay grupos de mujeres israelíes que, desde hace años, luchan codo a codo con las palestinas para conseguir una región en paz que además han tenido que adaptarse a un feminismo multicultural.Un informe de la ONU del año 1990 registraba que en ningún país del mundo mujeres y niñas reciben el mismo trato que los varones. Esta es una realidad que no parece haber cambiado mucho en veintidós años. Existe una tendencia a magnificar los abusos y discriminaciones hacia las mujeres en países árabes obviando en muchas ocasiones la que tiene lugar en otros muchos países considerados más "civilizados".

Sociedad Multicultural
La sociedad de Israel lleva años viviendo cambios demográficos importantes y por lo tanto también hay que recordar a las palestinas que viven en suelo israelí, a las gitanas, a las que llegaron de la antigua Unión Soviética (entre las que hay quienes se dedican a la prostitución), a las tailandesas que trabajan en régimen de semi esclavitud en el campo, según informa WAC (Workers Advice Center) o las etíopes. En 2010 más de 5.000 africanas sufrieron violaciones al querer cruzar la frontera de Egipto con Israel, según datos del Hotline for Migrant Workers, y posteriormente cayeron en manos de traficantes de personas.

Activismo Feminista
Hay grupos de mujeres israelíes que, desde hace años, luchan codo a codo con las palestinas para conseguir una región en paz que además han tenido que adaptarse a un feminismo multicultural. Un ejemplo a seguir sería el de Hagar Roublev, fundadora del grupo Mujeres de Negro, que siempre tuvo muy claro que no quería ser el enemigo de nadie convirtiéndose en una líder que bien hubiese podido conseguir por sus méritos el Nobel de la Paz. Ella animó a las mujeres judías y palestinas a salir a la calle a protestar, en silencio y con ropas negras, por la muerte de padres, maridos o hermanos. El primer día fueron ocho pero con los años se han convertido en un referente pacifista. No fue fácil. No había manifestación de mujeres que no tuviese enfrente otra de hombres ultra religiosos que intentasen pararlas a insultos y golpes. Al igual que Hagar, mujeres como Dalit Baum o Robi Damelin siguen luchando por conseguir derechos fundamentales del ser humano.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Igualdad de género en nuestra ZONA SOCIEDAD?  

Artículo anteriorCounseling: Teoría y práctica de la disciplina de las relaciones
Artículo siguienteIP EXPO llega a Madrid