Gloria Lorenzo: “Me preocupa que no haya más mujeres desarrollando tecnologías”

Gloria Lorenzo es una de las mujeres españolas con mejor carrera profesional en grandes empresas tecnológicas.

963
Gloria Lorenzo, premio Hitec

Desde su posición, Gloria Lorenzo trata de fomentar la participación de más mujeres en un espacio tradicionalmente ocupado por hombres. Lorenzo ha desarrollado toda su carrera en grandes empresas tecnológicas. Irlanda EEUU, Italia o España han sido algunos de los países en los que ha operado, hasta convertirse en Senior Director de Language Solutions en Oracle. Es, además, promotora del liderazgo femenino, Vice-Chair de la Delegación Española del Global Summit of Women, co-fundadora de WA4STEAM y miembro del Advisory Board de Emotion Research Lab. Una trayectoria que, entre otras cuestiones, le ha valido para estar incluida en el HITEC 50 2020: los mejores líderes tecnológicos hispanos en América Latina, España y Portugal.

debemos asegurarnos de que las nuevas tecnologías resuelven problemas reales y nos ayudan a progresar

¿Cómo sientes que la principal organización mundial de liderazgo Hitec te incluya como premiada en la edición 2020?

Gloria Lorenzo: Enormemente feliz, porque es un premio que va más allá del reconocimiento a la labor personal. Es una oportunidad de dar visibilidad a las mujeres en tecnología, a líderes en tecnología en España y a Oracle como empresa que apoya este desarrollo de liderazgo.

¿Cómo definirías “líder tecnológico”?

Para mí es aquella persona comprometida con el avance tecnológico y su acceso universal. Se preocupa de generar entornos inclusivos donde convergen distintas disciplinas como la creatividad, usabilidad, ética, diseño, etc., para crear soluciones disruptivas e innovadoras que aporten al desarrollo de nuestra sociedad. Creo que los líderes tecnológicos no son sólo los expertos en una tecnología, si no los que lideran la confluencia de otras disciplinas con una base tecnológica.

¿Cuáles crees que son los méritos por los cuales te han reconocido?

Creo que principalmente por mi pasión por promover el papel de la mujer en la tecnología. Empezando por iniciativas relacionadas con despertar el interés de las niñas en tecnología como Oracle4Girls, el programa Pulsar de la Fundación Everis, o el programa Mujer e Ingeniería de la Real Academia de Ingeniería.  Desde hace un par de años además participo en apoyar Startups lideradas por mujeres en el campo de STEAM. Y desde el punto de vista puramente tecnológico, y en Oracle, mi labor está enfocada en desarrollar soluciones para crear tecnología accesible en más de 40 idiomas, aplicando tecnologías como Neural Machine Translation, Machine Learning, o Software Development Globalization en equipos multidisciplinares y multiculturales.

En el crítico y cambiante panorama mundial de la tecnología y sus retos ¿cuál crees que es el rol de los líderes globales en el sector?

Para mí uno de los principales roles es asegurarnos de que las nuevas tecnologías resuelven problemas reales y nos ayudan a progresar. No toda innovación tecnológica añade valor positivo. En algunos casos de hecho magnifican situaciones desfavorables y es importante tenerlo en cuenta.

la pandemia ha mostrado al mundo la enorme oportunidad que puede traer la tecnología y lo poco preparados que estábamos para ello.

Más allá del reconocimiento, ¿cuál es el compromiso de estos nuevos líderes?

HITEC funciona como una red de apoyo al crecimiento de los líderes hispanos dentro de empresas del sector IT. Además de la oportunidad de participar en distintos programas de mentoring y apoyo a líderes emergentes, es un escaparate del liderazgo hispano.  Junto a Santiago Moral Rubio, el otro premiado español, estamos muy ilusionados por replicar el modelo HITEC y abrir nuevos puentes de colaboración entre empresas tecnológicas en España, Latinoamérica y EE. UU.

El objetivo de HITEC es impulsar el espíritu emprendedor, el talento y las relaciones entre profesionales y empresas dentro del sector de las tecnologías de la información hacia América. Ser un “puente” entre culturas y dinamizador de la presencia hispana en las áreas de Tecnología de todo el mundo.

¿Qué porcentaje de mujeres integran las diferentes ediciones del Hitec y cuál ha sido su evolución en estos años?

Los premios empezaron en el 2016. Los tres primeros años los números eran muy bajos, entre el 10-16%.  El año pasado hicieron un gran esfuerzo por dar la máxima visibilidad a las mujeres y porque hubiera más candidatas femeninas ¡y llegaron a un 48%! Este año somos un 32%, aunque en España hemos sido dos, Santiago Moral-Rubio y yo, por lo que hemos alcanzado total paridad.

¿Cuál debería ser el desafío del sector?

Creo que la situación de la pandemia ha mostrado al mundo la enorme oportunidad que puede traer la tecnología y lo poco preparados que estábamos para ello. Ha puesto al descubierto áreas dónde no habíamos invertido y puede jugar un papel crítico. Desde el acceso a formación de calidad para niños y adultos a través de eLearning, a temas de salud y dispositivos, sistemas de acompañamiento de enfermos o mayores, transporte y logística menos contaminante como vehículos sin conductor o incluso drones, en el área del entretenimiento, las relaciones virtuales,… Hay millones de escenarios. Pero lo más importante en mi opinión, es no perder la vista en temas de ética y regulación, uno de los grandes desafíos.

¿Cuál es el tuyo?

Personalmente me preocupa que no haya más mujeres desarrollando tecnologías y que muchos de los mercados emergentes nazcan sin su aporte. Gran parte de mi tiempo libre lo dedico a WA4STEAM, asociación sin ánimo de lucro de Women Business Angels, de la que soy cofundadora. Nuestro objetivo es invertir en startups fundadas o co-fundadas por mujeres y enfocadas a STEAM, en ingles Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Matemáticas junto con la A de Arte y Arquitectura.

¿A quién admiras dentro y fuera del sector?

Dentro del sector y en España a Regina Llopis con quien he tenido el privilegio de trabajar en la asociación WA4STEAM de la que es presidenta. Y fuera soy una gran fan de Ruth Bader Ginsburg, jueza de la Corte Suprema de Justicia de EE.UU. En ambas admiro su pasión y firmeza por trabajar en las cosas en las que creen y romper moldes en áreas como la Inteligencia Artificial (la primera) y la Justicia (la segunda).

¿Qué consejos darías a las próximas generaciones?

Que hagan lo que más les apasione y que no pierdan de vista la perspectiva tecnológica. La idea no es que todo el mundo se dedique a la tecnología, si no que la tecnología sea el vehículo para resolver y simplificar problemas en todos los campos, mejorando nuestra vida presente y futura. Esa es mi mayor aspiración.