María Luisa Melo, presidenta de Margarita Bly: «Buscamos que la igualdad cale hondo en el sector científico-tecnológico»

Melo reconoce la necesidad de poner en valor el imprescindible trabajo de las periodistas y comunicadoras del sector.

108

El perfil de LinkedIn de María Luisa Melo nos indica que ella es Directora General de Asuntos Públicos, Comunicación y Sostenibilidad de Huawei España. También aclara que es socia de EJE&CON y Vicepresidenta de Multinacionales por Marca España

Pero aquello que hoy nos interesa conversar con ella es su implicación en un proyecto de alto valor para la promoción de la igualdad efectiva en un sector particular: el periodismo y la comunicación en ciencia, tecnología e innovación.

Esta líder, que se autodefine como «trabajadora, comprometida y responsable», ha asumido un nuevo reto. Es la presidenta del thinktank Margarita Bly, un movimiento que busca visibilizar el papel de la mujer en el periodismo y la comunicación en ciencia, tecnología e innovación.

¿Cuál ha sido el origen de Margarita Bly y en qué se diferencia de la gran cantidad de iniciativas para impulsar a las mujeres en ciencia y tecnología?

La brecha de género es una realidad en algunos ámbitos de nuestro país y lo es especialmente en el sector de la comunicación científica, tecnológica y de innovación. Margarita Bly nace ante la necesidad de poner en valor el imprescindible trabajo de las periodistas y comunicadoras del sector y poner sobre la mesa respuestas ante esta disparidad.

El trabajo en remoto ha influido en el incremento de la brecha entre hombres y mujeres. Además de su labor profesional, las trabajadoras han sido las que han asumido la carga de trabajo doméstico y de cuidados tras el cierre de centros educativos.

Llegamos, además, en un momento clave: la sociedad está viviendo una pandemia que ha afectado a todos los ámbitos, pero que ha puesto de relevancia la importancia del sector científico, tecnológico y sanitario.

Este es un momento único para reclamar el sitio que las comunicadoras especializadas en estos ámbitos merecen. Margarita Bly cuenta con el apoyo de profesionales con una larga y experimentada trayectoria en el sector de la comunicación científica, tecnológica y de innovación. La implicación de estos comunicadores es de vital importancia para que el cambio se haga desde dentro.

Margarita Salas fue una bioquímica española, discípula de Severo Ochoa, impulsora de la biología molecular, nacida en 1938.
¿Cuáles son sus objetivos a mediano y largo plazo y cómo piensan cumplirlos?

El objetivo principal de Margarita Bly es promover y reivindicar el papel de la mujer dentro del periodismo y los gabinetes de comunicación científicos, tecnológicos y de innovación, para fomentar una sostenibilidad social y laboral de la mujer en estos ámbitos. Por lo tanto, nuestro propósito a largo plazo es allanar el terreno de juego para que las generaciones futuras puedan ejercer esta profesión en condiciones de igualdad.

Para nosotros, es esencial reconocer el valor de las mujeres periodistas y comunicadoras en la sociedad y así contribuir al acercamiento, visibilización y concienciación de los distintos agentes del sector (desde los estudiantes, trabajadores, compañías, instituciones y medios de comunicación) sobre la importancia de la diversidad de género.

Creo que el grupo de profesionales que tenemos en el think tank, una mezcla excelente de personas que trabajan en medios de comunicación y profesionales de empresas e instituciones, hacen que tengamos un potencial enorme.

¿Cómo definirías la «igualdad efectiva» entre hombres y mujeres en los ámbitos laborales?

La “igualdad efectiva” entre hombres y mujeres es un derecho fundamental, reconocido por múltiples instituciones y países a nivel nacional e internacional.

Para mí, “igualdad efectiva” consiste en que mujeres y hombres tengan las mismas oportunidades. Algo que, desafortunadamente, todavía no ocurre en muchos casos.

Por ejemplo, que siga existiendo discriminación salarial -lo sufre un 66% de las comunicadoras- o que el deseo de ser madre ralentice e, incluso, pueda llegar a reducir las posibilidades de que las mujeres progresen en su carrera, son algunos de los grandes obstáculos para la “igualdad efectiva” en nuestro sector. La alcanzaremos cuando todas estas problemáticas, tan imbricadas en nuestro sistema, desaparezcan.

¿Cuál estimas que es el potencial de la sinergia que han establecido entre empresas e instituciones relacionadas a la ciencia, la tecnología y los medios de comunicación?

Un proyecto siempre se enfrenta a muchos retos al empezar, pero cuando lo haces con un grupo unido, el potencial de éxito es muchísimo mayor.

Justamente, creo que el grupo de profesionales que tenemos en el think tank, una mezcla excelente de personas que trabajan en medios de comunicación y profesionales de empresas e instituciones, hacen que tengamos un potencial enorme.

Cada uno tiene una perspectiva única del sector desde su posición. El think tank se nutrirá de esa experiencia de primera mano para dar a conocer los problemas a los que nos enfrentamos como comunicadoras y las iniciativas que llevaremos a cabo para hacerles frente. Creemos que las sinergias que pueden surgir son muchísimas y, por supuesto, estamos deseando explorarlas. Este think tank demuestra que en la diversidad y en el compromiso está la fuerza.

La presencia de la mujer en la formación de las disciplinas STEM es muy pequeña, si tenemos en cuenta que más de la mitad del alumnado universitario en España (un 55%) es femenino.

¿Quiénes forman parte de la iniciativa?

Detrás de la iniciativa estamos muchos y muchas que buscamos que la igualdad cale hondo en el sector científico-tecnológico, y que pensamos que el ámbito periodístico y de la comunicación debe ser igualitario.

Queremos que todas las voces se escuchen y estén representadas por igual. Contamos con directores y directoras de comunicación de empresas como Telefónica, BBVA, Microsoft, Visa, Salesforce o N26; a periodistas con años de trayectoria en el sector como Elena Arrieta, Alberto Iglesias o Javier López Tazón; y con un equipo creativo alucinante de la mano de la escuela Misstake y su fundadora, Eva Álvarez.

Los impulsores iniciales han sido vosotros, MujeresyCía, que desde 2008 habéis puesto el foco en las mujeres y la construcción de una sociedad plural, y Hotwire Global. Este grupo de personas ha apoyado Margarita Bly desde el principio y sin ellos, esto no hubiera sido posible.

Margarita Bly
Nellie Bly, nacida en 1864, fue una periodista, escritora y empresaria estadounidense. La primera reportera de periodismo de investigación y pionera del periodismo encubierto.
¿Qué acciones e iniciativas tiene programadas Margarita Bly para comenzar a cumplir sus objetivos?

Después de anunciar el nacimiento del think tank, las comisiones de trabajo están definiendo las líneas estratégicas para 2021 y las iniciativas que llevaremos a cabo este año. Pronto anunciaremos nuevos proyectos y acciones.

¿En qué sectores piensas que las acciones y el ideario de Margarita Bly necesitan generar un mayor impacto?

Margarita Bly está centrado en el ámbito de la comunicación científica, tecnológica y de innovación, un campo en el que han predominado voces masculinas, lo que ha provocado que las mujeres tuvieran que esforzarse el doble para ser igual consideradas. Sin embargo, esperamos que nuestra iniciativa pueda inspirar a otros ámbitos de la sociedad que necesitan un cambio.

María Luisa Melo: «Me gustan los retos, disfruto con la reflexión y necesito encontrarle la lógica a los proyectos.»

Compaginar vida profesional y personal, con 3 hijas, no ha sido tarea fácil. he contado con el apoyo de mi familia y siempre tuve claro que ambas facetas no sólo eran viables, sino complementarias y necesarias.

Desde tu punto de vista, ¿cómo crees que ha influido la pandemia de COVID-19 en el desempeño y la visibilidad de las mujeres dedicadas a la ciencia y la tecnología y al periodismo científico y tech?

En este último año, la necesidad de informar cada minuto sobre las novedades de la actualidad sanitaria y la participación de expertos en debates públicos ha puesto de relieve la importancia que los sectores tecnológicos y científicos tienen para el desarrollo del bienestar de la sociedad.

No obstante, los profesionales del periodismo y la comunicación han tenido que vivir esta situación desde sus casas, ya que el teletrabajo se impuso en el inicio de la pandemia y todavía sigue presente en la mayoría de los puestos.

El trabajo en remoto ha influido en el incremento de la brecha entre hombres y mujeres, señalando a estas últimas como las más perjudicadas por los efectos de la pandemia junto a los jóvenes.

El Fondo Monetario Internacional alerta de cómo esta crisis ha presentado un grave riesgo para las trabajadoras, las cuales, además de su labor profesional, han sido las que han asumido la carga de trabajo doméstico y de cuidados tras el cierre de centros educativos.

Aspiro a contribuir para lograr una sociedad más igualitaria y más justa, en la que existan los mismos derechos y oportunidades para mujeres y hombres.

En otro orden de cosas, ¿Piensas que el sistema educativo español actual propicia la formación de mujeres en carreras STEM?

Desafortunadamente, las carreras de ciencias y tecnología siguen estando mayoritariamente representadas por hombres y las mujeres no terminan de identificarlas como una opción viable de futuro profesional o, al menos, no la mayoría.

En las ramas de Ingeniería y Arquitectura, tres de cada cuatro alumnos son hombres y en Informática, el porcentaje de mujeres baja a un 12,9% y la tendencia en los pasados años en cuanto a egresadas ha sido a la baja.

Es claro que la presencia de la mujer en la formación de las disciplinas STEM es muy pequeña, si tenemos en cuenta que más de la mitad del alumnado universitario en España (un 55%) es femenino.

Por el contrario, las mujeres se matriculan más en las Ciencias de la Salud (70,3%), Artes y Humanidades (63,6%) y Ciencias Jurídicas y Sociales (59,8%), según datos del Ministerio de Universidades.

Esta situación nos indica que es importante que fomentemos la curiosidad científica y visibilicemos a referentes femeninos desde la infancia, para que las niñas tengan ejemplos inspiradores en las que verse reflejadas.

Tener un propósito y darle sentido a mi trabajo es fundamental. Margarita Bly es un ejemplo de ello.

Tú has dicho que has llegado al mundo de la tecnología por azar: ¿Nos contarías cómo ha sido y qué obstáculos has debido enfrentar?

Efectivamente, entré en el sector del periodismo tecnológico, por azar, después de trabajar varios años en periodismo, en concreto, en agencias de noticias y radio, abordando información económica y nacional.

Compaginar vida profesional y personal, y en mi caso con 3 hijas, no ha sido tarea fácil, pero he contado con el apoyo de mi familia y siempre tuve claro que ambas facetas no sólo eran viables, sino complementarias y necesarias. Nunca consideré la opción de elegir entre una de ellas, sino de buscar el enriquecimiento mutuo.

Mi experiencia es que, con convicción y esfuerzo, es viable crecer profesionalmente y seguir formándote, algo que considero fundamental y que siempre he practicado.

Artículo anteriorEn 2021, el bienestar olfativo es tendencia
Artículo siguienteIgualdad de género en Europa: los progresos son demasiado lentos
Perfil Oficial de Mujeres y Cia