Igualdad de género en Europa: los progresos son demasiado lentos

La Comisión Europea ha prestado escasa atención al análisis de género de las políticas y programas de la UE, y ha utilizado poco datos e indicadores desglosados por sexo.

17

Muchas veces, con una sencilla definición, puede resumirse un panorama complejo. Así lo ha hecho Eva Lindström, Miembro del Tribunal de Cuentas Europeo, en relación con el último informe realizado sobre integración de la perspectiva de género en la presupuestación de la UE.

Categórica, ha señalado: «Pese a los compromisos contraídos, los progresos en igualdad son demasiado lentos.»

A ello agregó: «La igualdad de género es un valor fundamental de la UE. Ha llegado el momento de que la Comisión actúe y empiece a utilizar la presupuestación con perspectiva de género en el nuevo ciclo presupuestario 2021‑2027 y en el Instrumento Europeo de Recuperación».

Está en juego la igualdad de género en Europa, y sabemos que las repercusiones de la pandemia de COVID-19 varían en función del género, señaló Lindström.

Un informe revelador

El Informe especial 10/2021: «Integración de la perspectiva de género en el presupuesto de la UE: Es el momento de pasar a la acción» fue realizado por la Comisión que integra Eva Lindström, a fin de evaluar si la integración de la perspectiva de género se había aplicado en el presupuesto de la UE para promover la igualdad entre mujeres y hombres a partir de 2014.

El ciclo presupuestario de la UE no ha tendido debidamente en cuenta la igualdad de género.

Tras el análisis, las conclusiones han sido claras:  La Comisión Europea ha prestado escasa atención al análisis de género de las políticas y programas de la UE, y ha utilizado poco datos e indicadores desglosados por sexo.

Por ejemplo, los auditores constataron que, de los 58 programas de gasto del MFP 2014‑2020, solo cuatro contenían referencias explícitas a la promoción de la igualdad de género como uno de sus objetivos, y solo 5 disponían de indicadores relativos al género.

«Está en juego la igualdad de género en Europa, y sabemos que las repercusiones de la pandemia de COVID-19 varían en función del género», señaló Lindström.

Igualdad, esa potencia que debemos aprovechar

En la introducción del Informe, la Comisión ha hecho hincapié en el potencial que hoy se desperdicia:

«La igualdad de género podría conducir a un aumento del PIB per cápita de la UE de entre el 6,1% y 9,6% para 2050, con un impacto potencial en el PIB en determinados Estados miembros de la UE de hasta 12% para 2050

El siguiente gráfico ilustra esta afirmación:

acción
Fuente: EIGE, Beneficios económicos de la igualdad de género en la Unión Europea.

Así, lo que se pretende lograr es muy sencillo: tener en cuenta las necesidades de género en todas las fases y en todos los ámbitos de la elaboración y aplicación de políticas.

De todos modos, vale aclarar que la presupuestación con perspectiva de género no consiste solamente en financiar iniciativas explícitas de igualdad de género.

Resulta importante comprender el impacto de las decisiones presupuestarias y políticas en los objetivos de igualdad de género y utilizar esta información para corregir las desigualdades mediante la introducción de cambios en los gastos e ingresos públicos.

Para acceder al Informe especial10/2021 «Integración de la perspectiva de género en el presupuesto de la UE» en inglés, pincha aquí.

Notas relacionadas: A Sevilla, en octubre, por masculinidades positivas y equidad de género

Artículo anteriorMaría Luisa Melo, presidenta de Margarita Bly: «Buscamos que la igualdad cale hondo en el sector científico-tecnológico»
Artículo siguienteRed WISE reflexiona sobre tendencias y el rol de la mujer en la post pandemia
Perfil Oficial de Mujeres y Cia